CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

FELIZ 2017 \ CENTRO PABLO

Por: Centro Pablo

29 de Diciembre de 2016

AL FILO DEL AÑO 2017 QUE YA LLEGA,

EL CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

DESEA FELICIDAD, ANIMO Y FUERZA A LA GENTE AMIGA

QUE COMPARTE CON NOSOTROS LOS AVATARES DE ESTOS TIEMPOS QUE VIVIMOS,

RECORDANDO LAS FRASES QUE SIGUEN

Y ENVIANDO UN ABRAZO EMOCIONADO, QUÉ MÁS DA, EMOCIONADO

(COMO DIRÍA, EN SU MOMENTO, EL CHOLO CÉSAR VALLEJO)

Querido Raúl: (…)

Me es fácil pensar como el pueblo, porque me siento parte de él, parte íntima.  No quisiera nunca ser más que el pueblo.  Sólo por él estoy en la revolución.  Es abstracto y sencillo, como una mujer.  Es lo único que vale y el único que tiene razón.  Pero me voy, mi entusiasmo anímico me arrastra.  No sirvo demasiado para estas pendejadas de la política.  Digo: para mí el pueblo siempre esperará la revolución.  Aun cuando hable mal de ella, la estará esperando.  Cuando a un hombre se le va una mujer que quería, la odia, pero a cada recuerdo, se le alegra la emoción del regreso posible.  El pueblo hoy, cuando habla mal de la revolución, se equivoca sólo gramaticalmente; él quiere hablar mal, solamente de los revolucionarios, de los culpables a su juicio.  El pueblo quiere la revolución, porque la necesita.  En su momento estará dispuesto a todo.  Mas el pueblo es más sabio que muchos revolucionarios: no tiene de la revolución el concepto que tiene del calendario ni de los itinerarios de vapores o ferrocarriles.  El pueblo fue quien inventó la dialéctica.  Habrá que hacerle “su momento” para ir con él a la victoria.  Porque el pueblo, además, es humano.

Pablo de la Torriente Brau: carta a Raúl Roa, abril 20 de 1936

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios