CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Antologia 2

Ireno García
Heidi Igualada
Fernando Bécquer
Manuel Argudín
Teresita Fernández
Dúo Postrova
Jorge García
Sara González
Pedro Luis Ferrer

Noviembre de 2003

TEMAS

Tema A guitarra limpia *

Habanera

Yo viene a encontrarte bajo el agua

La canción de Lulú

Más caballero que señor

No puede haber soledad

Yo te econtré

Tema de noviembre

Respuesta a Serrat a propósito de los fantasmas del Roxy

Todo y más

Temo al andar y al no andar

Que no pueda

Tema para el desparpajo y la cochambre (negrona)

El beso de la muerte

Puzzle

Yo no tanto como él

LETRAS

Habanera

No pido más que un día rodando sobre el otro

y una estrellita azul pintando el cielo de la Habana

que una llovizna de abundancia

poco a poco

inunde de alegría las ventanas.

 

No pido más que la bahía que al Caribe acecha

que un ángel sople y fertilice las cosechas,

que siempre llegue un bocado a nuestras mesas,

que llegue la alegría y las riquezas.

 

No pido más que tu me quieras tal y como soy,

como he vivido, como canto,

tal y como voy,

no pido más de lo que pueda para bien tener

el equilibrio en cada amanecer.

 

No pido más que un poco repartido de lo poco

y una canción sin contrahechos ni agujeros,

la magia que del fondo de un sombrero

haga brotar milagros y luceros.

 

No pido más que un día rodando sobre el otro

y una estrellita azul pintando el cielo de la Habana,

que una llovizna de abundancia

poco a poco

inunde de alegría las ventanas.

 

No pido más que tu me quieras tal y como soy,

como he vivido, como canto,

tal y como voy,

no pido más de lo que pueda para bien tener

el equilibrio en cada amanecer.

 

No pido más cuando se quiere de veras,

como te quiero yo a ti,

no pido más,

no pido más.

 

No puede haber soledad

Me has dicho que me quieres

y estoy llorando.

Pudiste gota a gota

traerle la dicha a mi corazón.

Me hiciste en el torrente beber

de tu alma pura,

No quiero que estés triste

si tu alegría la tengo yo.

 

No puede haber soledad para ti

mientras yo exista.

No puede haber una tarde tan triste

que hiera tu alma y te haga llorar.

 

Yo quiero ser para ti una flor

que perfume tu desencanto,

ala del cisne más blanco

que ha hecho volar tu corazón

Es que te debo la risa,

es que te quiero tanto,

pétalo suave de lirio que supo secar

todo mi llanto.

Cómo estás triste si fue tu encanto

quien puso brillo de amor en mi soledad.

PALABRAS

Esta es la segunda antología del espacio A guitarra limpia -abierto por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau a finales de 1998-, que se publica ahora en formato de CD gracias a la colaboración solidaria de la gente querida de Trovacub.net de México.

Entre las yagrumas de nuestro patio de la Habana Vieja estuvieron, el último sábado de cada mes, los trovadores y las trovadoras de varias generaciones, de diversas tendencias estéticas, para cantar y contar sus maravillas, hacer sus preguntas, invitarnos a pensar y a sentir, dos oficios tremendos y admirables que la vida siempre nos está proponiendo.

La mayor alegría para la gente del Centro Pablo ha sido que de este espacio, de su sistematicidad y de su amor, hayan nacido las primeras grabaciones de los más jóvenes y talentosos creadores de esa rama frondosa de la canción cubana que es la nueva trova. Al mismo tiempo agradecemos la presencia generosa de las figuras mayores de la guitarra y de la imagen que apoyaron con sus canciones y sus obras este espacio, aquellos sueños.

A guitarra limpia es ya un espacio imprescindible para la nueva trova cubana y esta Antología 2 es parte de su historia. A ese territorio pertenecen, por igual, la música, la plástica y la poesía.

No es extraño por ello que esta Antología se inicie con las frases anmables de un poeta querido, martiano y cristiano, Cintio Vitier -reciente ganador del Premio Juan Rulfo– cuando compartió con nosotros la magia de este patio y las tiernas canciones de Teresita Fernández: “Ya conocía los magníficos conciertos que aquí se organizan y este ha sido una verdadera alegría para mí. Felicito al Centro Pablo por esta idea de reunir a los trovadores de todas las generaciones en un patio tan hermoso. Y ojalá sigan siendo tan frondosos estos conciertos como los árboles que aquí crecen”.

Así sea, poeta. Así sea, trovadores.

                                                                                                          Víctor Casaus

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

BARCOS de papel_baja resolución1.1.1
El-tiempo-que-nos-tocó-vivir_baja-resol1.1
Elpidio-Valdés_portada1
Hungría 2
mella-portada-y-contra_servando-ok1
La-Habana-de-Pablo_cubierta1
Sharing-dreams1
Que-levante-la-mano-la-guitarra_portada1.1
Verdugos_portada1