CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

GIRA POR LOS BARRIOS 106: EN HONOR A QUIEN HONOR MERECE

Por: Shaima Legon

27 de Noviembre de 2019

GIRA POR LOS BARRIOS 106: EN HONOR A QUIEN HONOR MERECE

Por Shaima Legón

En este mes de festividades en La Habana, llegó la Gira interminable a su concierto número 106, con novedades y numerosos homenajes. Silvio y su equipo de imprescindibles estuvieron en el barrio de Los Sitios, ubicado en el municipio de Centro Habana, lugar por el que ya habían pasado en el 2011 con su proyecto de música y sueños. Aunque ubicado en las afueras de la muralla de la Villa de San Cristóbal de La Habana, muchas han sido las razones para celebrar, en ese lugar céntrico de nuestra capital, cuna también de nuestra historia y cubanía.

Novedosa ha sido la presencia del dúo puertorriqueño Más-Que-Dos en la tarima de esta gira que ha invitado a artistas de distintos géneros y estilos. Walter Morciglio y José Jorge Medina, emocionados por la invitación compartieron algunas palabras con nosotros entre los acordes y los versos de Silvio: “Nunca habíamos venido, aunque llevamos cantándole a la idea de Cuba por muchos años y bueno, ahora dijimos: vamos a ponerle cara a esa idea y ha sido sin dudas mejor de lo que nosotros esperábamos”. Sobre las características de su música y de la trova en la isla hermana comentaron lo siguiente: “Se habla de trova pero hablamos más de la canción de autor, nuestra música en particular ha ido mutando, lo que hemos estado haciendo es más como un folk  a la americana en español con algunos elementos de cumbia y reggae pero siempre con el norte de la canción. Y así es que tenemos la misma premisa de la trova”. De sus andares sin itinerario fijo entre las diferentes peñas de trova y poesía que se diseminan en la ciudad, surge la invitación de Silvio con quien comparten los ideales de librar las batallas necesarias a favor de la libertad en nuestra América Latina. Sobre la Gira interminable, los boricuas aseguraron que representa una hazaña necesaria y hermosa y demostraron su asombro ante la llegada a más de cien conciertos.

Y es así como cada concierto y cada visita resulta una sorpresa grata para los vecinos de los barrios y los espectadores externos nacionales e internacionales que giran junto a Silvio y su formación de músicos que a pesar de ser los mismos hace varios años, siguen sorprendiendo, aderezando con talento único cada tema, cada acorde. “Ahora les sigue un estreno” dijo Silvio con ironía, y enseguida sonaron los versos de “Ojalá”, que sí, ya tiene varios años, pero en cada barrio, en cada lugar que esta gira visita, llega al corazón de la gente de forma diferente, provocando el canto en coro de varias generaciones presentes. Sin dudas, “no es lo mismo, pero es igual” como nos recuerda una canción del trovador.

Siguiendo en el concierto, el cantautor regaló al público una suite de 4 canciones, con la pianística maravillosa de Jorgito Aragón, a quien Silvio vio en la cuna y que ahora acoge en el seno de este proyecto. Ente los cantos, en el público se escuchó un ¨!viva Chile! cargado de emoción, quizás buscando complicidad, ante el dolor y sufrimiento que actualmente padece ese pueblo al que Silvio tantas veces visitó y dedicó canciones, algunas que ya se han vuelto consignas para las lucha por la unión de esa Patria Grande latinoamericana en la que muchos creemos.

Y como si esto fuera poco, al finalizar, llegó el Septeto Habanero –de elegantes trajes y cubanía explosiva, grupo que también está cercano a su centenario, una institución cultural, con la que todos los presentes pudimos bailar y celebrar. Y qué más natural, además, que celebrar, a las puertas del Festival de Cine del Nuevo Cine Latinoamericano, a Santiago Álvarez, ese también centenario, gran poeta de la imagen y  hacedor de historias a quien se le dedicó este concierto. Por otro lado, en medio de la culminación de las obras de Eusebio y su Oficina del Historiador de la Ciudad,  se le entregó a la Dra. Onedys Calvo, directora del Museo del Segundo Cabo, un diploma de honor que la Asociación Santiago Álvarez: sin dudas un abrazo recíproco entre estos grandes hombres.

Y ahí no terminan los abrazos y homenajes inusuales: esa misma noche el Ministerio de Cultura le otorgó el Premio Gitana Tropical a la familia Rodríguez-González, por sus indudables aportes a nuestra cultura. Cuando pensamos que todo está hecho o dicho en estos conciertos, que podrían parecer un molde o maqueta que se repiten sin cesar, vemos que no, que están muy lejos de lo acartonado, que no solo se adaptan al lugar que visitan, se transforman; haciendo de lo normal lo inusual,  de lo repetido algo único, de lo viejo algo nuevo y ahí está su magia, que seguirá sorprendiendo y despertando emociones y la lealtad a sus seguidores.

 

Palabras de Víctor Casaus:

Queridos amigos queridas amigas esta está siendo una nochecita larga y hermosa. En este concierto están sucediendo una serie de cosas importantes. En primer lugar está el concierto mismo en esta decisión de Silvio de llevar la música a las propias puertas de los vecinos y ya se están cumpliendo 106 ediciones. Dentro de esas actividades está la donación de libros que varias editoriales cubanas y centros culturales hacen en cada barrio. En este caso, el equipo de los imprescindibles como dice Silvio, están entregando libros de la Editorial Ojalá y de Ediciones La Memoria a la escuela primaria República Bolivariana de Venezuela. ¡Viva la escuela y viva Venezuela también! Pero además hay otra iniciativa que siempre se ha hecho y es que ustedes mismos los participantes de este concierto, puedan traer libros de sus casas, que fueron de sus hijos o nietos, sobre todo infantiles y para adolescentes. Esta es una acción colateral muy importante. Y hoy tenemos un momento particularmente honroso para este propio concierto porque se trata de la entrega de un reconocimiento que otorga la Asociación Cultural Santiago Álvarez que preside Víctor Álvarez, hijo de Santiago. Este concierto como anunció Silvio al inicio, está dedicado al centenario de Santiago, ese extraordinario cineasta y hombre de la cultura y este homenaje está dedicado a la figura de Santiago y se ha decidido hacer entrega aquí de un diploma que otorga esa asociación cultural a personalidades de la cultura.

Yo quisiera llamar a la Doctora en Ciencias Onedys Calvo de la Oficina del Historiador, directora del museo del Palacio del Segundo Cabo, esa impresionante instalación interactiva que radica en la Plaza de Armas del Centro Histórico. Precisamente ella está aquí enviada por Eusebio, nuestro amigo y hermano a quien se le otorga en nombre de la Asociación Santiago Álvarez, a ese grande de la cultura, del pensamiento y del trabajo que es Eusebio Leal. En estos días hemos visto la cantidad y la calidad de los reconocimientos a la obra de Eusebio. Además de los numerosos reconocimientos académicos, también están el reconocimiento y el afecto de la gente de a pie. Eusebio es muy querido, reconocido en los grandes ámbitos de la cultura y del pueblo.

 

COMENTARIOS

EN PREPARACION

 

Presentación del libro  El mundo después del coronavirus, de Arístides Hernández (ARES) y Félix López

Exposición Cuarentena, dibujos de humor sobre la Covid 19, ARES

Realización de mural colectivo coordinado por Eduardo Abela y Eduardo Roca Salazar (Choco) para el espacio Abre la Muralla

 

Nuevas propuestas