Antología 1

Rey Guerra
Santiago Feliú
Rita del Prado
Fernando Bécquer
Vicente Feliú
Gerardo Alfonso
Diego Cano
Heidi Igualada
Axel Milanés
Ariel Díaz (Con Heidi Igualada)
Augusto Blanca
Samuel Aguila (Con Glenda Fernández)
Frank Delgado
Ihosvany Bernal
Carlos Varela
Silvio Rodríguez

Octubre de 1999

TEMAS

Elegía segunda
(Silvio Rodríguez)

Mickey y Mallory
(Santiago Feliú)

Hoy
(Axel Milanés)

Me gustas tú
(Fernando Bécker)

Pablo
(Vicente Feliú)

Jalisco Park
(Carlos Varela)

Samba para alguien
(Rita del Prado)

De preguntas y palabras
( Heidi Igualada)

La marina
(Ariel Díaz)

No busco una salida
(Ihosvany Bernal)

La tristeza de la Habana (poema)
(Sergio Gómez)

Cómo andará la Habana
(Samuel Aguila)

El tercer deseo
(Augusto Blanca)

Veterano
(Frank Delagado)

Conciencia
(Diego Cano)

 

 

 

 

 

LETRAS

Mickey y Mallory / Santiago Feliú

Son uno solo electrizando el aire

con un amor y muerte, inseparables

por sus hijos Mickey y Mallory

Superamor que endemoniado y libre

juró con sangre que son invencibles

son los santos, Mickey y Mallory

Con estas mismas botas patearé tu corazón

le cumpliría Mallory al police

se acaban los noventa necesitamos opciones

decía Mickey con los ojos para el cielo duros

llenos de televisión

pactaron en pena su eterna pasión

violencia conciencia a la impaciencia

muerte y amor.

No solo culpa fue la de los padres

el vivo infierno los largó a las calles

luego encarcelados todos fueron presas

de Mickey y Mallory

luego el futuro y no aparece muerte

somos los ángeles y los demonios

-Que perdemos-

dice un fantasma de Mallory a Mickey

el mundo se hace cargo de encerrarte la ira

de regalarte el nuevo disfraz

de acariciarte siempre suavemente la herida

dejarte suspendido en el barranco

cuando sabes que es de ida, la vida

Dos lobos salieron juntos a matar

a todos, nadie es inocente, van a morir

Por Mickey y Mallory.

Ni la serpiente, ni la publicidad

ni el celo fiel de fieles corazones

ni el pacho alcalde, ni la sociedad

ni todo el desamor con sus razones

pueden matar este auténtico amor asesino.

No puede destruir nadie jamás el destino

nos quieren enterrar y nos aman

no tienen solución

no tienen héroes definidos

es hora de crecer no existen accidentes

vámonos a correr

el camino al infierno está frente a nosotros

Esta, esta es nuestra iglesia, para vivir

Son uno solo electrizando el aire

con un amor y muerte, inseparables

por sus hijos Mickey y Mallory

Superamor que endemoniado y libre

juró con sangre que son invencibles

son los santos, Mickey y Mallory

Hoy (Axel Milanés)

Hoy me doy unos minutos

a cantar sobre este mundo

mientras siento

que algo empuja hacia

infértiles rincones

mis verdades y mis sueños.

Hoy la fe se me hace poca

si recuerdo a quienes viven

de hacer heridas en el cielo

y a la vez piden a Dios la visa que

los aparte del infierno.

El infierno se construye hoy por dinero

y el pretexto es parecernos más al cielo

y la vida sólo una

se hace corta y se hace dura

sé de gente que declama

padres nuestros en la cama

par ver si el día siguiente

amanece sin morir

Hoy es común hacer el juego a lo banal

para cosechar empeños

aunque el espíritu se quede sin hablar

y el dolor llegue a los huesos

Hay multitudes que el futuro ven incierto

y se alivian desgastándose a momentos

porque hoy está de moda echar al alma

la excreción del universo

Hoy los estados como niños

se entretienen en sus juegos explosivos,

la farándula mundial brinda recetas

para hacer la vida un paraíso

y el mercado me sugiere no hables de eso

que a cualquiera se le revuelven los sesos,

pero yo solo me siento menos mal

si mi juicio no está preso.

El infierno se construye hoy por dinero

y el pretexto es parecernos más al cielo

y la vida sólo una

se hace corta y se hace dura

sé de gente que declama

padres nuestros en la cama

par ver si el día siguiente

amanece sin morir

Menos mal que quedan locos de esperanzas

quedan manos que de hacer nunca se cansan

menos mal que quedan flores, poetas y cantores,

asesinos de la muerte,

menos mal que queda suerte,

queda tiempo y queda vida

y tengo más me quedas tú.

Me gustas tú (Fernando Bécker)

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

eres la llama que enciende mi alma

me vuelvo chama cuando me abrazas

mi vida surge tranquilamente para ti

Sé que no soy tu príncipe azul

que no juego con tu esplendor

pero por dentro estamos iguales

buscamos otras necesidades

por eso somos sin discusión tal para cual

 

Me gustas tú, te quiero a ti

y se que un día comprenderás

Ay, Ay

que te amo como a la calle, al río y al sueño

como a los árboles y al mar.

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

eres la gente que me hace falta

tírame un beso a ver que me pasa

si estoy contigo aumentan las ganas de vivir

 

Deseo alumbrarte con mi luz,

estremecerte con mi amor

y despertarte cada mañana

con mis caricias desesperadas

y seducirte al anochecer con mi canción.

 

Me gustas tú, te quiero a ti

y sé que un día comprenderás

Ay, Ay

que te amo como a la calle, al río y al sueño

como a los árboles y al mar.

 

Y bailarás con este son

guitarra de felicidad

en cuanto pueda tocarte

y jugar con tu cuerpo

cantaré tu corazón

 

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

Me gustas tú y solamente tú

 

Eres el cierre de mis enojos

tierno suceso de mi existir

cuando te veo mamacita me vuelvo loco

y solo quiero tenerte a ti

 

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

Me gustas tú y solamente tú

 

Te llevo siempre en el pensamiento

te llevo en mi alma en mi corazón

contigo voy hasta el fin del mundo

dulce calmante de mi dolor

 

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

Me gustas tú y solamente tú

 

Y si estás lejos me pongo triste

y si estás cerca estoy tan contento

busco atraparte con mi mirada

la que delata mi hondo sentir.

 

Me gustas tú y solo tú

no quiero nada más que tú

Me gustas tú y solamente tú.

Pablo

(Vicente Feliú)

 

No hay quién pueda con el muerto

el muerto ha puesto la vida

cual una espada encendida

en el medio del desierto

para que se oiga el concierto

de la España reprimida

cantando por sus heridas

violentos sones al muerto

 

Se fue un hombre a combatir

el solo es un regimiento

de bandera, espada y viento

que se muere por vivir

 

El muerto se llama Pablo

y calló donde la muerte

es más honda por ser suerte

de acompañar a otro pueblo

cuando un enemigo enorme,

feroz con su poderío

pretendió tornar los ríos

de la vida contra el hombre.

 

Se fue un hombre a combatir

el solo es un regimiento

de bandera, espada y viento

que se muere por vivir.

 

Para un hombre de estatura

más allá de lo corriente

del que se lleva en la frente

la estrella que lo fulgura

todo le apura y lo siente

todo lo siente y le apura

porque hasta en la sepultura

sus balas son la simiente.

 

Se fue un hombre a combatir

el solo es un regimiento

de bandera, espada y viento

que se muere por vivir.

Quisiera

(Gerardo Alfonso)

 

Nunca falta el tiempo de empezar

nunca el riesgo se corre de más

aunque todo parezca ya sin sentido

ya no sé si volvamos a amar

nunca sé cuando vas a pasar

estoy viviendo en un mundo desconocido.

 

Si no pudiera verte más en el camino

si no quedara solución

quisiera que este canto y este amor

dieran contigo

que caigan las paredes de lo prohibido

que toda tu salud y tu bondad tengan un nido

quisiera.

 

La distancia nos va a separar

La distancia nos va a separar

porque tiene poderes definitivos

y creer que se puede esperar

es besarse a través de un cristal

donde solo se siente silencio y frío

 

si no pudiera verte más en el camino

si no quedara solución

quisiera que este canto y este amor

dieran contigo

que caigan las paredes de lo prohibido

que toda tu salud y tu bondad tengan un nido

quisiera, quisiera, quisiera.

Jalisco Park

(Carlos Varela)

 

Todos los domingos

me iba a la ciudad de los chocolates,

para ir a escalar

la montaña rusa, la estrella polar

los carritos locos, todo un paraíso de metal,

me iba a la laguna para navegar

con los botecitos en el mismo lugar

magos y payasos ganas de volar

como los avioncitos del Jalisco Park.

Todo daba vueltas como el carrusel

y todos mis amigos giraban con él.

 

Allí pasé mi infancia en aquel rincón

y entre los aparatos buscaba una razón

por eso la vida sólo me enseñó

a través del parque lo que nos pasó.

 

A la montaña rusa la quisieron descarrilar

con todas las calumnias de la patria potestad

y luego a mi amiguito el padre se lo llevó

a montar en barquito y nunca regresó.

Todo daba vueltas como el carrusel

y todos sus amigos lloramos por él.

 

Un día jugando, no supe porqué

en el ‘67 mataron al Che

y así giró su historia como el carrusel

y la soñada idea de ser como él

después el pelo largo, la moda y la confusión

llegaban al 70 con el sueño del millón

y así surgió aquel loco

que primero nadie entendió

diciendo cosas raras como en aquella canción

“La era está pariendo un corazón

no puede más se muere de dolor”

 

Ha pasado el tiempo y solo quedan ya

aparatos muertos puestos a girar

y aunque no fui payaso, ni mago, ni aviador

sigo dando vueltas sin pensar quién soy.

 

Y así tengo enemigos que me quieren descarrilar

haciéndome la guerra, porque me puse a cantar

pero pongo la historia por encima de su razón

y sé con qué canciones quiero hacer revolución,

aunque me quede sin voz

aunque no me vengan a escuchar

aunque me dejen solo

como al Jalisco Park.

Samba para alguien

(Rita del Prado)

 

Hay alguien extraviado en el destino

que ya debió llegar desde hace tanto

dele usted mi seña y santo

si le ve por el camino.

Hay alguien detenido en una calle

buscándome la voz en el bullicio

y el misterio le acaricio

para que su verso estalle.

 

La suerte con su eterna timidez

en el hechizo de encontrar

tan indeciso es el azar.

 

Hay alguien escondiéndome

su nombre tras la tarde

dando vueltas sobre mi serenidad.

 

Hay alguien anunciándose en el alba

que inquieta mis senderos todo el día

es también un tierno espía

o el destello que me salva.

 

La suerte con su eterna timidez

en el hechizo de encontrar

tan indeciso es el azar.

 

Hay alguien escondiéndome

su nombre tras la tarde

dando vueltas sobre mi serenidad.

Hay alguien extraviado en el destino

dando vueltas sobre mi serenidad

 

De preguntas y palabras

( Heidi Igualada)

 

Me pregunto de la suerte

para llenarme las manos

de un universo sin muerte

y su andar siempre a mi lado.

 

Me preguntaba los ríos,

la soledad, mis ventanas

y yo temblando de frío

me aparté sin decir nada.

Ay canción eres mi nube blanca,

mi desafío, si bien no sé la palabra

tú eres mi nido

 

Cuando bien quieran saberte

sálvate tú, del espejo

que la verdad anda lejos

y la prisa le levemente

Ay canción tú eres mi nube blanca

mi desafío, si bien no sé la palabra

tú eres mi nido.

Ay canción la tarde se desangra

pues mi delirio

se ha distraído en el alba de tu delirio.

La marina

(Ariel Díaz)

 

En tus ojos se iba el mar

a morir en las orillas

de esa blanca maravilla

de pescadores y sal,

luego se asomaba el sol

con esos rayos tan largos

alumbrando en su letargo

a este viejo caracol

 

En tus ojos de velero

se peleaban las gaviotas

entre las maderas rotas

queriendo llegar primero

a ese muellesito viejo

apoyado en sus pilotes

soportando los azotes

de las olas a lo lejos

 

En las raras del abuelo

marina como ninguna

te vi recoger la espuma

persiguiéndola en su vuelo.

Con tu música llegando

muy cerca de la caseta

las uvas de caleta

se soltaban con tu canto.

Cuando la lluvia del monte

ya se desaparecía

un arcoiris nacía

de tus pies al horizonte

y yo te quiero por eso

marina cuando te miro

se me revienta un suspiro

si encuentro arena en tus besos

 

Cuando la lluvia del monte

ya se desaparecía

un arcoiris nacía

de tus pies al horizonte

y yo te quiero por eso

marina cuando te miro

se me revienta un suspiro

si encuentro arena en tus besos

Ay marina, marina, marina…..

No busco una salida

( Ihosvany Bernal)

 

No preguntes por donde andará mi voz

busco en el silencio tu mirada

y una extraña brisa bate mi reloj

salida de un cuento de hadas.

Quiere decirme cosas

pero no encuentra un lugar

donde sentarse a cantar

o ha despertado sin voz

lejos de un trago de amor

al amanecer,

al amanecer,

al amanecer.

 

Una botella perdida en el mar a su suerte

lleva dentro la esperanza pendiente de muerte,

ves esta canción,

ves esta canción,

ves esta canción,

es mi botella perdida en el mar a su suerte.

Quiere decirme cosas

pero no encuentra un lugar

donde sentarse a cantar

o ha despertado sin voz

lejos de un trago de amor

no preguntes por donde andará mi voz

al amanecer, al amanecer.

 

 

La tristeza de la Habana (poema)

(Sergio Gómez)

 

El día se robo la luna

y Habana llora,

cuando la luz descubre

su bello rostro antiguo y descuidado

desde las rotas avenidas

las columnas se alzan para

reclamar la oscuridad robada

la solemne fila que sostiene la sombra

también guía el paso incierto

de los lentos borrachos

que golosos de sueño se retiran

yo también ando estos parajes

los amores vienen contrario a mis sentidos

preguntándome versos

pero hoy viajo vestido

-de silencio-

hoy he puesto mis ojos en Habana

y en sus bellas muchachas recién pagadas

que vendieron su cuerpo durante mi sueño

Hoy he quemado el pasto de las negras ovejas

y he aspirado las señales de humo

para seguir extraviado por mi Habana que llora

demasiado polvo en los pechos de esta anciana

demasiadas amarras   y mentiras clavadas

y tanto ha sido el tiempo

desde tantas conquistas

que su sangre ya es coagulo callado

una masa de glóbulos sedientos

que cruzamos la calle semilibres

y compramos un pan sobreviviendo

no son del otro mundo mis palabras

lo que escribí es tan cierto

como el viento que se cubre la boca

ante la vela

lo que escribí es la verdad de aquella mañana

y hay quien gasta palabras

sabiendo que mi Habana llora

y que los discursos nunca fueron

pañuelos.

Cómo andará la Habana

(Samuel Aguila)

 

Cómo andarán los amigos

que huellas siguen sus pasos

seguro que sus guitarras cantan

bajo la luna.

seguro que sus guitarras cantan

bajo la luna.

 

Cómo andarán los viejos

esta vez viajé más lejos,

el teléfono se olvidó de mi voz.

Cómo andarán los viejos

sobreviviendo esos truenos,

con la esperanza de siempre a media voz.

 

Cómo andarán los relojes

que el relojero no supo domar,

el tiempo en el horizonte

es como un ave que suele viajar,

el tiempo en el horizonte es como un ave.

Cómo andarán los sueños que dan vida

que ha de pasar si se abre más la herida

cómo andará mi perra, mi vecina,

que noticias les dijo el mundo ayer,

que noticias les dijo el mundo.

 

Cómo andará la Habana,

cómo andará la Habana

con la esperanza de siempre

con la esperanza de siempre a media voz.

 

Lo que venga que no venga como viene

y que venga como tiene que venir

pues viene para que vengan placeres

y si no es así

que el venir dé media vuelta y que se vaya

de mi Habana por donde mismo viene.

 

Versos de Sergio Gómez

 

Hoy he puesto mis ojos en Habana

mientras todas sus esquinas se me clavan

pues no cubro mi boca ante las velas

mientras las grúas duerman las mañanas

las oficinas calientan huevos

el pan se enfríe

Aquí la historia se cortó las venas

y era la vía en pena de los trenes

ahora el futuro viene en bicicleta.

El tercer deseo

(Augusto Blanca)

 

Voy a irte a buscar allí

al pedazo de noche en que

tropezaron de pronto tus ojos, mis ojos

tan llenos de igual soledad

Allí, voy a irte a buscar allí

a tratar de retroceder

transitar por el tiempo

y volverte a encontrar

en el mismo lugar que te vi.

 

Allí, voy a irte a buscar

al instante preciso

en que nuestros rumbos

se unieron en la multitud.

Voy a irte a buscar

al tumulto de pasos,

de rostros, de voces

y luces donde te perdí

voy a volver, regresaré,

ve tú también.

 

Voy a irte a buscar, allí

acampar para siempre en ti

y esta vez no habrá fuerza posible

capaz de evitar este encuentro

que presentí.

Voy a irte a buscar allí

hace un siglo te conocí

y esta vez no te vas a esfumar

la marea te trajo por fin hasta mi país.

 

Voy a irte a buscar

aunque en ello me juegue

mi tercer deseo,

mi última oportunidad

Voy a irte a buscar

a través de las miles de vidas

Que distan de ti desde ayer a las diez

Voy a volver, regresaré

ve tu también, espérame ayer

Allí.

Veterano

(Frank Delgado)

 

Angola era para mí solo un nombre extraño

en la geografía de mis primeros años

hasta que un día de la noche a la mañana

se convirtió en noticia de primera plana

Y sin que mediaran muchas explicaciones

confusos y con la ropa de camuflaje

un día subimos a los aviones.

Y con el amor que en la distancia se agranda

después de cruzar las nubes

aterrizamos en una ciudad llamada Luanda.

 

Angola

mi madre en realidad se quedó sola

buscándome en un mapa rotulado en portugués

por tus ciudades sucias y sonoras.

Angola

mi novia procuró calor humano

mi perro un nuevo dueño

y hasta puede suceder

que algún día me llamen veterano.

 

Me conseguí una foto de Agostinho Neto

y le puse una misanga como amuleto

se me pegó la sosobra del combatiente

cuidándome del mosquito, de las serpientes

De la ¿? ¿? que se esconden entre la dianas

o entre lo pasos inseguros de los blindados

cuando avanzaban en caravana

Un día con alegría nos recibieron

y otro día que esperábamos eso mismo

nos insultaron y maldijeron

Angola

mi madre en realidad se quedó sola

buscándome en un mapa rotulado en portugués

por tus ciudades sucias y sonoras.

Angola

mi novia procuró calor humano

mi perro un nuevo dueño

y hasta puede suceder

que algún día me llamen veterano.

Conozco la cofradía de los valientes

los que en el fragor avanzan siempre hacia el frente

los que esconden sus hazañas tras la modestia

a otros que se apuntaron más de la cuenta

algunos que con la guerra se enriquecieron

y los domingos organizaban safaris

también amigos que no volvieron.

Pero lo que dio mi gente en esa batalla

perdónenme el adjetivo

pero no cabe en la calamina de una medalla.

Angola

mi madre en realidad se quedó sola

buscándome en un mapa rotulado en portugués

por tus ciudades sucias y sonoras.

Angola

mi novia procuró calor humano

mi perro un nuevo dueño

y hasta puede suceder

que algún día me llamen veterano de Angola.

Conciencia

(Diego Cano)

Andando por el cuerpo

para ver como amanece

basta el mismo paisaje

que una vez lo fue también.

Llegaste con mañanas

de quedar sobre la risa

otoños con palabras

que violín de atardecer.

Mas queda la canción

sobre la espalda que no fue

y quedo con la duda de saber

si la mentira es como esta madrugada.

Pero cuéntame la vida

que ahora estoy necesitando

de tu miel para mis manos

la emoción de ver

Pero cuéntame la vida

como me cuentas la muerte

desde arriba todo me parece diferente

 

Pregunto para ver

cómo amanece mi paisaje

andando por el cuerpo

que también lo fue una vez

la risa, la mañana

y el violín con su equipaje

llegaste con otoños

sobre aquel atardecer

y de la madrugada

que quedó con la canción

sobre la espalda que no fue con la mentira

como esta duda que quedó.

 

Pero cuéntame la vida

que ahora estoy necesitando

de tu miel para mis manos

la emoción de ver

Pero cuéntame la vida

como me cuentas la muerte

desde arriba todo me parece diferente

 

 

PALABRAS

En los dos últimos años el patio del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau se ha convertido, felizmente, en un territorio necesario de esa forma de la poesía cantada que llamamos, desde hace más de tres décadas, la nueva trova cubana.

Este espacio cultural ha contado con el apoyo y la presencia de los fundadores: el tema que se escucha antes de comenzar cada concierto es un arreglo de la canción que Silvio compuso a partir de la “Elegía Segunda” de Miguel Hernández, realizado por el maestro Rey Guerra; Augusto Blanca, Vicente Feliú, Sara González cantaron a guitarra limpia para todos nosotros, como también lo hicieron los más importantes miembros de la segunda generación trovadoresca, entre los que se encuentran Gerardo Alfonso, Carlos Varela y Santiago Feliú. Por otra parte este proyecto ha brindado a los más jóvenes un espacio necesario de expresión y de reunión con ese público que busca -y encuentra- en la nueva trova la continuidad un movimiento vivo y cambiante que enriquece los diversos caminos de la cultura cubana.

Además de convertirse en un espacio imprescindible para la nueva trova, A guitarra limpia ha conservado y difundido esos momentos de la memoria de mañana, grabando cada concierto y produciendo, en el propio Centro Pablo, más de quince casetes a lo largo de estos dos años.

Ahora nos alegra y nos anima que junto a los estudios Abdala podamos entregar esta Antología 1 que reúne a los trovadores y las trovadoras que nos acompañaron en el primer año de A guitarra limpia. Este proyecto antológico -en más de un sentido- que continuaremos realizando nos confirma esta certeza que compartimos con la nueva trova cubana: aquí estamos y seguimos.

 

Víctor Casaus

 

 

COMENTARIOS

Nuevas propuestas