CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

74. Credenciales

Tony Avila

Febrero de 2006

Palabras

Tony Ávila | Credenciales
Sábado 25 de febrero de 2006 | Invitados: Maikel Quintana, Roger Quintana, Lindiana Murphy y Antonio Santovenia
Obra plástica: Orlando Ramos

Un negro constitucional

Tony Ávila ANDA por los predios de la trova hace diez años derrochando ingenio y gracia. Se nos ha hecho cronista de un tiempo que necesitará de los más acuciosos historiadores para ser cabalmente comprendido por la posteridad.
Tiene un pie en la línea de la nueva canción y otro en la extraordinaria tradición de la música popular. CAMINA con los dos con soltura y agilidad.
PROCEDE de una estirpe de cantores y compositores populares de la ciudad de Cárdenas que tuvo en los mejores años de la Revolución una intensa actividad en escenarios nacionales y extranjeros.
Tony ha hecho su obra creativa sin que esta pueda ser el SOSTÉN principal de su vida y la de su familia. Pero no ha sido víctima de la esquizofrenia mercantilista: DEFIENDE la canción cubana en cualquier escenario.
Su obra CONSTITUYE, por la filiación evidente con géneros de gran arraigo popular, un momento peculiar dentro de la abundante creación trovadoresca más contemporánea.
Tony refiere lo que anda mal con una mezcla de humor y pena, de la que EMANA un indudable compromiso. Precisa aún de una mejor promoción –como tantos otros–, perfeccionar la factura de sus presentaciones y, sobre todo, poder contar con el concurso de otros intérpretes dispuestos a cantar su música. De seguro, el resultado sería fabuloso.
Sin embargo, sus estribillos son conocidos y coreados cada vez por más personas, cada vez más jóvenes. Y sin embargo, SE MUEVE, SE MUEVE…

Fernando Rojas

Currículum

Currículum

LETRAS

AMOR CROMAGNON

Si el mundo fuera una aldea
y la humanidad una tribu
te iba a enamorar
con palos y con piedras.
Y con esa Neanderthal manera
de hacer el amor garrote en mano
yo paleolíticamente te dijera:
uh… uh… uh… uh…
Si el mundo fuera una aldea
y la existencia un segundo
te haría el amor antes
que me extinguiera.
Y cavernícolamente hablando
haremos la primitiva fiesta
con los cromagnones de la aldea,
los que quedan en la tierra.
Y hagamos el amor en una cueva
pintando corazón en la pared
pa´ que la arqueología se resuelva
cuando pasen mil años de Internet.
Vamos conmigo a conquistar el fuego
vamo´ a darle candela al excedente
pa´que no nazca el lucro
y, desde luego,
al cacique no le llamen presidente.
Si el mundo fuera una aldea
con hábitos matriarcales
hablara de montes Athos
a la inversa.
Cualquier montaña fuera el Olimpo,
los dioses comieran carne fresca
y mi pecado fuera ser profeta.
Si el mundo fuera una aldea
y el tiempo una temporada
tal vez el amor quedara en historietas.
Pero si en la infinitud de un beso
se inventa el amor sin darnos cuenta,
si el eslabón perdido apareciera.
Hagamos el amor…
hagamos el amor…
hagamos el amor en una cueva.

Tony Ávila

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios