CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

COMPARTIENDO SUEÑOS: ¡UNA LEVE PRESENTACIÓN!

Por: Centro Pablo

29 de Julio de 2021

Por Nairda Campadela

El alma de un oficio en ocasiones resulta difícil de descubrir. Con los sueños, por ejemplo, trabajan muchos: espiritistas, psicólogos, políticos… los sueños quedan utilizados, analizados, vendidos. El arte, en muchas de sus manifestaciones, los comparte.

El cartel, por ejemplo, puede ser una herramienta comunicacional para seducir, imponer o compartir sueños. Y durante mucho tiempo, se ha atendido a este soporte bajo esa égida ya forzada: el cartel, ante todo funcional, una herramienta de comunicación, un ente distanciado del arte, aunque asuma maneras artísticas. El cartel, como principio básico debe estar en la ciudad, en escaparates y vitrinas, no en galerías, y debe responder a una necesidad, llamémosle, aunque reductiva, promocional y/o propagandística.

¿Y qué presenta nuestra realidad (es de la que puedo hablar con conocimiento de causa)? Pues un deploramiento de las instituciones en términos económicos, fundamentalmente, que no puede asumir la real exigencia reproductiva del cartel. Por eso nacen nuevas estrategias que responden a momentos distintos. El cartel abandona las calles y asume la galería, desde ahí, discute sobre su evolución estética e infraestructural.

Las convocatorias, principal estrategia de hoy para la realización de cartel, llega a muchos y se reinventa a través de tópicos originales, especies de pies forzado que imponen a los cartelistas los retos más disímiles. No es, en muchos de estos casos, una petición personal o el ejercicio habitual por ser el diseñador de una institución o espacio determinado. Todo lo contrario, son abiertas e inclusivas, sin importar trayectorias o especialización, porque en un final, el jurado decantará al mejor cartel, al que comunique desde la manera más eficiente, original y atractiva.

Sin embargo, exposiciones como “Sharing dreams/Compartiendo sueños”, nacen de una idea que abarca la dinámica de las convocatorias y la trasciende. Este es un proyecto colaborativo, realizado a través de la gestión de instituciones como el Centro Pablo de la Torriente Brau, el Comité Prográfica Cubana, el Instituto Americano de Artes Gráficas (AIGA), el Centro de Diseño Cultural Transversal, entre otras, que se renovó, en cada edición, con cartelistas y temáticas nuevas, para así compartir sueños individuales, diálogos que barrieran las distancias entre Cuba y los Estados Unidos y que fructificaran en la defensa de un ente mayor y universal: el cartel.

Cinco excelentes exposiciones entre los años 2004 y 2008 fueron parte del resultado de este proyecto, incluyendo a casi setenta creadores de ambos países. Bajo temas como “Sueños por la paz”, “El amor lo conquista todo”, “El diseño en la cultura” y “El diseño y la música”, quedaron expuestos los intereses de estos cartelistas y de este proyecto que pretendió y alcanzó la elevación del ser humano por sobre diferencias territoriales e idiosincráticas.

El símbolo alcanza entonces un papel protagonista en el encuentro con un lenguaje universal. Todos desean comunicar su concepto y ser entendido en el plano de las ideas y sentimientos. En ocasiones más renovadores, en otras, más ortodoxas, los cartelistas cumplieron con un principio rector, el de colaborar y demostrar pluralidades, miradas heterogéneas a un mismo tema. El hilo del símbolo hilvana algunos discursos, mientras otros prefieren un poco la abstracción o escapar visualmente de maneras que pudieran creer reiterativas.

Lo cierto, es que el símbolo adopta formas cambiantes y coloridas que terminan por diluir las diferencias en un solo ente expositivo. Imposible a veces identificar al caribeño, colorido y barroco, o al frio y controlado norteamericano -ello si nos dejáramos llevar por estereotipos rápidos y leves que responden un poco a nuestras respectivas idiosincrasias-; pero es que los colores vivos, el control de la estructura, el barroquismo, y cualquier otra característica que pudiéramos mencionar, están en los representantes de ambos países que, con antelación, investigaron y dialogaron con la creatividad del otro.

No hay demasiadas diferencias, solo cartel, solo mensaje de paz, respeto y unión. Objetivo ese, el de compartir sueños, que quedó entrelazado en variadas sonrisas, en el gesto inevitable de la satisfacción.

COMENTARIOS

La Clave del Enigma

Listen to «Episodio 1» on Spreaker.

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido