CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

La vida no espera

Aurora Feliú

Músicos acompañantes:
Rodney Howar (guitarra)
Yasmani Novoa (bajo)
Ernesto Chispita Castillo (percusión)
Artistas invitados:
Augusto Blanca
Lázaro García
Vicente Feliú

Marzo de 2017

Palabras

Con una trayectoria de más de 25 años, Aurora Feliú es una artista nacida en
La Habana, Cuba, en una familia de importantes referentes musicales, tanto para la Isla como para el resto de mundo, especialmente el hispanoparlante.

Aurora recorre continentes, irrespeta las fronteras, hace suya la tierra que pisa. Ayer en Ecuador, luego en Argentina, hoy en su Isla adorada. Le canta a la vida, al amor, a las preguntas del alma.

Se ha presentado en más de una treintena de ciudades entre Europa, Latinoamérica y el Caribe, y ha compartido escenarios con Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez, Santiago Feliú, Alejandro Filio, Liuba María Hevia, Cecilia Todd, entre otras importantes y grandes personalidades de la música.

Cuando Aurora canta, el concierto se torna una entrega sencillamente cautivadora que trasciende la distancia entre el público y el escenario. La prosa
y los acordes armonizan en sus propias autorías y como intérprete, invita
a redescubrir canciones eternas y a atesorar otras más nuevas. Posee una voz potente y dulce, que junto a una puesta en escena llena de sensibilidad, provoca emociones, aplausos y deseos de que el concierto no termine.
La posibilidad de cantar es el don más hermoso que nos fuera concedido durante la repartición de atributos en el momento de la creación. Pero si además se cuenta con la capacidad para componer nuestra propia obra, entonces la felicidad es suprema. Justamente, la expresión
de plenitud en el rostro de Aurora Feliu como cantautora, refleja el hecho de haber asumido consecuentemente el amor por el entorno social de donde se ha formado la joven interprete del mismo modo que un árbol se reconoce en la semilla que le ha dado vida. No era posible crecer de otro modo en el seno de semejante familia y criado al lado de relevantes colegas como tampoco podía debutar con su nueva profesión en otro escenario que no fuera en esta especie de reservorio natural para trovadores que es el Centro Pablo.

Guille Vilar
Crítico

Besos,
Tío Guille
Como dice el Guille Vilar, no podía ser de otro modo. El Patio de las Yagrumas del Centro Pablo es el escenario natural en el que debieran debutar todos los trovadores y trovadoras de Cuba, y es el elegido para este oficial primer concierto de Aurora de los Andes Feliú (Aurora Feliú, Feliusa de Los Andes, La Feliusa y los otros nombres que decida asumir…) como trovadora.

Su primer concierto como cantante y actriz fue en Bellas Artes (otro lugar emblemático para
la canción cubana) cuando tenía 21 años. Hoy llega con canciones nacidas y acompañadas desde su guitarra, fruto de memorias, experiencias personales y colectivas, unos cuantos países, y regresos, varios regresos, siempre regresos.

Las melodías, agradables y sin rebuscamientos, se mueven con muy variados ritmos, todos felizmente impuros y mezclados entre sí, como corresponde a la buena música no académica. Sus letras –o textos y hasta versos– tienen la poética del buen gusto, también transitada por memorias de canciones del mundo, lecturas variadas, visiones cinematográficas y su misma vida.

Ya no tan en ciernes, la trovadora que hoy llega con lo suyo al Centro Pablo en este marzo
de 2017 viene de frente y está expuesta a lo que venga, sean críticas, tormentas o fortunas. Como la vida misma. Y la vida no espera.

Vicente Feliú
Trovador

LETRAS

Busco una luz
un puente a la ciudad
al mar que despedí
y quiero ir a buscar.

Dame esa paz
yo quiero ser feliz
ya no quiero seguir
en esta oscuridad.

Quiero salir
volando a mi estación
volver a aquel amor
ya no quiero partir
no quiero seguir
vagando.

Temo el horror
de un mundo que sufrir
me amarga el porvenir
me espanta la verdad.

Voy a cerrar
los ojos esta vez
volver a la niñez
mirar todo sin gris.
Vuelvo al lugar
donde brillar mi sol
donde crecer la flor
que nacerá de mí
yo quiero seguir
amando.

Hoy mi canción
regresa a su matriz
se sana del dolor
gravita para ti.

Hoy voy a amar
tan largo y compartir
mi verso con tu voz
mi sueño y tu violín.

Búsquenme ahí
ahí donde me amó
ahí donde volvió
a latir mi estrella al fin
que voy a seguir
soñando,
soñándome.

Aurora Feliú
Quito, madrugada del 10 de enero de 2014.

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios