CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

El canto que no cesa

Teresa Parodi

Noviembre de 2013

Palabras

El canto no puede morir jamás
Cantar en Cuba, la tierra donde los sueños libertarios de Martí, San Martín y Bolívar se hicieron realidad, es un alto honor para cualquier cantor latinoamericano que se precie de sí.

Aquí, donde quedará para siempre el Che de todos los hombres justos, donde se sembró la esperanza luminosa de la vida cargada de futuro, el canto no puede morir jamás.

Por eso vengo a pulsar mi guitarra con empeñoso esmero en nombre de mi pueblo, con el debido respeto a que tamaña tarea compromete.

Con alegría, hermanos cubanos, con ilusión y urgencia mi canción los saluda.

Dedico este Canto que no cesa a Sara González. A su arte inmenso, al recuerdo de nuestra amistad, con admiración y cariño sinceros.

Agradezco a María Santucho y en ella a todo el grupo de trabajo del Centro Pablo, que hizo posible este Canto que no cesa por la hermana República de Cuba.

TERESA PARODI

LETRAS

LA CANCIÓN ES URGENTE
La canción es urgente,
es un río creciendo,
una flecha en el aire,
es amor combatiendo.
Quiero dártela ahora
que es la hora del fuego,
que es la hora del grito
que es la hora del pueblo.
Que nos una amorosa,
que nos pegue en el pecho,
que si vamos cantando
no podrán detenernos.
Que tu voz la levante,
que la suelte en el viento
y que suene a victoria
cuando rompa el silencio.
La canción es simiente,
es de barro y de cielo,
es semilla y espiga,
es futuro y recuerdo.
La canción es urgente,
va y viene compartiendo
con dolor y alegría
el mismísimo sueño.
Quiero dártela ahora
con las ganas que tengo
con el nombre de todos
los que no se rindieron.
TERESA PARODI

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios