El elogio oportuno a María Elena Molinet

Por: Centro Pablo

25 de Noviembre de 2019

«Este libro entrega a una entrevistada que no es una entrevistada más, sino que es realmente, a su vez, un personaje. Este libro es el diseño de la vida de María Elena Molinet, recogido, reunido, trabajado, por la periodista Estrella Díaz».

Así afirmaba Víctor Casaus, director-fundador del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, en la Librería Fayad Jamís, en el Centro Histórico habanero, al comentar el libro María Elena Molinet. Diseño de una vida, de Estrella Díaz, publicado por Ediciones La Memoria.

Este encuentro, como parte del espacio El elogio oportuno, conducido por el periodista y crítico Fernando Rodríguez Sosa, se dedicaba al centenario del natalicio de María Elena Molinet, galardonada, entre otros reconocimientos, con los premios nacionales de Teatro, de Diseño y de Enseñanza Artística.

El director del Centro Pablo recordaba, igualmente, la pasión, la vitalidad, que siempre acompañó a esta creadora –diseñadora, pedagoga, investigadora—, dueña de una personalidad arrolladora, de un espíritu incesante, sonriente, alegre, auténtica.

Nacida en Holguín, el 30 de septiembre de 1919, y fallecida en la capital cubana, el 6 de octubre del año 2013, María Elena Molinet, a lo largo de varias décadas de ejercicio profesional, legó una obra de imprescindible referencia dentro del diseño de vestuario para teatro y cine.

De gran alcance y trascendencia resultan, asimismo, su labor como profesora de varias generaciones de diseñadores, sus investigaciones y sus libros relacionados con su especialidad, entre ellos La piel prohibida (1997) y La vestimenta ritual tradicional de la Santería cubana (2008).

Estrella Díaz, la autora de las memorias María Elena Molinet. Diseño de una vida, explicaba en una entrevista reciente que esta creadora fue, de muchas maneras, fundadora, pero también iniciadora de una manera de hacer dentro del diseño cubano.

«Fue una mujer –concluía— que supo interpretar la vida desde cada uno de sus momentos. Hoy María Elena no está físicamente, pero está su vida en este libro, así que, quienes intenten acercarse a la intimidad de esta maravillosa mujer, los invito a leer estas páginas».

En el prólogo a este libro, publicado en el año 2014, en la Colección Majadahonda, de Ediciones La Memoria, Isabel Monal escribe:

El libro que ahora María Elena nos entrega desgaja en forma de recuerdos y vivencias, y a través de lo cotidiano de una vida, jalones esenciales del decursar del país, de empeños y desengaños, de alegrías y fracasos. Y leemos estas páginas como cuando la oíamos, siguiendo, encantados, el decursar de aquellos múltiples momentos de la nación que lo mismo nos conducen a las luchas de los mambises y el incendio de Bayamo, que a las charlas y tertulias con amigos hombres y mujeres de la creación artística que con posterioridad marcaron nuestro devenir. En todo momento se manifiesta lo mismo la pasión por las causas justas que el sentido del vivir intenso.

Víctor Casaus se refería, también, a la meritoria labor desarrollada por Estrella Díaz en el Centro Pablo, institución a la que esta periodista e investigadora de las artes plásticas cubanas contemporáneas se encuentra vinculada desde hace varios años.

Este encuentro en la Librería Fayad Jamís, en palabras de su anfitrión Rodríguez Sosa, servía para reconocer los empeños del Centro Pablo en el rescate tanto del legado del periodista revolucionario caído en España en defensa de la libertad del mundo como de la memoria de la nación cubana.

Como cierre de este homenaje, el director del Centro Pablo daba lectura a una carta de María Elena Molinet al Historiador de la Ciudad de La Habana Eusebio Leal Spengler, fechada en el año 2010, e incluida en el libro María Elena Molinet. Diseño de una vida.

El espacio El elogio oportuno –de la Librería Fayad Jamís, dedicado en esta ocasión al centenario del natalicio de María Elena Molinet— se propone, mensualmente, rendir homenaje a escritores, libros, hechos históricos e instituciones que arriben a aniversario cerrado.

Este encuentro, creado y conducido por Fernando Rodríguez Sosa, toma su nombre del aforismo martiano «el elogio oportuno fomenta el mérito; y la falta del elogio oportuno lo desanima», que aparece en las páginas del periódico Patria, en abril de 1892.

 

Prensa

COMENTARIOS

EVENTOS

 

 

CONCIERTO A GUITARRA LIMPIA «DEBO DESAPARECER» CON CARLO FIDEL TABOADA

EXPOSICIÓN DE CARTELES 20 AÑOS A GUITARRA LIMPIA

 

 

 

 

Nuevas propuestas