Cuaderno Memoria diciembre de 1996

Diciembre de 1996

PALABRAS

A partir de las líneas que siguen, comienza a ser realidad la Colección Memoria, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau. Estas breves palabras iniciales quieren anunciar su aparición entre nosotros, pero sobre todo servir de invitación a escritores y periodistas, historiadores y sociólogos, investigadores y especialistas para que pongan sus palabras en estas páginas, que son suyas. Memoria recorrerá los temas que animan el trabajo de nuestro Centro, algunos de los cuales ya se sugieren en estas líneas: Pablo, su generación y su época; la memoria como fuente de riqueza espiritual, histórica, cultural; el género testimonio, como creación literaria de múltiples y fértiles alcances; la Historia Oral, como instrumento útil para ofrecer constancia del paso del ser humano por la vida y para analizar, después, desde diversos ángulos, ese recorrido. Las páginas de Memoria están abiertas, pues, a los interesados en el debate y la reflexión sobre esos asuntos. Esta primera entrega ha sido realizada al calor de varias conmemoraciones importantes: la muerte de Pablo de la Torriente Brau en Majadahonda, el 19 de diciembre de 1936; el sexagésimo aniversario del inicio de la Guerra Civil Española; la recordación merecida a esta figura vibrante de nuestra cultura, de nuestra historia en el Coloquio sobre Raúl Roa. Desde las páginas de Memoria, ratificamos la vocación que ha animado esos eventos: rescatar el perfil formidable de esas figuras a partir del estilo que ellos mismos nos legaron: la palabra abierta, el compromiso franco, el rechazo de los formalismos innecesarios, la capacidad para analizar, con cabeza propia, los problemas de su/ nuestro tiempo. Memoria aparece porque creemos en la memoria viva, capaz de conservar muchas claves de nuestra identidad y contribuir a la reflexión sobre el pasado y sobre lo que nos rodea. Y, desde hoy, Memoria quiere compartir con orgullo aquella frase con la que Pablo de la Torriente Brau explicó a sus amigos, sesenta años atrás, su decisión de marchar como corresponsal a la Guerra Civil Española: … mis ojos se han hecho para ver las cosas extraordinarias. Y mi maquinita para contarlas. Y eso es todo. Es decir: unas pocas palabras para comenzar. Ahí están. Y aquí están las primeras páginas de Memoria, con nuestro saludo y nuestra invitación.

COMENTARIOS

Nuevas propuestas