HOY, CUBA HACE PIE EN MENDOZA CON DOS TROVADORES DE LA RESISTENCIA

Por: Centro Pablo

20 de Abril de 2018

[URIS id=7175]

(Tomado de Estilo)

La canción cubana de Noslen Porrúa y Carlo Fidel está de gira por las geografías argentinas con el espectáculo Nuestra voz para vos.

Por Pablo Pereyra - ppereyra@losandes.com.ar

Los  cantautores Noslen Porrúa y Carlo Fidel Taboada se han unido en un tour por el país presentándose en escenarios de Córdoba, Neuquén, Buenos Aires, Rosario y Santiago del Estero y por dos días desembarcan en Mendoza. 

El viaje artístico -organizado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, la legendaria institución cultural de la Habana- arrancó el 26 de marzo y se extenderá por el país hasta el 21 de mayo, con un repertorio que incluye las canciones de los dos últimos trabajos discográficos de los intérpretes: He visto de Carlo Fidel y No hay seguridad de Noslen Porrúa. 

Lo que traen juntos tiene un alto nivel de intensidad compositiva e interpretativa. Y se presentará hoy, a las 21, en la Sala Ana Frank (Maipú 230).

Tanto la guitarra como el juego de voces a dúo crean una atmósfera expresiva que nos remite a la esencia de la canción cubana, no sin insuflarle adecuadamente un toque de jazz y de folk isleño equilibrando su aliento tradicional con un halo de contemporaneidad y atemporalidad sonora. 

Porrúa

Noslen, de 33 años, nacido en Bejucal, fundó la banda Enfusión en 2007, pero desde 2015 continuó como solista con su guitarra acústica. 

En Cuba, ya es una figura reconocida en los medios, especialmente después de lanzar sus dos álbumes, el primero registrado en vivo, Barrio abrázame y más tarde, en 2014, Bendita indisciplina

Con la vocalista Jessica Zequeira Cruz comenzaron a presentarse como dúo, llamado Atemporal, con un repertorio que termina registrado en el disco No hay seguridad

Fidel

Para el niño Carlo, la influencia de la trova provino de su madre, quien cantaba las poesías acústicas que más conocía durante los largos apagones de electricidad en la barriada de Los Mangos, de la ciudad de Matanzas, a unos cien kilómetros de La Habana. 

Desde que abrazó la guitarra como instrumento en el octavo año de su escuela primaria, Carlo aprendió los primeros acordes imitando las canciones que escuchaba en la televisión, aunque, como en la mayoría de los trovadores amateurs, la mayor influencia la recibió del legado de Silvio Rodríguez.


COMENTARIOS

Nuevas propuestas


Custom Field Manager Powered By : XYZScripts.com