CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

BÁRBARA DANE: DOS GRANDES RECONOCIMIENTOS DESDE LA CULTURA CUBANA

Por: Karla Esquivel Báez

11 de Enero de 2017

El pasado 22 de diciembre la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) reconoció como Miembro de Honor a la cantante norteamericana y activista por los derechos civiles Bárbara Dane por “sus méritos artísticos y su fidelidad a la causa de la Revolución Cubana y a su política cultural”, según expresara Miguel Barnet, máximo representante de la UNEAC, quien también la calificó de incondicional amiga de Cuba.

 

En 1966 se convirtió en la primera cantante estadounidense en viajar a la Isla tras la proclamación del carácter socialista de la Revolución, para efectuar una gira durante el verano de ese año y participar luego en la organización del I Encuentro de la Canción Protesta auspiciado por Casa de las Américas.

 

Ahora Dane, a sus 89 años, expresó emocionada su total  admiración a la UNEAC y a los artistas cubanos. Asimismo destacó el papel de Cuba en la cultura de la región: “A partir del triunfo de la Revolución, Cuba se convirtió en ejemplo cultural del mundo, figuras como Nicolás Guillén, Alfredo Guevara y Celia Sánchez, nos mostraron el camino… el nivel cultural de los artistas cubanos es importante; ustedes están en el frente de la batalla por la defensa de la humanidad, creo en el poder de la cultura y en ustedes, artistas y escritores cubanos”.

 

El Centro Pablo de la Torriente se unió tempranamente a las instituciones que han reconocido el papel de esta gran intérprete de música folk, jazz y blues. En el año 2008 se le hizo entrega del Premio Pablo en honor a la trayectoria artística de Dane y, fundamentalmente, a la intensa amistad que ha desarrollado con Cuba y con la Revolución Cubana desde sus inicios.

“La mayoría de lo que he hecho en mi vida ha sido influenciada por Cuba y su gente”, dijo en aquel momento al recibir el reconocimiento, una pieza de cerámica del pintor cubano Alfredo Sosabravo, otorgado de manos del director del Centro Pablo Víctor Casaus, quien definió la distinción como el más grande y modesto premio que otorga la institución desde 1996, año en que fue creado.

 

“Por su canción y compromiso, y su lucha a favor de los ideales de libertad y justicia”, según se expresara en aquella ocasión, es que se reconoció, hace más de 8 años, la vida y obra de Bárbara Dane por el Centro Pablo. La misma causa por la que vuelve en esta ocasión el homenaje a la artista norteamericana, esta vez de manos de la UNEAC.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios