CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Como soy

Marta Campos

Enero de 2001

TEMAS

  1. Tema A guitarra limpia
  2. Rumba (poema de Nicolás Guillén)
  3. Sobre un estilo argentino, un canto de amor
  4. Soñé con mi abuela
  5. Mi habanera para ti
  6. Si yo fuera como tú (Carlos Manuel Delgado)
  7. Todo fue un intento
  8. Divertimento para un beso
  9. Ella y yo (Oscar Hernández)
  10. Cuando pasaste tú
  11. Sábanas blancas (Gerardo Alfonso)
  12. Canción de cuna para un niño libre
  13. Leyenda de Changó y Ochún (Pupi Sierra)
  14. Veinte años (María Teresa Vera)
  15. Si ella me faltara alguna vez (Pablo Milanés)
  16. Con amores

LETRAS

SOBRE UN ESTILO ARGENTINO, UN CANTO DE AMOR

 

Para cantarle al amor

yo necesito una rosa

que venga de allá y de aquí

con su perfume de ahora.

 

Cuando la luna se duerme y el mar,

cuando la luna se duerme y el sol, sí.

 

La rosa alza el color,

viene con ella la vida.

Para cantarle al amor

yo necesito de ti.

 

Marta Campos

PALABRAS

Con este concierto de Marta Campos el espacio A guitarra limpia entra en su tercer año de poesía y de canción -quiero decir: de vida. Por este patio han pasado (y han quedado de alguna manera: dejando sus voces en el aire, convocando al amor o a la tristeza, soñando o blasfemando: haciéndonos vivir) muchas de las voces mayores de la nueva trova y seguramente muchas de las futuras voces mayores de esta expresión intensa y cambiante de la cultura cubana.
Es una alegría entonces que este año (por otra parte inicio de siglo y de milenio) empiece aquí, para nosotros, con la sonrisa abierta y la guitarra limpia de Marta Campos.  Ella viene como es (ya lo advirtió en el título del concierto) a entregar sus canciones y las de otros autores, desde los clásicos de principios del siglo pasado hasta los guitarreros y las guitarreras de hoy mismo, con quienes comparte sueños y proyectos y escenarios y más sueños.
Esta mujer que se alegra alegrando, que dentro de un rato iluminará el patio con sus canciones tiernas y afiladas, ha ganado su espacio dentro de la nueva trova cubana.  Nuestro hermano Pablo Milanés, que sabe de estas y de otras cosas, nos lo ha dicho: “Con fina voz y fina guitarra, Marta Campos significa para mí un toque de buen gusto dentro del grupo de la trova femenina de los 80 en nuestro país”.
De este modo se abre entonces el tercer año de este espacio, ahora, cuando una voz cálida y rítmica, mestiza como todos nosotros, acompañe los ecos de una canción, un guaguancó, una guaracha o una rumba recreados a guitarra limpia por Marta Campos.
Mucha atención, mucho cuidado, mucho amor: dentro de unos momentos, en este patio, la canción cubana va a empezar a reír.
Víctor Casaus

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios