Cuaderno Memoria noviembre de 2004

Noviembre de 2004

PALABRAS

Este cuaderno Memoria reúne textos e imágenes que documentan brevemente el quinto año de existencia y persistencia del espacio A guitarra limpia. Para bienvenir y celebrar esa cifra casi mágica, el Centro Pablo organizó el concierto Generación X, en el que un grupo de jóvenes trovadores y trovadoras (Samuel Águila, Norge Batista, Fernando Bécquer, Ihosvany Bernal, Diego Cano, Ariel Díaz, Leonardo García, Heidi Igualada, Silvio Alejandro, Inti Santana, el dúo Karma) intercambiaron canciones que incluyeron también las de otros artistas ausentes: Alejandro Bernabeu, Juan Carlos Pérez, Rita del Prado, Erick Sánchez, Lázara Ribadavia, Rolando Berrío, Julio Hernández, Karel García). Ese día, además del homenaje al aniversario de A guitarra limpia, implícito en esas voces (algunas de las cuales encontraron por primera vez espacio para la expresión y la difusión en el Centro Pablo), las paredes del patio de Muralla mostraron imágenes en movimiento que repasaron los principales esfuerzos y hallazgos de estos cinco años. El audiovisual subrayó esa vocación de utilizar las nuevas tecnologías que anima todo nuestro trabajo y dio rostro, sonido y color a este sueño realizado y sostenido que es A guitarra limpia. La necesidad de continuar debatiendo, confrontando, decantando, enriqueciendo la experiencia viva de la nueva trova cubana encontró también espacio en el coloquio que se desarrolló los días 18 y 19 de noviembre del 2003 en la Sala Majadahonda. Este cuaderno incluye una pequeña muestra de aquellas jornadas abiertas a la reflexión en los textos del trovador Noel Nicola, Fidel Díaz, director de El Caimán Barbudo, Pedro Urra, director de la red INFOMED y amigo entrañable de estos espacios; el periodista, escritor y trovadicto Germán Piniella y las realizadoras del programa televisivo Cuerda viva, Caridad Rojas Zayas, Ana María Rabasa y Rosa Pérez López. Dentro de estas fiestas por el aniversario fue incluida también la fotografía, que ha realizado la crónica de esta pequeña historia de búsquedas, encuentros y reafirmaciones que ha sido A guitarra limpia. El joven fotorreportero Alain Gutiérrez, que ha dejado con su cámara digital testimonio fiel y apasionado de esta aventura, preparó la exposición Otra trova, que acompañó, desde las paredes aledañas al patio de Muralla, aquellos días de canciones y amistad. La solidaridad estuvo presente, de diversas maneras, en la fiesta del aniversario y durante todo el quinto año de A guitarra limpia. La gente querida de Trovacub, ese sitio ágil y laborioso de la trova latinoamericana —que ha difundido intensa y generosamente la obra de los trovadores cubanos, particularmente de los más jóvenes—, nos regaló a todos la impresión del CD de la Antología 2, que reúne canciones de los artistas que realizaron sus conciertos en el espacio A guitarra limpia durante el año 2000, dando continuidad a nuestro proyecto discográfico que incluye las selecciones antológicas de todos los años de existencia (y persistencia) de este espacio de la trova cubana. (Mientras se teclean estas líneas, está en camino hacia La Habana la Antología 3 de A guitarra limpia, enviada desde México por la gente querida de Trovacub). El cienfueguero Lázaro García, fundador del Movimiento de la Nueva Trova; Rita del Prado, con sus canciones inspiradas en La Edad de Oro de José Martí; los jóvenes Diego Cano, Inti Santana, Silvio Alejandro y William Vivanco y el mexicano Gerardo Peña pueblan con sus canciones y sus imágenes estás páginas del cuaderno Memoria dedicado al quinto aniversario de A guitarra limpia. Para contribuir a este instante de balance y reflexión, el Centro Pablo publicó el libro Te doy una canción, modesto esfuerzo editorial que reúne textos de canciones compuestas por todos los trovadores y las trovadoras que han protagonizado las decenas de conciertos que animaron en estos cinco años el patio de Muralla 63. También este año obras plásticas de relevantes artistas cubanos acompañaron estas presentaciones de la trova. Siguiendo el orden de su aparición en los conciertos a lo largo del año, encontramos las imágenes cómplices de los niños y las niñas del Proyecto de Arte Digital Infantil (ADI); Rubén Fernández, Vicente Rodríguez Bonachea, Bárbaro Reyes Mena (Pango), Pedro Pablo Oliva, Diana Balboa, Max D.C. y Jaime Prendes. Sara González y Vicente Feliú recibiendo el Premio Pablo en medio de aquella fiesta de la trova cubana que protagonizaron los más jóvenes trovadores para celebrar los cinco primeros años de su espacio son quizás la expresión visual más precisa de aquel comentario que nos regaló el cineasta argentino Fernando Birri al terminar uno de los conciertos de A guitarra limpia: Me ha parecido una tarde muy linda desde todo punto de vista. Es hermoso ver cómo en Cuba se da un fenómeno muy particular en que lo viejo y lo nuevo se juntan y pueden convivir. Para mí fue hasta un poquito nostálgico, evocativo el hecho de volver a escuchar canciones de la trova que lo han acompañado a uno desde hace tantos años (….) es como una pequeña plantita que nace de un viejo raigón y crece gracias a la magia de la música y la poesía; de modo que me siento muy feliz. Así nos sentimos nosotros también hoy repasando en este cuaderno Memoria el camino de estos cinco años de amor y solidaridad, de canción y poesía que han construido, a guitarra limpia, estos artistas queridos. Por eso: aquí estamos y seguimos. Víctor Casaus

COMENTARIOS

Nuevas propuestas


Custom Field Manager Powered By : XYZScripts.com