CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Utopía

Héctor Luis de Posada

Octubre de 2010

Palabras

A salvo el niño, el trovador

A prueba del rocío que se evapora sobre la piedra de la ciudad, transcurre el trovador. Guitarra que viene de todas partes, Héctor Luis de Posada. Así ha permanecido siempre en la trama agónica y dulce de su tiempo, como imán y fragmentos de todos los tiempos.

Crece su voz desde el arduo fluir, en medio de la plaza pequeña, herrumbre, relumbre del pueblo del interior. Con su juglaría trae el escándalo de su suerte común entre los mortales, aglomeración carnal de su sensibilidad que rinde el censo de una palabra viva y consoladora.

De pronto, el niño, el juglar siempre ha estado al alcance de los que necesitan un poco de verdad y hermosura. Tiene la piel gruesa de un país donde hemos convivido todas las generaciones que tiemblan en sus manos.

No recuerdo a la ciudad antes de su canto. No sé una piedra, una distancia o una sola mesura que haya demorado su presencia, que haya impedido el apunte rápido y la figuración pertinaz de sus utopías. Nos queda el universo singular, cómo lo va traspasando: colibrí, carreta y estrella. Abre siempre espacio libre, Posada, cuando no dice ni desdice, cuando solo se dice. No exhibe ni canta de trasmano: se decanta.

A salvo el niño, el trovador que ignora el cuidado propio, no se reserva para después: ni de la mala noche, ni de la eternidad o el eco callado. Estuvo en la fundación con los mayores y trae consigo las transfiguraciones del diario vivir.

FRANCIS SÁNCHEZ

Ciego de Ávila, 10 de febrero de 2010

LETRAS

UTOPÍA

Estoy entre la espada y la pared

al borde de un abismo

sentado con mi viejo corazón

tratando de encontrar la solución

que siempre da lo mismo

La vida se me escapa en la canción

que vuela con el tiempo

y yo perdido en este callejón

gritando luz y comprensión

me quedo sin aliento

Para que la utopía se me meta dentro

y con su artimaña se invente un cuento

hay que volar tan alto como el universo

hay que sembrar labios y recoger besos

Aunque los senderos no sean luminosos

y al encender la antorcha no parezca hermoso,

hay que seguir arando por viejos caminos

y llegar al futuro con la fe que vivo

por eso…

engancha tu carreta a una estrella

para que la utopía se monte en ella

HÉCTOR LUIS DE POSADA

Audio

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios