CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

69. Entre la trova y la postrova

Charly Salgado

Septiembre de 2005

Palabras

Charly Salgado | Entre la trova y la postrova
Sábado 24 de septiembre de 2005 | Invitados: Eric Méndez, Adrián Berazaín, Iván Leyva, Juan Carlos Otero, Irán Sánchez, Rodolfo Humpierre, David Smith
Obra plástica: Hugo Azcuy

Charly Salgado: la introspección desatada

Existen pocas figuras tan afines como estas: la canción y quien la ejerce. El trovador especialmente –categoría e individuo– pudiera validar tal suposición. Charly Salgado, por ejemplo, puede. Y me refiero a lo siguiente: usar los mismos ojos de observar adentro para hacerlos peligrar entre la gente, disponer la propia idea salvadora ante el juicio colectivo, verter el sentimiento hacia el apetito ajeno, dirigir la íntima palabra desde el derrumbe interno hasta las locaciones exteriores derrumbadas… Los únicos ojos, la idea múltiple, el sentimiento frágil, quizás la última palabra.
Charly asume esa certeza, creo, y la proyecta de un modo más franco y transparente que mis actuales comentarios. Así afirma la ciudad, rodeado por nosotros en la capital que él nos recrea, pendiente de los miedos y la fe, abordando la uno siete cuatro, transportando su energía y su cansancio, alerta a los caminos nuevos o pretéritos, con su carga de rubor y sus humanas influencias, bitlémano, filósofo, narrador o bardo, incluso intérprete de cuantas obsesiones agiten a su época… Hijo de vecino resuelto a perpetuar su Habana en otros hijos de vecino adyacentes.
Nadie garantiza la simpleza en un empeño semejante. Como persuasivas tentaciones aparecen el confort de los hogares, los accesos fáciles o atajos. De otra forma, asoman los obstáculos. Las manos que te aplauden, también pueden acercarte las saetas. Las dudas que te mueven podrían detenerte. La armonía que generas igual pudiera consumirte. Pero aquí están, y es lo valioso, la canción y quien la alumbra. La unidad en riesgo permanente.

Aymara Aymerich

Currículum

Currículum

LETRAS

Caminando esta ciudad

Camino por esta ciudad
todo se me antoja extraño,
las hojas que caen al pasar
lo que cambió con los años.

Camino por esta ciudad
todo se me antoja un sueño,
lo que viví, lo que logré,
lo que perdí, lo que tengo.

Quiero vivir, quiero soñar,
pero el dinero
se ha convertido en antifaz,
en lo primero.

Quiero buscar algún lugar
donde no sienta miedo,
puedo fingir que no estoy mal
pero no quiero.

Voy por esta oscura ciudad
a mil millas del futuro,
yo quise no echarme a llorar,
pero aquí todo es tan duro.

Voy caminando esta ciudad
como una sombra sin dueño,
hoy la señora soledad
me ha tomado por el cuello.

Quiero vivir, quiero soñar…

Voy caminando esta ciudad
voy pensando.
Voy caminando esta ciudad
me voy contaminando.
Voy caminando esta ciudad
lejos del cielo.
Voy caminando esta ciudad
porque la quiero.

Veo esta erótica ciudad
piernas abiertas al mundo,
hace algunos años atrás
era un sueño este diluvio.

Eso en principio no está mal
aunque pasa algo muy feo,
el hombre se vuelve animal
si es esclavo del deseo.

Charly Salgado

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios