CONVERSANDO EN TIEMPOS DE…

Por: Estrella Diaz

8 de Octubre de 2020

“SUPERARME A MÍ MISMA Y PODER ENFRENTAR Y VENCER ESTE MOMENTO…”

Por Estrella Díaz

La compositora y guitarrista Marta Campos -nacida aquí, en La Habana, en el año 1954 y graduada del exigente y capitalino Conservatorio Amadeo Roldán– es reconocida como una de las principales referencias femeninas de la Nueva Trova Cubana. Su repertorio -que ha sido presentado en diversos escenarios de Cuba y países como España, Guatemala, Venezuela y Argentina- abarca un amplio abanico de autores como Sindo GarayMiguel MatamorosSilvio RodríguezPablo Milanés, Noel Nicola, Gerardo AlfonsoÁngel Quintero, José Antonio Quesada entre otros. En múltiples ocasiones la autora ha cantado en el espacio A guitarra limpia del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, institución que promueve y privilegia la trova y que, por más de dos décadas, ha acogido a las distintas tendencias y generaciones del movimiento, al que Marta se incorporó -como miembro pleno- en el año 1978.

La Campos es una trovadora que sabe llenar espacios y, sobre todo, atrapar a los públicos más diversos (y a veces dispersos). Quizás -además de su probada calidad-, su personalidad y permanente sonrisa sean la clave. En estos difíciles meses de confinamiento, se ha visto obligada a cambiar hábitos y costumbres.

En este tiempo de aislamiento social -inesperado y sorpresivo- he tenido que montarme el día a día muy diferente a como lo tenía establecido: con la familia, con los amigos, con el trabajo… con mi vida toda. He aprendido a organizar la cotidianidad de otra manera, a buscar soluciones que van desde las sentimentales, las domésticas y las espirituales, hasta las artísticas. También a quererme un poco más, a privilegiar la atención a mi espacio, para poder seguir creando y seguir haciendo canciones: superarme a mí misma y poder enfrentar y vencer este momento.”

¿A qué le has dedicado más tiempo, ¿al estudio y ejercicio diario del instrumento o a la composición?

El tiempo lo he aprendido a aprovechar mucho mejor, ya que tengo los días y me puedo organizar adecuadamente. Las dos cosas en mi van muy unidas; el ejercicio diario y la composición, la superación diaria es más constante ya que lo de componer y crear resulta un ejercicio muy espiritual, de una disposición más intelectual, de una entrega en el momento, una entrega conjunta de sentimientos y música, que puede llegar para mí, cualquiera de las dos primero. Organizar mi repertorio con mis canciones y otras que no son mías, repasarlas, profundizar en ellas, sacarle el encanto de cada una para mi disfrute y el de la gente.

Si tuvieras que valorar este difícil momento de Cuba y el mundo, ¿cómo lo harías?

Ha sido una experiencia dura e inesperada: caótica, desastrosa, sorpresiva que jamás imaginé. Nunca pensé tener que pasar por tal desastre y he pasado por algunos en mi vida.  La positividad y el optimismo siempre me han ayudado en la vida porque me van ubicando. Por otro lado, mi forma de ver las cosas me ayuda a relajarme y decir: ¡voy pa’lante! Sabemos cómo va el mundo con esta pandemia, cada país tiene su librito de cómo enfrentarla. Cada gobierno ha tenido sus estrategias que han sido, en algunos casos, muy buenas y en otros, regulares, malas y muy malas.

Cuba sigue haciendo lo imposible por salvar niños, adolescentes, jóvenes y ancianos, teniendo clarísimo la grave situación de nuestro país: mal funcionamiento de instituciones, bloqueo económico de Estados Unidos, ineficiencias de dirigentes a la hora de hacer cumplir nuestras leyes, el enfrentamiento a las ilegalidades, la crítica a lo mal hecho…Esa batalla se libra hoy en Cuba con el apoyo del sistema de salud pública que ha sabido enfrentar la pandemia con fortaleza y organización. Nuestra Salud Pública -que no deja de tener sus lunares- está entre las mejores del mundo, algo que ha sido reconocido a nivel internacional. Hay que seguir viviendo y haciendo vida.

¿Cómo piensas que será el mundo post Covid-19?

Debemos de ser mejores, sobre todo, humanamente. Debemos proponernos ser superiores en nuestro trabajo. Son muchas enseñanzas: fomentar la solidaridad, la entrega, la comprensión, el entendimiento de los problemas y el aprendizaje de saber vivir con ellos. Debemos ser optimistas.

COMENTARIOS

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

 

En Preparación

 Exposición «CUARENTENA» y presentación del libro «El Mundo después del Coronavirus»

 

 

Nuevas propuestas