CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

CRÓNICAS SEGUNDACITERAS PARA LA MEMORIA

Por: Aline Marie Rodríguez

13 de Febrero de 2017

“Amigo es como ser de nuestro ser, como continuación de sí mismo”, escribía en 1872 el Apóstol José Martí. Palabras que quedaron confirmadas en la primera acción del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en la 26 Feria Internacional del Libro. Homenaje justo y sincero al blog Segunda Cita, del trovador Silvio Rodríguez y también a la publicación del volumen Las crónicas de Segunda Cita, de Guillermo Rodríguez Rivera.

En el panel realizado en la Sala Nicolás Guillén, de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, moderado por Fernando Rodríguez Sosa, el poeta y cineasta Víctor Casaus refirió que el Centro Pablo quería comenzar con dos actos de homenaje: “uno a la presencia del libro de Guillermo y otro a la existencia del blog Segunda Cita, que dentro de poco cumplirá siete años y que cuenta con cinco millones de visitas de personas de todos los continentes”.

Al valorar la pertinencia en el contexto contemporáneo de un espacio como Segunda Cita, el trovador Silvio Rodríguez comentó que “los debates que habían en la primera década de la Revolución en la prensa, hoy están sucediendo en la web. Lamentablemente somos pocos los que tenemos acceso a esos debates que son tan importantes para mantener el espíritu activo, abierto y la mente funcionando en muchas direcciones”.

La nueva propuesta de Ediciones La Memoria, Las crónicas de Segunda Cita, de Guillermo Rodríguez Rivera, posibilita entonces el acceso a muchos de esos análisis, pues en casi trescientas páginas se reúnen los textos de la autoría del también ensayista y poeta que han aparecido, entre el 2010 y el 2015, en el blog del autor de Ojalá.

Textos que analizan no solo el complejo escenario internacional, sino también los principales temas de interés del contexto cubano actual. Volumen que incluye, además, comentarios de segundaciteros y de otros intelectuales cubanos que han discrepado o polemizado con los criterios de Guillermo. Las crónicas de Segunda Cita, incluido en la colección Coloquios y Testimonios, convierte en realidad una vez más el precepto centropabliano de preservar la memoria.

El trovador Silvio Rodríguez agradeció “al Centro Pablo y Víctor que hayan tenido la iniciativa de hacer este libro en Ediciones La Memoria y por supuesto a Guillermo que se haya dejado seducir por nosotros para hacerlo”.

En las palabras enviadas para la ocasión por Guillermo, leídas por su compañera Marlen López León, el también autor de Por el camino de la mar o Nosotros, los cubanos comentó sobre sus inicios en el periodismo y las razones por las que nunca decidió estudiar la profesión, pues para él “es una habilidad que se adquiere escribiendo y leyendo a los maestros, sobre la base de una formación humanística. El mayor de los periodistas cubanos nunca estudió periodismo. José Martí fue abogado y doctor en Filosofía y Letras”.

En su texto Guillermo también confesó las razones que lo han llevado a afirmar, en más de una ocasión, que Segunda Cita es su blog. “Ello se debe —precisó— a que casi nunca su director y yo tenemos opiniones enfrentadas. El secreto está en esas coincidencias que fue armando la vida. Cuando Víctor Casaus, otro cómplice generacional, ideológico y poético, me pidió que reuniera para editar lo que he escrito para Segunda Cita imaginé que ello no alcanzaría para un libro”.

Sobre la propuesta de crear un volumen que reuniera los trabajos de Guillermo, Víctor Casaus definió a su autor como un “polemista, un ensayista brillante” y explicó que “la idea surgió como participantes de Segunda Cita que somos”.

Sobre la relevancia de Segunda Cita, el también fundador y director del Centro Pablo destacó que es necesario “reconocer, felicitar y agradecer esa gestión liderada por Silvio de crear un espacio de debate, de reflexión, de búsqueda de solución de los problemas o al menos de conocimiento de los mismos, tanto en el ámbito nacional, como en el internacional”.

Como resulta habitual en las presentaciones del Centro Pablo y como colofón de esta primera acción en la Feria del Libro, la trova fue también protagonista. En esta ocasión varios temas del dúo matancero Lien y Rey, quienes invitaron a su pequeña hija Luna en el chelo y a Eduardo Herrera en el clarinete, pusieron punto final a este fraternal encuentro. Segunda Cita, las crónicas de Guillermo y Ediciones La Memoria, seres de un mismo ser, entrañables amigos.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios