CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

En el mismo centro

Grupo Enfusión

Marzo de 2011

Palabras

Enfusión, sonando a futuro

 La primera vez que escuché a Enfusión en vivo, una mezcla de sensaciones me hizo conectar todo el tiempo con la propuesta que estos jóvenes y talentosos músicos lanzaban desde la más auténtica naturalidad. De repente casi toda la música que me gusta desfila entre canciones donde se logra ese equilibrio indescifrable y difícil entre música y texto que tantos dolores de cabeza me ha causado en mi carrera de compositor.

Es una verdadera suerte tener a mano a estos artistas en medio de tanta orfandad de buen gusto que por estos tiempos nos impone la más difundida música cubana. El placer de escuchar canciones que nos dibujan la realidad desde la sinceridad y lejos de la tontería, acompañadas de un virtuosismo sin excesos ensordecedores, es incomparable.

En el resultado del trabajo continuado se deja ver la participación del equipo, que rindió siempre frutos memorables, desde The Beatles al trío Enserie. Me atrevería a asegurar que Enfusión es hoy uno de los grupos más versátiles y completos en lo que a música de cantautores se refiere.

Partiendo de las excelentes canciones compuestas por Mario Miguel García y Noslen García, valga decir que con dos estilos e influencias diferentes que se complementan, logran, guitarras en mano, una armonía sonora que potencia los temas hasta límites increíbles y no los aniquila ruidosamente, como sucede en muchos casos que padecemos cotidianamente. Una percusión que sorprende por su multiplicidad encarnada en un solo ser, Léster Márquez, quien se ha ganado ya un lugar en el mundo trovadoresco colaborando con otros creadores. La fuerza expresiva del bajo, inicialmente pulsado por Efrén García y actualmente en manos de Javier Castañeda, completa esta infusión de talento, virtuosismo e inteligencia.

Hoy beberemos todos de esta bebida refrescante pero consistente, que sabe a John Lennon y a Bob Marley, a Van Van y a Silvio Rodríguez. Desde Santiago de las Vegas hasta Australia, un torrente que necesitamos y agradecemos. Tal vez un día yo mismo haga una canción y note que suena a Enfusión. Sería un verdadero honor, pues es notablemente mejor sonar a futuro que a la trompeta sorda del pasado.

ARIEL DÍAZ

LETRAS

NO ME QUEDA MÁS REMEDIO QUE CANTARLO

Nacido en un octubre, en los ochenta, abundante y otoñado por amor.

Aspirante del camino que me espera, el arado de la vida y su dolor.

Me apellidaron y crecí «García», mi padre se empeñó

[en mi formación.

Y yo más que valor sembré osadía, cosechando algo más

[que un revolcón,

cosechando algo más que un revolcón.

Lo cierto es que jamás lo tuve claro, no tributo para el César

[ni un centavo.

No practiqué el temor por armonía, por eso me tildaron

[de ser raro.

Y quise hacer valer mis argumentos a precio de cantar

[lo que me salva.

Y aunque pueda morir en el intento me sale de la punta

[de mis ganas,

me sale de la punta de mis ganas.

Y a todas las preguntas que me hacen y a todas

[las respuestas que no tengo,

les busco una explicación…

Perdona si esta vez me estoy pasando… no es mi culpa que mi fe

sea mi quebranto.

Perdona me cansé de andar callado… no me queda más remedio,

no me queda más remedio que cantarlo.

Marginado, separado y confundido; me ha dejado el oleaje

[de ultra mar.

Pero siempre que aparecen las canciones me devuelvo más

confiado al caminar. No sé si hablé de más en la porfía pero

no estaré dispuesto al mientras tanto.

Es mejor matar con cierta alevosía a presuntos indolentes

[de mi llanto,

a presuntos indolentes de mi llanto.

Y a todas las preguntas que me hacen y a todas las respuestas

que no tengo, les busco una explicación…

Perdona si esta vez me estoy pasando… no es mi culpa

que mi fe sea mi quebranto.

Perdona me cansé de andar callado… no me queda más remedio,

no me queda más remedio que cantarlo.

MARIO MIGUEL GARCÍA

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios