CONVERSANDO EN TIEMPOS DE… “EL ARTE CONTEMPORÁNEO CONTINUARÁ DESARROLLANDO SUS PROPIOS CAMBIOS Y TRANSGRESIONES DURANTE EL SIGLO XXI…”

Por: Estrella Diaz

5 de Noviembre de 2020

“EL ARTE CONTEMPORÁNEO CONTINUARÁ DESARROLLANDO SUS PROPIOS CAMBIOS Y TRANSGRESIONES DURANTE EL SIGLO XXI…”

Por Estrella Díaz

La Doctora en Ciencias sobre Arte, crítica, editora y profesora de Historia del Arte, Carina Pino Santos, es una especialista que está constantemente investigando -como debe ser- y fruto de esas indagaciones es el abultado número de artículos, crónicas, reseñas, palabras a catálogos y reportajes sobre arte que se han publicado en diversos medios especializados en artes visuales ya sea en papel o de manera digital.

Carina, además, ha sido una colaboradora sistemática del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y, gracias a su pluma, contamos con varios artículos, ensayos, prólogos y críticas que bajo su firma ha publicado la institución en la Editorial La Memoria y en otras plataformas comunicativas. Con ella he tenido el gusto de compartir de manera profesional en múltiples proyectos y siempre he encontrado un juicio mesurado y una búsqueda profunda: sin ella saberlo, sus diálogos se convierten en verdaderas clases y, sus consejos siempre son altamente orientadores, algo que le he agradecido siempre.

Me consta que eres una profesional sumamente laboriosa, ¿qué has estado haciendo durante estos meses de confinamiento?

La verdad es que nunca imaginamos que viviríamos esta situación con la salud no solo en el país, sino en el mundo, con toda la crisis que ha traído consigo en otros ámbitos económicos, sociales y psicológicos. Amistades, vecinos, colegas del medio profesional coincidieron, cada uno por separado, en que esto se ha parecido mucho a una pesadilla nunca soñada. Afortunadamente una de las fortalezas que tenemos aquí es nuestro sistema de salud.

Si bien al inicio, como muchas personas, me sentí impactada por el riesgo, también me di cuenta de que había que ver la otra cara de la situación, por lo que aproveché para dedicar más tiempo a investigar sobre temas que ya había estado trabajando y a leer más. Y aunque, desde luego, me ha conllevado más gastos en pagos de datos por Internet, el hecho de realizar búsquedas y entrar en las redes sociales, me ha permitido actualizarme, incluso, más que antes en que una iba físicamente a actividades de la cultura.

Frecuentemente nos encontramos en inauguraciones de exposiciones u otros actos que tienen que ver con las artes visuales, algo que está, momentáneamente, detenido, ¿cómo has suplido esa carencia?

Recientemente me refería a esto en un texto donde recordaba cómo aún en marzo, cuando se orientó el cierre de las galerías y museos, la mayoría  de nosotros que vamos a exposiciones personales y colectivas, no pensamos que tendríamos este cambio, que he sentido más, desde el punto de vista social. Por suerte, hemos vivido hasta este final del primer cuarto del siglo XXI con la revolución tecnológica ya desarrollada, y pese a estar obligados a permanecer mucho en casa, sin embargo, hemos podido acceder mediante Internet, fundamentalmente desde nuestros móviles, a una considerable cantidad de obras de artistas visuales y de exposiciones virtuales.

Y aunque no puede compararse nunca la apreciación de obras de arte de forma presencial con la visión por la pantalla electrónica, desde luego que el hecho de estar cómodamente sentados o acostados, mientras vemos toda una exposición de Galería Habana u otro centro expositivo cubano, es una opción que suple cualquier carencia, como decías en tu pregunta. Gracias a eso vimos el concurso Post it 7 de jóvenes artistas cubanos en sitios web como www.behart.net, red colaborativa de artes visuales y hasta con una vista de 360 grados. Y realmente se trabajó mucho en el programa virtual por el Consejo Nacional de Artes Plásticas para que no se dejaran de recordar aniversarios artísticos o colecciones de nuestras mejores instituciones de arte.

Pero por otra parte, la verdad es que una ha extrañado a los colegas y artistas con los que a menudo nos encontramos, el trabajo presencial ante las obras y los intercambios  con los curadores de las exposiciones. Ese lado más social y amistoso que también nos equilibra la vida más difícil en la cotidianidad.

La pandemia ha afectado todos los órdenes de la vida a nivel planetario, ¿cuál consideras que es el mayor impacto que puede tener en las artes visuales en nuestro país?, ¿será solo económico?

Si pensamos primero a nivel global, incluso, los expertos coinciden en que, pese a las afectaciones económicas que han sido las más visibles, se ha constatado que respecto al sistema de galerías y de promoción, el uso del Internet y de las redes sociales permitió un amplio y eficiente acceso. Por ejemplo, es un hecho ya verificado, que detectaron que no era necesario tener que invertir enormes cantidades de dinero en varios eventos, que pudieron realizarse sin los tradicionales encuentros presenciales, ya que se solucionaron de modo virtual y más módico.

Yo no soy del campo de la economía de la cultura, y no puedo por tanto referirme a los problemas económicos que han sufrido nuestras galerías, museos, la comercialización y los aspectos promocionales. Mas sí creo que, desde un pensamiento cultural, podemos extraer experiencias positivas y sacar de estas el máximo de provecho que es el de los resultados de la difusión del arte cubano por Internet y las redes. Y no menos importante, ubicarnos en lo que falta por mejorar, creo que  es necesario ampliar los contenidos de nuestras artes visuales, perfeccionar los conceptos de diseño en la web, y hacer más profesional lo concerniente a una concepción editorial que deberá ser más extensiva y funcional en Internet.

 Muchos críticos afirman que el arte, en gran medida, es reflejo de la realidad, ¿cuál consideras que debe de ser la función del arte cuando el mundo arribe a la llamada “nueva normalidad”?

La multifuncionalidad de las artes visuales ha sido enfocada desde diversas teorías estéticas, filosóficas y conceptuales, y por tanto conlleva un amplio registro teórico-crítico. La pandemia, por supuesto, ha cambiado la vida en el planeta, nos ha permitido valorar más la importancia del respeto hacia la naturaleza y su conservación, porque de ese intercambio con el hombre han surgido varias enfermedades que aún se estudian por las ciencias. La pandemia ha sido, en específico, una etapa específica, vivenciada por los artistas y los actores del sistema del arte en general, dadas sus lamentables incidencias a nivel macroeconómico, social, político, y en otros órdenes. Todo ello es parte de un panorama internacional donde el arte contemporáneo continuará desarrollando sus propios cambios y transgresiones durante el siglo XXI.

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

 

En Preparación

 Exposición «CUARENTENA» y presentación del libro «El Mundo después del Coronavirus»

 

 

Nuevas propuestas