CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Hay cosas

Jorge Garcia

Febrero de 2000

TEMAS

1. Tema A guitarra limpia*
2. Nadie es perfecto
3. Guárdame el beso
4. Ella y yo (Oscar Hernández)
5. Ojos malignos (Juan Pichardo)
6. Sublime ilusión (Salvador Adams)
7. Retorna (Sindo Garay)
8. Cambalache (Enrique Santos Discepolo)
9. Hay cosas
10. Te soñé
11. Marta
12. Era un amuleto tan perfecto
13. Que no pueda
14. Los mendigos nuevos
15. Respuesta a Serrat a propósito de los fantasmas del Roxy
16. El original
17. Los Salieris
18. La última palabra

LETRAS

Hay cosas que te cambian
la vida para siempre
una muerte, una guerra,
un vicio, una prisión,
un pellizco en el alma,
un dudoso te quiero,
un tenerte que ir
sin saber del regreso,
el silencio y la miel,
el abuso y el miedo.

Hay cosas que te cambian
la vida para siempre
un atraco mordaz
a la hora del duende,
que te violen la paz,
que te quiten el puente,
que te digan que no
sabiendo que era cierto
y te abran en dos
de una caricia el pecho.

ay cosas que te cambian
la vida para siempre
despertarte y no estar
donde pariste el sueño,
cercar la dignidad
y vaciar los repuestos,
fumarte el corazón
y beberte el aliento,
masticar sin sabor,
variar el condimento.

Hay cosas que te cambian
la vida para siempre
y aunque duela el remedio
hay que seguir viviendo.

Jorge García

PALABRAS

Hoy le toca su concierto A guitarra limpia, a Jorge García: un trovador “de pura cepa”. Como hace muy poco tiempo escribí la nota de presentación a su disco más reciente (Cambios, 1999) y mis opiniones sobre su trabajo no han sufrido variaciones sensibles, prefiero autofusilarme. Y me cito:

Jorge nos va a cantar aquí, “…un grupo de sus canciones con las que parece querer acompañarnos en nuestras reflexiones, recuerdos y verdades. Son verdades sencillas dichas desde canciones también sencillas (ojo, no confundir con simples).
Las canciones de Jorge, en lenguaje extramusical, diríamos que son canciones redondas, lindas (aunque los profesores de estética no acepten este concepto como un valor fundamentalísimo) sin efectismos, ni en los textos, ni en las armonías y melodías.
Hay aquí buena música. Y buena poesía en un lenguaje bastante directo, sin extremos, pero con un discurso sólido, con muchos chispazos de ingenio, que logra, ante todo, lo más ansiado por cuanto artista ha sido: comunicar.”
Escucharemos “…la expresión madura de un trovador, haciendo trova de la buena, sin alardes ni altisonancias: sin mucho adorno. Aquí su guitarra, acompañando la voz, es la dueña y señora de todo lo que suena… No hace falta más. Nada trastorna el tono íntimo y austero, para andar, que Jorge nos advierte desde un principio. Tanto cuando nos pone a recordar, como Serrat, viejas películas, como cuando descarga una buena dosis de ironía sobre ciertas relaciones de pareja, o dice de un amor no realizado recreando viejas tradiciones de la música cubana.”
Jorge es, “…sobre todo, una persona, cantándonos su vida y su manera de asomarse al mundo –crítica pero esperanzadamente– , para compartirlas desprendidamente con todos los que lo escuchemos. ¡Oído atento y mente abierta!”

Noel Nicola

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

BARCOS de papel_baja resolución1.1.1
El-tiempo-que-nos-tocó-vivir_baja-resol1.1
Elpidio-Valdés_portada1
Hungría 2
mella-portada-y-contra_servando-ok1
La-Habana-de-Pablo_cubierta1
Sharing-dreams1
Que-levante-la-mano-la-guitarra_portada1.1
Verdugos_portada1