CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

EN LA FOTOGRAFIA DIGITAL EL úNICO PLAN B ES BORRARLA

Por: Estrella Diaz

8 de Noviembre de 2021

Entrevista con el diseñador y fotógrafo Enrique Smith

Por Estrella Díaz 

Fotos: Cortesía del entrevistado

Recientemente se dieron a conocer los premios del Primer Concurso Alicia Alonso International Dance Photography Contest y para los que trabajamos en el Centro Pablo es de gran alegría que fuera distinguido con una mención (en la categoría Dance Class), el diseñador y fotógrafo Enrique (Kike) Smith, un profesional que nos acompaña desde hace muchos años: ha participado y sido ganador y jurado en varias ediciones de los salones Internacionales de Arte Digital, ha diseñado –junto a la inseparable Katia Hernández- múltiples libros que han visto la luz gracias a Ediciones La Memoria y hemos disfrutado su trabajo como artista del lente en múltiples exposiciones personales y colectivas.

Con estos antecedentes establecimos el siguiente diálogo –vía correo electrónico- para conocer algunos detalles relacionados con su quehacer.

“La obra que obtuvo la mención es una imagen picaresca en la que me apropio de una fotografía existente en la pared y la contextualizo con el ambiente de la escuela de Ballet. Fue tomada el día que di una conferencia sobre fotoreportaje en el Ballet, respondiendo a la invitación del profesor Pedro Ángel González.»

Hace unos años realizaste en coordinación con el Centro Pablo un trabajo fotográfico muy novedoso relacionado con la refotografía, ¿eso ha quedado como algo pasado o es una línea que puede tener continuidad?

El término refotografía -como bien lo indica- es la acción de volver a fotografiar algo o alguien, en este caso locaciones, para comparar y ver como mínimo el paso del tiempo y contextos históricos. Existen varios colegas alrededor del mundo que llevan años inclinándose hacia esta técnica dentro de la fotografía, las más conocidas son las fotos de la Segunda Guerra Mundial en las que se trabaja una superposición entre la devastación y la reconstrucción del entorno.

Mi primera propuesta refotográfica surge al revisar algunas imágenes antiguas de La Habana. En conversaciones con el director y fundador del habanero Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, Víctor Casaus, surge la idea de realizar durante los días del XI Salón de Arte Digital, una exposición en la que se exhibiría una foto antigua junto a una foto actual del lugar en cuestión. Pero redondeando la idea, se decidió utilizar la figura de Pablo de la Torriente Brau y su estancia en La Habana como eje central.

Para el desarrollo del tema fueron convocados dos colegas, Yolanda del Amo, fotógrafa española y académica residente en Nueva York, y Alfredo Moreno, historiador y fotógrafo residente en España. Luego de revisar los materiales con que contábamos cada uno propuse la idea de montar la foto antigua en una panorámica del lugar para integrarlas, y así salió a la luz Pablo en Buitrago (La Habana-Nueva York), refotografías de Pablo, muestra que pudo verse en la Sala Majadahonda del Centro Pablo.

En el año 2012, también en la Sala Majadahonda, presenté la exposición Habana en dos tiempos. En este proyecto muestro un recorrido histórico por nuestra capital que comenzó con  una foto de la Plaza de Armas, anterior al 20 de mayo de 1902, día que se fundó la República. En esa imagen aparece la bandera de Estados Unidos hondeando en la sede del Palacio de los Capitanes Generales. Habana en dos tiempos transitó por nuestra historia fotográfica en distintos y puntuales momentos, y finalizó con la llamada Crisis de los balseros -acontecida en nuestro país a inicios de los años 90.

Con este trabajo quise rendir tributo a todos los fotógrafos que de forma anónima o reconocida, nos dejaron esas instantáneas para la posteridad. Como parte del proyecto tuve la oportunidad de grabar (en video) testimonios de primera mano sobre cuándo, cómo y dónde se tomó la fotografía original de algunos de los autores vivos como Ernesto Fernández, Rolando Pujol y Liborio Noval, lamentablemente fallecido unos días después de la mencionada entrevista.

En 2015, como parte del Foro Itinerante de Arte Urbano (FIAU), organizado por los proyectos Gigantería y Arte Corte, presenté una exposición en el barrio Santo Ángel que se tituló, valga la redundancia, El Santo Ángel y el tiempo. Las refotografías trabajadas se centraron en las emblemáticas calles Cuarteles, Habana, Tacón, Aguiar, Avenida de las Misiones, Peña Pobre, Cuba, Chacón, Compostela y el Túnel de la Bahía de La Habana.

Por supuesto que la refotografía es una línea de trabajo que puede tener continuidad, siempre vamos a contar con documentación en imágenes de nuestra gente, de nuestros momentos históricos, de cambios arquitectónicos, monumentales, y vamos a tener también nuestro punto de vista desde la actualidad, solo resta el tema a escoger y desarrollarlo con este peculiar tratamiento.

¿Cuánto de arte y cuánto de memoria puede encerrar una fotografía o una serie fotográfica?, ¿serán categorías excluyentes o complementarias?

Desde mi modesto punto de vista ambas categorías son complementarias, indivisibles e inseparables. Desde el instante de la toma de un escenario, en tiempo real, se pone de manifiesto un año, un mes, un día que ya es parte del pasado, de la memoria. El arte depende del contexto, de las texturas, de lo que quieras expresar y resaltar en ese momento. Es cuestionable y relativo porque incluso rompiendo las reglas compositivas de los grandes maestros, puede transmitirnos sensaciones agradables o desagradables. Pero es un punto de vista: siempre en la fotografía el momento de apretar el obturador es decisión única del que realiza la instantánea. No así en la pintura y otras artes, donde casi siempre puedes comenzar la obra de nuevo o corregir sobre la marcha. En la fotografía digital el único plan B es borrarla y perder ese instante, a diferencia de la fotografía analógica que nos deja -para siempre- el negativo.

¿Qué has estado haciendo, desde el punto de vista profesional, en este tiempo de pandemia?

Me he dedicado a la ardua labor de purgar mis archivos fotográficos. Hago fotos desde el 2003, pero a partir de 2007 es que considero mi trabajo verdaderamente profesional, entre otras razones, porque cuento con una cámara más competente.

Como diseñador sé que sigues, atentamente, las campañas publicitarias, ¿cómo evaluarías lo que se hace en cuanto a prevención de la pandemia y los adecuados comportamientos sociales?, ¿qué sugerirías?

En cuanto a las campañas -aunque no todo lo que se ha hecho está logrado- se reconoce el esfuerzo y la intención comunicacional, pero ojo, también la sobresaturación de información nos puede llevar por otro camino y generar una respuesta no adecuada por parte de la sociedad.

Por otra parte, el comportamiento social se ha fatigado y constantemente vemos en cada cuadra a alguien haciendo algo indebido que, por supuesto, puede tener desenlaces no deseados. El momento crucial que atravesamos exige mayor responsabilidad ciudadana. Es necesario que la gente entienda la importancia de la vacunación y el hecho de estar inmunizados.

Cuando termine la pandemia y regresemos a una vida parecida a la de antes, ¿qué es lo primero que harás?

Un momento como el que estamos viviendo nos ha hecho replantearnos muchas cosas. Uno puede tener incontables planes, pero sabemos que el regreso a una vida parecida a la de antes será paulatino y según orienten las autoridades pertinentes. Sueño con volver a mi trabajo como diseñador y fotógrafo, lo cual no quiere decir que lo hayamos abandonado, pero me gustaría retomar proyectos pendientes que han tenido que aplazarse por la pandemia. Recomenzar todo.

COMENTARIOS

COVIDIANAS

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido