ALICIA, ETERNA EN LA MEMORIA

Por: Centro Pablo

22 de Octubre de 2020

Por Redacción Centro Pablo

En estos días de octubre, de celebraciones de nuestra cultura y cubanía, desde el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau recordamos y agradecemos a nuestras figuras imprescindibles en las distintas manifestaciones artísticas. Como institución insertada en el ámbito cultural y artístico, nos proponemos como objetivo recuperar la memoria, la palabra y la voz de creadores y creadoras  a quienes por su ausencia física ya no se les puede escuchar, de manera directa, pero de los y las cuales aún tenemos mucho que aprender y disfrutar. Queremos recordar, especialmente, a un año de cumplirse su partida física, a Alicia Alonso, nuestra prima ballerina assoluta, artista luminosa y universal.

Tuvimos el honor de celebrar y homenajear a Alicia en diferentes ocasiones, emotivas e importantes para nuestro Centro. El Premio Pablo -galardón otorgado a personalidades e instituciones cubanas y de otros países que se hayan destacado en promover y defender los valores de la identidad cultural y la solidaridad entre los pueblos- le fue entregado a una emocionada Alicia por Ruth de la Torriente Brau, hermana de nuestro héroe y periodista guía, Pablo de la Torriente Brau. Recordamos con afecto esa mañana de julio donde la bailarina, a sus 90 años, lucía radiante junto a sus amistades y colaboradores que asistieron al evento en el Museo de la Danza. Entre ellos se encontraban los premios nacionales de literatura, Roberto Fernández Retamar y Pablo Armando Fernández.

“Para Alicia: Por su capacidad de multiplicar y compartir la belleza. Por su voluntad creadora y su magisterio generoso. Por ser fiesta de Cuba tramando sus divinas aventuras, como la dibujó el poeta en su día. Y por regalar a nuestro pueblo y al mundo el Arte vivo en su ardor. Dado con admiración y amor, a los 9 días de julio de este año 2010” rezaba el diploma recibido junto a la obra en cerámica que el maestro Alfredo Sosabravo creo especialmente para este galardón centropabliano.

Agasajamos a Alicia también en nuestro proyecto y colección de voces Palabra Viva, con el título Una Giselle cubana y universal que reproduce en audio varios fragmentos de entrevistas con la directora del Ballet Nacional de Cuba, realizadas a lo largo del tiempo por el reconocido periodista Orlando Castellanos. Allí Alicia relata cómo desde muy pequeña sintió que el baile era su vocación, cómo comenzó su formación en La Habana y cuándo conformó su técnica en Nueva York, donde fue fundadora del American Ballet Theater e interpretó su primera Giselle, que fue perfeccionando hasta lograr una versión muy personal, que le ha valido ser considerada una de las mejores -o la mejor- intérprete de ese ballet a escala mundial.Se trata de un material de indudable trascendencia, en el que la artista cuenta, a viva voz estos detalles de su vida, su formación, sus éxitos y sus proyectos…

En esta semana, marco de celebración de la cultura cubana, les proponemos escuchar esta capsula de audio que incluye además dos poemas: “Décimas por Alicia” escrito por Adolfo Martí y musicalizado por Celina González y “Saludo y homenaje a Alicia Alonso”, de Eliseo Diego, en la voz de Miriam Ramos, con música de Sergio y José María Vitier.

Y es así cómo, a través de estos recuerdos, desde el Centro Pablo mantenemos vivo el legado que nos dejó Alicia. Sin duda alguna, innumerables son y serán los homenajes que los cubanos y las cubanas brindaremos a su vida y a su obra maravillosa, que ameritan un lugar eterno en nuestra memoria.

COMENTARIOS

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

 

En Preparación

 Exposición «CUARENTENA» y presentación del libro «El Mundo después del Coronavirus»

 

 

Nuevas propuestas