CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

LETRAS AFINES // EL TOUR DE ARÍSTIDES

Por: Laidi Fernandez de Juan

24 de Noviembre de 2020

EL TOUR DE ARÍSTIDES

Por: Laidi Fernández de Juan

Publicado por Ediciones Matanzas en 2019, en la colección Puentes, del autor Arístides Vega Chapú (Un día más allá; Lluvia colorada; Doce plantas bajo el sol; Cascos negros de luz intensa; No hay que llorar, entre otros volúmenes); nos llega su más reciente libro de cuentos, Tour Cuba. No nos llega, rectifico: su autor tuvo la gentileza de regalarme un ejemplar, justo en el homenaje que se le rindió al queridísimo Sigfredo Ariel, tributo al cual, por supuesto, Arístides no podía faltar. Ya en ocasiones anteriores he comentado la aparente simplicidad de la narrativa de Vega Chapú, que se agradece por su falta de pretensión, por su acercamiento a la vida llamada real y verdadera, y por su habilidad para hacernos creer que ha sido fácil narrar los acontecimientos que él nos cuenta. Al hablar de Tour Cuba, sin embargo, aunque se mantienen estas tres características,  debo detenerme en otros aspectos.

A través de ocho cuentos, el autor nos transmite angustias, frustraciones, grisuras de vidas lanzadas por la borda, pero que conservan un elemento común: anhelo trunco de amor. Dicho así, podría parecer que circunscribo la reseña al desamor que padecen absolutamente todos los personajes, pero no sería justo. En realidad, se trata de afectos mal habidos desde que se inician, o que nacieron bien, y se van malogrando a medida que avanza el tiempo, o que, sencillamente se deslían, para dar paso al cinismo en algunos casos, a la más honda tristeza en otros, o al frenesí de la locura.

El primer y el cuarto cuento (Sobre el reflejo de una botella y Manera de observar hacia el otro lado), a pesar de abordar de forma diferente este desamor del cual hablo, tienen en común la incidencia de la historia, de nuestra historia, de la Historia de Cuba, en el descalabro del afecto entre un hombre y una mujer. Sacrificios de índole personal, prioridades mal establecidas, entregas exageradas y, al cabo, traiciones, explican en el primer caso la nulidad de la existencia, y en el otro, la complicidad masculina que logra el milagro de perdonar infidelidades.

Otras tres narraciones que ocupan los lugares cinco, siete y ocho (Tour Cuba, Carne de niño, y Colaboradora), sostienen sus argumentos en el andamio de las carencias económicas. Sin llegar a ser repetitivos (después de todo, nuestras deficiencias materiales rigen la mayoría de los comportamientos, y es ineludible afrontarlas), estos tres ejemplos resultan eficaces maneras de abordar hasta dónde es posible desligarse de las raíces, el límite insondable al cual puede llegarse si las condiciones favorecen distanciamientos geográficos, emocionales, e incluso morales.

El segundo cuento, Oficios compatibles, narra las peripecias de un varón que ejerce la prostitución y termina cumpliendo roles de enfermero acompañante, luego de una tragedia que no voy a adelantar. La condición de prostituto de este individuo no se explica únicamente por el entorno de pobreza que lo rodea, sino por una especie de filosofía de vida, muy particular. Quizás sea esta narración la que alcanza mayor vuelo en Tour Cuba, destacándose sobre el resto. Lejos de detallar las carencias materiales que compulsan al protagonista (aunque es obvio que necesita dinero contante y sonante), Arístides elabora el sustento que proporciona las claves de la labor a la cual se dedica este individuo que nos cuenta en primera persona que Nunca timé a ninguna mujer. Mi oficio no precisaba de algo tan deplorable como las mentiras o los engaños. No prometí lo que no estaba asociado a las estrictas obligaciones de mis funciones. A ninguna hice una declaración de amor. […] La zona más decepcionante de mi trabajo, ser más valorado el disfrute con mi cuerpo, todo lo que debía generar como estrategias para ser competente en un oficio que, a pesar de proporcionar muchas gratificaciones, también estaba expuesto al más abominable de los comportamientos.(p. 31)

Tour Cuba es un libro que se agradece. Que nos permite identificar el contexto de sus peripecias, un volumen donde se cuentan cosas (cuestión que se está haciendo difícil de encontrar, como si una suerte de escapismo generalizado tipificara nuevas narrativas), sin efectismos ni segundas intenciones. Un libro de cuentos que puede considerarse también de crónicas. De hoy. De ahora mismo. Celebro su aparición, y recomiendo su lectura.

Noviembre, 2020  

Prensa

COMENTARIOS

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido