JOSE LUIS POSADA Y SU ÚLTIMA CIUDAD

Por: Centro Pablo

15 de Marzo de 2018

Jorge R. Bermúdez

José Luis Posada (Villaviciosa, Asturias, España, 1929 – San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba, 2002), es, tal vez, la expresión última y más acabada de la hybris hispano-cubana en nuestra cultura visual de la segunda mitad del pasado siglo. Quizás, en términos técnicos, esto explique su último proyecto gráfico, en el cual asume la técnica de grabado conocida como colografía, en razón de las posibilidades expresivas de los nuevos pegamentos y su cualidad de unir y sellar materiales con rapidez y resistencia a los efectos de la grabación. Particularidades de una técnica y un arte que bien pueden homologarse con el término gallego, en tanto gentilicio unificador de la identidad de todo español asentado en Cuba, como de la diversidad étnico-cultural propia de la nación cubana.

Al gallego Posada, como todos le decíamos, lo conocimos en la ya distante década del sesenta, en la casa que por entonces ocupaba el fotógrafo cubano Alberto Díaz (Korda) en el reparto Miramar, de La Habana. Y aunque nunca se llega a conocer del todo a un semejante (tal es la complejidad de la persona humana), el Gallego siempre fue un auténtico artista, y como tal, lo fue también ante la vida y el proceso revolucionario cubano en marcha. En términos políticos y artísticos, era de una sola pieza. Solo basta hojear su extensísima y excelente producción como caricaturista, para darnos cuenta de que estamos en presencia de una singularidad creativa mayor. Y el arte, cuando es verdadero, no miente. Esto explica que al inicio de la crisis política, económica y social por la que atravesó Cuba a inicios de los noventa, Posada fuera al reencuentro con su origen. De vuelta a su terruño cubano, trajo consigo un proyecto que daría en llamar La ciudad herida…

El proyecto en cuestión apuntó a ser un catalizador de todas sus experiencias y aspiraciones, sueños y fabulaciones de artista gráfico. Condición que a lo largo de su trayectoria profesional de más de medio siglo, se vio asistida por la originalidad de su talento creador y el dominio de las más variadas técnicas gráficas, en función de un ejercicio permanente de denuncia y crítica social. En consecuencia, talento y oficio siempre se conjugaron en su obrar, permitiéndole interpretar con verdadero arte los problemas más acuciantes del complejo y cambiante mundo que le tocó vivir. Esta actitud se hizo presente en todas las manifestaciones gráficas y plásticas que asumió. A saber: grabados, dibujos, ilustraciones para libros y revistas, escenografías, pinturas y, sobre todo, caricaturas.

De ahí que al proponerse un proyecto de envergadura mayor, un compendio, quizás, de todas las vivencias y experiencias acumuladas, que no eran pocas, buscara un cierre, una lección magistral desde una poética visual que pujó siempre por realizarse a partir del compromiso social y las exigencias estético-comunicativas del expresionismo más visceral. Su inesperada muerte en su querida villa de San Antonio de los Baños, el 25 de enero de 2002, se lo impidió… Pero solo en parte. Porque si bien la muerte al final se le impuso, como a todo humano, no por ello dejó sin las marcas de sus iniciales el nuevo derrotero que tomaría su obra. Este resultado postrero, interrumpido en su impulso inicial, es el que recoge las catorce colografías de la exposición La ciudad herida, que acogió la Fundación Museo “Evaristo Valle” de Gijón, España.

Para el pueblo cubano y, en particular, para su ámbito gráfico y plástico, el citado hecho expositivo reviste la mayor importancia e interés. Y, por supuesto, le hace un recordatorio a nuestras instituciones culturales y editoriales, en cuanto a la necesidad de revisitar y estudiar la obra de un artista de cuna española, pero con una trayectoria de vida y creación tan hija de su tiempo como de Cuba. Tal y como él se definió en una ocasión, cuando dijo: “Si más de la mitad de lo que somos es agua, la mía es tanto del río Ariguanabo como de la ría de Villaviciosa.” Así se habla Gallego.

 

COMENTARIOS

Centro Pablo en España

IMG_20180313_192635(1)
IMG_20180313_192716
Victor
vc zirica 04
anuncio cartel bilbao
vc zirica 06
vc zirica 02
Sin nombre