CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

AMADO DEL PINO DICE ADIÓS A LA ESCENA CUBANA

Por: Karla Esquivel Báez

3 de Enero de 2017

Como por ironías del destino, el pasado domingo 22 de enero, Día del Teatro Cubano, se despidió para siempre quien fuera uno de sus más ilustres hijos. El dramaturgo, crítico y periodista Amado del Pino falleció a los 56 años en Madrid, donde residía con su esposa.

Su trayectoria literaria e intelectual lo consagró dentro y fuera de las tablas cubanas como uno de sus mejores exponentes.  Muchos recordarán además su participación como actor en la película “Clandestinos”, de Fernando Pérez, que lo hizo muy popular, y en 1994 en “Guantanamera”. Amado era así, multifacético, genialmente perspicaz y emprendedor. No en vano se ganó el cariño del pueblo cubano, hecho que pudo comprobarse por las calles de la Habana en el 2008,  con motivo de las I Jornadas Hernandianas en Cuba, organizadas desde la Fundación oriolana y el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Escribió la obra teatral “Tren hacia la dicha” (1987), y “El zapato sucio” (Premio de Dramaturgia Virgilio Piñera 2002), “Penumbra en el noveno cuarto” (Premio UNEAC 2003), “Triángulo” (2004), “Cuatro menos” (Premio Carlos Arniches, de Alicante, 2008), y “Reino dividido” (2011), donde pone a dialogar a Pablo de la Torriente Brau y Miguel Hernández. Esta última fue publicada por el Centro Pablo, quien también le ayudó, junto con la Fundación Miguel Hernández de Orihuela y  la Delegación  de Juventud y Deportes, en la investigación que sirvió de base para la creación de esta obra. La compañía Argos Teatro, dirigida por Carlos Celdrán, se encargó de su puesta en escena en Cuba y en varias ciudades de España, gira organizada por la Organización Miguel Hernández.

 

En 2008 recibió el Premio Internacional de Periodismo ‘Miguel Hernández’, promovido por la Fundación oriolana. En ese mismo año recibió, por “Cuatro menos cuarto”, el Premio de Teatro Carlos Arniches de la XVI Muestra de Autores Contemporáneos Españoles, del Ayuntamiento de Alicante. En 2013 publica junto a su esposa Tania Cordero “Los amigos cubanos de Miguel Hernández”, bajo el sello Ediciones La Memoria.

 

El Centro Pablo se suma a la profunda tristeza de quienes lamentamos la pérdida física de este grande de la dramaturgia cubana. Para su compañera de siempre, Tania Cordero, nuestro más sentido pésame. El próximo lunes 6 de febrero a las 6pm estaremos despidiendo en la sala Adolfo Llauradó a quien mejor supo darle honor a su nombre: Amado del Pino, Amado de Cuba, amado por todos.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios