CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Fulanas Trío

Silvina Cañoni, Cecilia Inés Picaroni, María Victoria González Scotti, Victoria García

Enero de 2014

Palabras

A primera vista

Fulanas con nombres y apellidos que deberían ser conocidos por todos. Fulanas de tal exquisitez que a primera vista y oída dejan encantado al numeroso público que las escuchó en el Teatro Municipal de Río Cuarto en una fría noche de invierno y que, de seguro, encantarán ahora a quienes, en una tarde más cálida de La Habana, vendrán a conocerlas.

Fulanas Trío llegan para mostrar los colores, olores y sabores de la música popular argentina y latinoamericana. Todo revestido de belleza, pues se sabe: lo bello puede provenir de cualquier lado del mundo: solo hay que  descubrirlo y saber interpretarlo.

Mucha percusión, guitarra, charango, piano, armónica y tres voces notables se conjugan para entregar un viaje imaginario por Perú, Chile, Brasil, Venezuela y Argentina, entre otros países. Así, sorprenden con mixturas de música criolla, mestiza y negra.

Saben las Fulanas cómo emocionar, al borde de las lágrimas…

Saben las Fulanas cómo tocarse la vida con temas de percusión que se meten en el cuerpo.

Saben las Fulanas cómo asombrar con versiones diferentes de obras conocidas como «La jardinera» de Violeta Parra.

Las Fulanas vinieron a presentar su flamante segundo disco Azúcar de caña, una obra tan interesante como su disco debut A desenmarañar.

Fulanas Trío logra lo que pocos: a primera vista, a primera escucha, el espectador se enamora de su música.

ANDRÉS NATALÍ

LETRAS

DEJA LA VIDA VOLAR
En tu cuerpo flor de
fuego tienes paloma, un
temblor de primaveras,
palomitay,
un volcán corre en tus venas.
Y mi sangre como brasa
tienes paloma,
en tu cuerpo quiero hundirme,
palomitay,
hasta el fondo de tu sangre.
El sol morirá, morirá
la noche vendrá, vendrá.
Envuélvete en mi cariño,
deja la vida volar, tu boca
junto a mi boca, paloma,
polomitay.
Envuélvete en
mi cariño, deja la vida
volar, tu boca junto a mi
boca, paloma, polomitay.
Ay palomay, ay palomay.
En tu cuerpo flor de fuego tienes paloma,
una llamarada mía, palomitay,
que ha calmado mil heridas.
Ahora volemos libres,
tierna paloma,
no pierdas las esperanzas,
palomitay
la flor crece con el agua.
El sol volverá, volverá
la noche se irá, se irá.
Envuélvete en mi cariño,
deja la vida volar, tu boca
junto a mi boca, paloma,
palomitay.
Envuélvete en
mi cariño, deja la vida
volar, tu boca junto a mi
boca, paloma, palomitay.
Ay palomay, ay palomay.
VÍCTOR JARA

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios