CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

CINCUENTA SON, PERO NO DUELEN TANTO

Vicente Feliú

Diciembre de 1998

TEMAS

  1. Tema A guitarra limpia
  2. Pablo
  3. Cincuenta son
  4. Aurora 2
  5. En Madrid
  6. Piropos (con Aurora de los Andes y Aurora Hernández)
  7. La Felicidad
  8. Estherhomenaje
  9. Mujer Bayamesa (con Efraín Rosado-Letra de Sindo Garay)
  10. Créeme (con Aurora de los Andes)
  11. La cólera
  12. Coloquio en Che Mayor
  13. Prórroga de Luciérnaga
  14. Preguntas desde un 8 de marzo
  15. Donde habita el corazón (con Aurora de los Andes)
  16. Sueño del héroe
  17. A los que luchan

LETRAS

CINCUENTA SON

 

Cincuenta son, pero no duelen tanto.

Duele la voz que se quedó en el llanto

y se quebró.

Duele sufrir los sueños que quedaron sin abrir

esperando vivir.

 

Cincuenta son las vidas que he vivido

de cara al Sol, buscando un buen sentido,

una razón.

Cincuenta son las muertes que me habrán                      

de arremeter

si me quieren someter.

 

Cincuenta para bien,

cincuenta para mal,

cincuenta para ti

y para todo.

Cincuenta son mis nombres, mis destinos,

mis nombramientos, mis dudas, mis caminos,

todo lo que he aprendido y cuanto falta

para hacer de mi vida y canto una esperanza.

 

Cincuenta son mis años al sendero

morral al hombro, y a fe mi desespero.

Cinco veces por diez mis mandamientos:

hacer el bien y amar, tranquilo, sin aspavientos.

 

Cincuenta son. Son tantos, y son nada

para creerme asomado a una alborada,

esa que vendrá un día en la memoria

de este estiércol de tiempo hermoso de gloria

y odio, con primavera,

a violar las fronteras

de mi corazón.

 

Vicente Feliú

(Alamar, Zona 1, 23 de diciembre de 1996)

PALABRAS

Llega nuevamente la trova a despertar los buenos duendes de este patio colonial en plena Habana Vieja.  Llega otra vez, A guitarra limpia, un trovador a devolvernos tangible y duradera esa magia para todos los sentires, esa mujer, que es la canción.
Y es Vicente Feliú el que aparece en  concierto para seguir llevando adelante los pasos de este proyecto. Del mayor de los Feliú, y más aún, de su obra, resulta difícil hablar en tan breves líneas. Fundador del Movimiento de la Nueva Trova y uno de sus principales exponentes, Vicente ha logrado poner sus cantares y poemas en muchos buenos sitios de la geografía terrestre y en aquella del alma de sus seguidores. Durante casi ya tres décadas, ha compartido escenarios, alegrías y hasta guerras y sustos junto a sus amigos de generación. Incluso ahora, también ha entregado su experiencia y confianza a los más jóvenes trovadores. De todo esto resulta que hay ya una vida dedicada por entero a mantener, no sólo viva, sino en plena salud, la validez de esta corriente musical que ya se inscribe entre las más importantes para la historia musical de nuestra Isla.
Detengamos entonces por una tarde la prisa, que no la vida, y dejemos alzarse la marea de aquel que con cincuenta estaciones en los pasos todavía puede acompañarnos como bala feroz o tabla en mar violento sin dejarse doler tanto. Venga pues Vicente Feliú, tal de donde es, no ya para que le creamos como pidió alguna vez desde uno de sus versos más altos, sino más bien, canción mediante y A guitarra limpia, para hacernos creer.
Antonio López Sánchez

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

BARCOS de papel_baja resolución1.1.1
El-tiempo-que-nos-tocó-vivir_baja-resol1.1
Elpidio-Valdés_portada1
Hungría 2
mella-portada-y-contra_servando-ok1
La-Habana-de-Pablo_cubierta1
Sharing-dreams1
Que-levante-la-mano-la-guitarra_portada1.1
Verdugos_portada1