Cuaderno Memoria diciembre de 2003

Diciembre de 2003

PALABRAS

Este cuaderno Memoria ofrece los textos y las imágenes de los conciertos realizados durante el 2002, cuarto año de A guitarra limpia. Mientras preparamos este cuaderno, estamos ya celebrando el quinto aniversario de este espacio cultural que abrió sus puertas (su patio, sus micrófonos, sus casetes, sus medios) a todas las generaciones y tendencias estéticas de la nueva trova cubana.

De manera que se trata de una celebración paralela, una coincidencia en el tiempo y en la memoria que nos hace felices a la gente del Centro Pablo y nos recuerda la maravilla solidaria de este empeño que ha sido posible gracias al apoyo de las figuras mayores de la nueva trova y a la confianza de esas nuevas voces que se han venido incorporando durante estos cinco años al panorama rico y cambiante de esta expresión que matiza y enriquece el ámbito de la cultura cubana.

Nos acompañan en este Memoria los artistas que ocuparon, por derecho propio, el centro de nuestros conciertos durante el año 2002: Ariel Díaz, Martín Rago, Teresita Fernández, Ihosvany Bernal, Pedro Luis Ferrer, Juan Carlos Pérez, Fernando Delgadillo, Vicente Feliú, Augusto Blanca, Lázaro García, Alejandro Valdés, Erick Sánchez, Leonardo García, Alain Garrido y Diego Gutiérrez. Colocados así, en el orden que ocupan dentro del Memoria, sus nombres muestran esa admirable diversidad, en la que creemos y de la que nos sentimos orgullosos. Desde la maestra de trovadores que es Teresita Fernández hasta voces  óvenes como Ihosvany Bernal; desde artistas radicados en la capital del país hasta trovadores de otras regiones, como los villaclareños que se reunieron en el concierto Por todos los caminos.

En este año, además hemos tenido la alegría de que tres artistas de otros países de nuestro Continente ofrecieran conciertos en nuestro espacio: el argentino Martín Rago y los mexicanos Fernando Delgadillo y Gerardo Peña.

En este año A guitarra limpia se trasladó en varias ocasiones a otro escenario amable y acogedor: la sala teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. Allí sucedieron varios de los conciertos de este cuarto año, continuando ese trabajo conjunto basado en la colaboración y la amistad, que ha sido también la vocación de otros proyectos del Centro Pablo desde su fundación.

Los amigos y las amigas de Las huestes picas de Trovacub.net, de México, han ofrecido su colaboración solidaria para que el Centro Pablo produjera la Antología 2 de A guitarra limpia, que se encuentra en proceso de impresión y que continúa la labor de nuestro sello discográfico que editará, sucesivamente, las antologías de todos los años de A guitarra limpia.

Quizás esta vocación solidaria de la que hablamos haya encontrado su expresión más completa en el Premio Pablo otorgado a nuestro hermano Silvio Rodríguez en diciembre del 2002. Las palabras que acompañaron aquel momento trataron de resumir esa búsqueda de la belleza y de la justicia, ese ejercicio del riesgo necesario y de la poesía imprescindible que nos ha comunicado desde siempre el trovador, para hacernos «un tilín mejores»:

A Silvio Rodríguez: expedicionario del amor, por tus canciones y tus ideas (que compartimos); por tu persistencia y tu coraje en las buenas y en las malas (como debe ser): juntos levantaremos siempre la guitarra.

Para seguir compartiendo los riesgos y las maravillas: aquí estamos y seguimos.

Víctor Casaus

COMENTARIOS

Nuevas propuestas