Todos para uno
Michel Portela Yaima Orozco Yordán Romero  
Febrero de 2009

TEMAS

1  Tema A guitarra limpia * 2  Todo a mi favor  - Yordán Romero 3  Leve señal - Yordán Romero 4  Abuelo - Yordán Romero 5  Marchitándome - Yaíma Orozco 6  Nueva melodía - Yaíma Orozco 7  La noche - Michel Portela 8  Todo lo que se dice todo - Michel Portela 9    Me salvas - Yordán Romero 10  Atardecer - Michel Portela 11  Quise - Michel Portela 12  Como siento yo - Yaíma Orozco 13  Reclamo - Yaíma Orozco 14  El son de Heliodoro - Yordán Romero 15  Aquí todo tiene sentido - Michel Portela 16  La raspadura - Michel Portela

LETRAS

Quise Quise alejarme y me alejé y me alejé como se aleja al miedo. Quise aventurarme y me marché y me marché como quien conquista el fuego. Luego calles junto al mar, luces de nocturnidad. Calles sin pensar que no todo gira igual. Quise acercarme y me acerqué y me acerqué pero se fueron y quedé para otro juego. Luego calles junto al mar, luces de nocturnidad. Calles y pensar que en realidad nada gira igual. Quise alejarme y te encontré y te encontré. Michel Portela

PALABRAS

Cuando a principio de los años noventa Santa Clara se quedó de pronto sin cultores de renombre de la nueva trova, pocos podían imaginar el desarrollo que alcanzaría posteriormente esta vertiente de la lírica popular en la ciudad. La creación trovadoresca estuvo generalmente ligada a la formación de grupos de cantores, que fueron los que cimentaron la tradición del juglar bohemio con guitarra a cuestas, de bar en bar y de pueblo en pueblo, en una especie de trashumancia que generaría luego todo un anecdotario relacionado con este estilo de vida. Santiago de Cuba, Sancti Spíritus y La Habana serían los núcleos fundamentales de esta tradición. Santa Clara, ciudad abierta y de paso, recibió este influjo y, aunque no se generó aquí un gremio creativo, no estuvo al margen de lo que en cuanto a canción trovadoresca acontecía, y también tuvo sus propios hacedores, convirtiéndose en plaza ideal para la descarga, rasgo que la caracteriza hasta hoy. En la actualidad esta capital de provincia tiene uno de los movimientos más significativos de la nueva canción de autor en Cuba, grupo que se ha formado a partir de la incorporación paulatina de jóvenes creadores, que en diferentes espacios en esta ciudad, como La Trovuntivitis en el Centro Cultural El Mejunje, ha contribuido al enriquecimiento de su vida artística. Quizás en el hecho de su existencia como colectivo radica el principal valor de este movimiento, del cual, en el día de hoy, el Centro Pablo les ofrece en su habitual encuentro A guitarra limpia a tres de sus más recientes exponentes: Yaíma Orozco, Yordán Romero y Michel Portela, unidos por su vocación lírica y el compromiso ético y estético con la tradición trovadoresca cubana. Surgidos en los recintos universitarios, presentan una obra sólidamente constituida, que ya les permite alcanzar espacios de mayor audiencia y relevancia, gracias a la calidad y madurez de sus canciones y al oficio alcanzado sistemáticamente en su bregar. Yaíma Orozco es dueña de una voz de amplio registro, buen dominio técnico y atractivo color. Sus canciones, de excelente factura, algunas de un acentuado aire modal, se mueven desde los géneros tradicionales cubanos como el son, el bolero, el danzón y la guajira, entre otros, hasta los más cercanos al pop internacional. Además, es poseedora de una proyección escénica sencilla, sobria, de auténtica ingenuidad, que la hacen una de las jóvenes intérpretes más atractivas de la trova en la actualidad. Yordán Romero, por su parte, es un trovador de un estilo particular, con una voz que alcanza matices de acendrado lirismo y canciones que resaltan, a pesar de su breve carrera artística, por el acabado formal y el dominio de los recursos expresivos, tanto en los temas vernáculos como en los más líricos, dualidad que lo caracteriza. Michel Portela es de los más seguidos cantautores trovuntiviteros. Está dotado de gran musicalidad, melodismo y fuerza expresiva; tiene, además, una atractiva voz que nos contagia con el aire nervioso y la energía que trasmite en sus presentaciones, reflejo de la vorágine cosmopolita de las intensas noches santaclareñas. En su obra encontramos una marcada inclinación a las corrientes del pop y el rock más actuales. Así este concierto, que propone una especie de «todos para uno y uno para todos», es una muestra de lo que cada uno de ellos ha venido haciendo independientemente de sus diferencias estilísticas. En lo musical, acompañados por un formato sencillo de banda de rock, se resalta el trabajo de voces característico de La Trovuntivitis, legado del Trío Enserie, unas veces a dúo, otras en trío, pero sin abandonar la guitarra nuestra de cada día. Con la divisa de hacernos felices para poder ser felices ellos mismos, vienen estos cantores populares desde un lugar de esta isla a hacernos cómplices de su sensibilidad. Alain Garrido Pérez

COMENTARIOS

Nuevas propuestas


Custom Field Manager Powered By : XYZScripts.com