CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

De donde viene el amor

Pepe Ordás

INVITADOS:
Augusto Blanca
Carlos Tato Ayress
Pancho Amat
José Manuel Ordás
Annie Garcés
Dúo Iris

Mayo de 2016

Palabras

Ya en los años 80 de lo que tenemos que llamar “el pasado siglo”, aunque para los que lo vivimos
está tan presente como nuestra propia sangre, el importantísimo Grupo de Experimentación
Sonora que auspició el ICAIC y que dirigió el maestro Leo Brouwer había cumplido la misión de ser
el decisivo refugio de la naciente Nueva Trova, que allí pudo salvarse de las incomprensiones que
siempre acechan a lo nuevo.
Cuando el Grupo terminó esa misión, lejos de desaparecer, lo que hizo fue expandirse en el trabajo
de sus artistas que empezaron a actuar soltando las riendas de sus individualidades, pero
aprovechando siempre todo lo que lograron juntos.
Sara González, una de las voces del GES y compositora, acogió un grupo que la acompañaría por
varios años: se llamaba Guaicán, y lo dirigía un joven compositor, cantante y guitarrista, al que
tienen hoy ante ustedes para ofrecerles una selección de todo lo que ha hecho desde que encontró
una guitarra y empezó a enamorarla.
Talentoso, servicial, buen amigo, con una modestia que le hace mirar para otro lado cuando le
hablan de la importancia de su trabajo artístico, Pepe está en la primera línea de esa importante
promoción de trovadores que integran Santiago Feliú, Liuba María Hevia, Carlos Varela, Gerardo
Alfonso, Polito Ibáñez y Raúl Torres. Lo caracterizan una sabia fusión de tradición y vanguardia y un
lirismo muy propio, que vuelve siempre emocionante lo que escribe.
Casi imposible es hacer la historia de un artista y apuntar sus valores en unas pocas palabras. Por
eso, lo mejor va a ser el mismo Pepe Ordás. Aquí lo tienen.
Guillermo Rodríguez Rivera

LETRAS

De donde viene el amor
Una mañana en el monte
sembró su horizonte con buena raíz.
Amaneció tan temprano
que ató con sus manos un rayo de sol
y repartió tantas luces
que, amantes, los hombres llegaban a él.
Fue la primera victoria que tuvo la fe.
Guajiro de monte adentro,
de donde viene el amor,
con este soplo de viento ya amaneció.
Guajiro, mano de tierra,
guajiro, buen corazón,
aunque me voy de la sierra
soy labrador.
En la montaña hay un brillo
que viene del trillo, sendero mejor;
camino abajo no hay flores,
mas, llegan olores y ruidos y luz.
El sol me tiende su trampa,
me deja sentado, sin agua y con sed;
alguien me ayuda,
no hay dudas que voy a volver.
Guajiro de monte adentro,
de donde viene el amor,
con este soplo de viento
ya amaneció.
Guajiro, mano de tierra,
guajiro, buen corazón,
aunque me voy de la sierra soy labrador

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios