CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Mirar a Cuba en los 60
2013

Palabras

PALABRAS PARA LUC

Esta es una exposición por la que transitan, libres en el tiempo, la memoria y la amistad. Por eso llegará Luc Chessex a La Habana, para presentarla y para compartir imágenes y conversaciones con gente amiga de los años 60 y con jóvenes fotógrafos de hoy.

Esta aventura que ahora se continúa en los espacios de la Sala Majadahonda del Centro Pablo comenzó a bordo del barco Enrico Dandolo en el que llegó Luc a La Habana (“el lugar donde quería estar”) el 14 de junio de 1961. Cuba era entonces “siempre como un sueño y, a veces, era el delirio” y “nada más desembarcar, sentí una fervorosa fraternidad”.

Semejante sensación de cercanía y pertenencia sentimos los que conocimos a Luc en esos años y le vimos desandar las calles habaneras con su admirada y poderosa cámara Alpa al cuello, viviendo/registrando aquella realidad esplendorosa, contradictoria, tierna y violenta: deslumbrante. Mirar a Cuba en los 60 trae ahora 48 imágenes seleccionadas por Luc para revivir juntos aquellos momentos a través de la pupila y la sensibilidad de este artista que se siente sobre todo “en el mundo del fotógrafo de siempre” y que ha desarrollado su aguda estética visual cercana a creadores como Robert Frank, según ha confesado alguna vez.

“Aquí estuve desde el 61 hasta el 69 sin salir, relacionándome con la vida y la gente de aquellos años en medio de un movimiento cultural y artístico muy fuerte tanto en el cine, como en la gráfica, como en la fotografía. Fueron tiempos muy dinámicos y de búsquedas”, ha recordado hace poco Luc en una entrevista. Su participación activa en aquellos años intensos se produjo a través de exposiciones (Fotomentira, junto a Raúl Martínez y Mario García Joya es quizás el momento más importante en ese terreno); trabajos en  publicaciones (las revistas Cuba Internacional y Revolución y Cultura y la agencia de noticias Prensa Latina) y, sobre todo, su presencia en la dinámica cultural de aquellos años transformadores y locos y en la no menos importante vida cotidiana por la que transitaba aquel cubano atípico, alto, flaco, muy blanco e inquieto que se aventuraba sin miedo, desde los acentos inocultables de su francofonía, en los avatares mágicos e inquietantes del habla de la Isla.

Así le recordamos y así queremos que evoquen al personaje y a la época los participantes en el encuentro que se realizará también en estos días con gentes de aquella década, para registrar la memoria compartida al calor de la amistad y trasladarla posteriormente a un documental sobre la vida y la obra de Luc. Allí esperamos que nos acompañen algunos de sus “jefes” periodísticos (Héctor Villaverde, Reynaldo González), colegas contemporáneos en el oficio (como Ernesto Fernández) y alguno de los discípulos confesos de Luc en  aquellos años (como Enrique de la Uz).

Para seguir contribuyendo al intercambio necesario, el Centro Pablo también ha invitado a jóvenes fotógrafos para que compartan el taller que Luc animará durante su breve pero intensa estancia en La Habana. Felizmente, otras instituciones, como la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana y la Alianza Francesa se han incorporado a esta jornada por la que quieren transitar el disfrute estético y la indagación, la fraternidad y los recuerdos.

Por un lado Mirar a Cuba en los 60 da continuidad al intercambio cultural entre nuestro país y Suiza que el Centro Pablo comenzó a desarrollar hace dos años a través de la Universidad de Lausana, con la sistemática y eficaz gestión de nuestra amiga, la profesora Silvia Mancini.

Por otra parte la exposición, los encuentros, el proyecto de documental a partir de la presenciadel artista nuevamente en La Habana, hará justicia fotográfica y poética a su obra que miró con ojos sagaces y comprometidos los entornos de aquella década prodigiosa y que se extendió después a otros territorios de América Latina y del mundo a donde llegó este testimoniante incansable para dejarnos su visión de la vida y de algunos de sus misterios a través de tanto rostro visto, vivido y registrado para la memoria.

Luc ha dicho durante una visita fugaz a la Isla: “Ahora que estoy frente al Malecón con esta temperatura cálida y recordando esa experiencia de los catorce años que viví, pienso que mientras no estuve (quizás no todos los días, pero a menudo) he pensado en Cuba. Además la mayor parte de mi trabajo fuera de esta Isla se ha hecho en el Tercer Mundo (América Latina, África y Asia). Así que, incluso, viajando por esos otros países también de una forma u otra me acordaba de Cuba”.

Eso haremos también ahora, juntos, mirando sus imágenes de los 60, libres en el tiempo,desde la memoria y la amistad.

Víctor Casaus

Obras

Biografía del Autor

Luc Chessex, fotógrafo independiente, vivió años atrás en América Latina, donde fue un notable reportero itinerante para la Agencia Prensa Latina

Ha realizado numerosos reportajes en Suiza y en el extranjero, muchos de ellos en Africa, a cargo del CICR. Exposiciones individuales o colectivas, libros, filmes, publicaciones en revistas conforman un extenso registro de su actividad fotográfica.

Sus libros y sus exposiciones revelan la mirada crítica que ha dirigido a las realidades contemporáneas.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios