CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Pieza sin título

Rey Guerra

Noviembre de 1999

TEMAS

1. Presentación (Por Víctor Casaus)
2. Elegía Segunda (Miguel Hernández/Silvio Rodríguez)
3. Perla Marina (Sindo Garay)
4. La rueda de la suerte (Manuel Argudín)
5. Muchacha, no te enamores (Manuel Argudín)
6. Por todo espacio (Silvio Rodríguez)
7. Soy (Manuel Argudín)
8. Homenaje a Risa (Ireno García)
9. Drume negrita (Ernesto Grenet)
10. Andar La Habana (Ireno García)
11. Nana (Manuel Argudín)
12. Sueño no más (Ireno García)
13. Bárbara (Manuel Argudín)
14. Fresa y Chocolate (José María Vitier)
15. Canción para recordar a María (Ireno García)
16. Todavía no estoy mal (Manuel Argudín)
17. Todo (Ireno García)

LETRAS

Letras de la o las canciones que se desee publicar del disco

PALABRAS

Un año después del primer concierto A guitarra limpia en este patio, nos reunimos para recordar y festejar.
En el centro de esta fiesta tenemos a un maestro de la guitarra, rey con corona de talento y de humildad, guerrero de la sensibilidad y de la creación. Sus manos son las que han interpretado, al comenzar cada concierto realizado en este patio, los acordes del tema musical de A guitarra limpia, tomados de la canción que Silvio Rodríguez compuso a partir del extraordinario poema “Elegía segunda” que Miguel Hernández dedicó a Pablo de la Torriente Brau.
Bienvenido el maestro Rey Guerra a este territorio de trovadores y poetas que es el suyo. Hoy escucharemos el arreglo completo de esa canción que él estrenara en este primer aniversario de A guitarra limpia, dentro de su concierto que ha titulado, sabiamente, “Pieza sin título”; alusión y homenaje a una de las primeras obras que escribió el gran compositor e intérprete Leo Brower.
Rey, generoso y amable, invitó a los trovadores Ireno García y Manuel Argudín, para que participaran en este concierto suyo. Mientras, detrás de las guitarras, embelleciendo el aire de este patio, estuvieron los hermosos e inquietantes dibujos de Sandra Pérez Hernández, cuya exposición “Variaciones sin título” ocupó las paredes de la Sala Majadahonda.
Como se ve, no son imprescindibles los títulos para nombrar las cosas hermosas o terribles, diáfanas y necesarias de la vida.
Y aquí está la guitarra limpia del maestro Rey Guerra para confirmarlo.

Víctor Casaus

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

BARCOS de papel_baja resolución1.1.1
El-tiempo-que-nos-tocó-vivir_baja-resol1.1
Elpidio-Valdés_portada1
Hungría 2
mella-portada-y-contra_servando-ok1
La-Habana-de-Pablo_cubierta1
Sharing-dreams1
Que-levante-la-mano-la-guitarra_portada1.1
Verdugos_portada1