CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

71. Frío

Dúo Ariel y Amanda

Noviembre de 2005

Palabras

Dúo Ariel y Amanda | Frío
Sábado 26 de noviembre de 2005
Obra plástica: Orlando y Eduardo García, premios del V Salón de Arte Digital

«Reunir a la Nueva Trova cubana es la mayor aspiración de esta serie de conciertos. A guitarra limpia quiere traer a este patio colonial las distintas voces que conforman esta activa expresión de la cultura musical cubana. Distintas en sus estilos y generaciones, pero unidas en la tradición y el instrumento.» Como delatan las comillas, este texto ya fue publicado: lo escribió Abel Casaus y apareció, sin firma, en el programa del primer concierto realizado por Santiago Feliú en este patio el 14 de noviembre de 1998.
Hoy, siete años y setenta conciertos después, venimos a festejar juntos el inicio de aquel sueño que los trovadores y las trovadoras de todas las generaciones y tendencias, con la ayuda inestimable de amigos, amigas e instituciones fraternas, han hecho realidad, es decir, lo han hecho suyo y nuestro a la vez. Lo dedicamos con muchos minutos de no silencio, como a él le hubiera gustado, a nuestro hermanito Noel Nicola.
Por eso vendrán Ariel Díaz y Amanda Cepero a ofrecernos voces, guitarra y poesía en un concierto que negará su título bajo las yagrumas de este patio. Floreciendo como dúo desde fecha reciente, estos jóvenes artistas reafirman con su talento y su rigor aquella verdad que hemos repetido y constatado a lo largo de estos siete años a guitarra limpia: la nueva trova, viva y sensible, cambiante y creciente, es un territorio imprescindible de la cultura cubana.
Para extender los alcances de esa propuesta, para enfrentar la desidia y la ignorancia de las estructuras y los medios que debieran difundir mejor –como lo merece– esa expresión de nuestra cultura, nació la colección de casetes y discos que hoy presenta sus cinco títulos más recientes; aparecieron, cada año, los cuadernos Memoria para rescatar la maravilla de estos sucesos y dejar constancia y fe (dos palabras clave entre nosotros) de los caminos que transita la trova cubana; se abrieron en diferentes medidas, de acuerdo a las posibilidades ofrecidas por sus gestores, los caminos interminables de la radio, la televisión y la asombrosa y compleja telaraña de Internet; se buscó y felizmente se encontró la complicidad de los cincuenta artistas de la plástica que han acompañado con sus imágenes cada concierto celebrado en este patio.
En este concierto de hoy encuentra continuidad esa vocación de solidaridad y participación, de libertad creadora y asunción imprescindible de riesgos que han definido y alimentado la labor del Centro Pablo desde su fundación nueve años atrás. Por eso agradecemos a los hermanos Roberto Fabelo, Alicia Leal y Juan Moreira, a la Asociación Pablo de la Torriente Brau de España y a la gente querida de Trovacub de México, su apoyo para la impresión de estos nuevos discos que presentamos. Por eso también seguimos tomando por asalto las llamadas autopistas virtuales de la información (que, insistimos, debemos convertir en carreteras de dos sentidos y darles, a su vez, sentido creador y constante, con la presencia de nuestras verdades y propuestas): ahí están los cinco sitios web que difunden los programas, sueños y realizaciones del Centro Pablo, a través de los cuales se transmite en estos momentos, en vivo, el audio de este concierto y queda inaugurada, virtualmente, la exposición de fotos digitales del joven artista Alain Gutiérrez, el mismo que merodea ahora mismo entre nosotros, tratando de atrapar el penúltimo gesto de algún intérprete para enriquecer la creciente memoria audiovisual de la trova en nuestro Centro.
Para destacar y honrar las trayectorias vitales, artísticas y de pensamiento de quienes han hecho suyas las ideas revolucionarias –transformadoras y éticas– de Pablo de la Torrien-te Brau fue creado en 1998 el Premio que lleva su nombre querido: hoy lo recibirán aquí, para honrarlo, una institución y un artista que han contribuido, con su talento y su trabajo, a impulsar los mejores sueños que animan a la nueva trova cubana y al Centro Pablo.
Revisando los catálogos de todos los conciertos que alumbraron nuestro patio para escribir estas líneas urgentes, encontré (además de la cita que inició este texto apresurado), una frase que cierra (que abre) algunas de las celebraciones anteriores de nuestros aniversarios. Vale también ahora, en su presente y en su proyección compartida de futuro: Aquí es-tamos y seguimos.

Víctor Casaus

Currículum

Currículum

LETRAS

Frío

Con las olas viene un sereno
que está congelando el mar,
viene con mano de hierro
camino de la ciudad.

Viene clavando bandera
de hielo en el corazón,
y estoy levantando hoguera
para calentar canción.

Un frío como navaja
que hiere en la vecindad,
tan en silencio trabaja
que nadie lo ve avanzar.

Enfriando la camisa,
las suelas y el pantalón,
entre el calor y la prisa
te compra su religión.

Cuándo parará, cuándo parará,
cuándo parará este invierno,
cuándo parará.

El frío nos va invadiendo,
invisible al buscador,
incoloro para el diestro
y seco para el sudor.

Frío que adentro despierta
lujosa inmovilidad,
cemento para las piernas
y peso para volar.

Lámparas para mover la luz
que nos salvará,
energía, humanidad,
aliento y hambre de seguir
más allá.

Congelando marionetas
con escarcha de cordel
y moraleja: receta
de hielo no deja ver.

Por todas partes la cerca,
no hay camino a dónde ir,
cuando ya nos demos cuenta
será frío el porvenir.

Lámparas para mover la luz
que nos salvará,
energía, humanidad,
aliento y hambre de seguir.

Con las olas,
las olas
viene un sereno.

Ariel Díaz

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios