CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

LA BOTELLA Y UNA ANÉCDOTA SOBRE PABLO

Por: Leonardo Depestre

19 de Enero de 2021

SUCESOS DE LA HABANA DE PABLO

 LA BOTELLA Y UNA ANÉCDOTA SOBRE PABLO

 Por Leonardo Depestre Catony

La caricatura de Conrado Massaguer que acompaña al texto, publicada en Social de mayo de 1920 bajo el título “La voz de la conciencia” critica las tan comunes sinecuras que los cubanos prefirieron denominar botellas, uno de los ejemplos más evidentes de la corrupción administrativa. El policía, obsérvese, da la espalda al voceador, como quien se desentiende del asunto… o es cómplice de él.

La voz sinecura proviene del latín: sine (sin) y cura (atención), o sea, empleo o cargo retribuido que ocasiona poco o ningún trabajo. Data de la época medieval, en que la Iglesia establecía un beneficio concedido a ciertos clérigos para que llevaran trabajos de investigación sin tener que proporcionar servicios religiosos, es decir, sin tener almas a cargo.

Históricamente las sinecuras han sido proporcionadas por los gobiernos o los monarcas a cambio de favores políticos y hoy —porque perviven—, designan encargos de escasa responsabilidad y poco esfuerzo, pero que generan un buen nivel de vida. En algunos países, como en el Reino Unido y Canadá, tienen un carácter oficial, honorífico, y se conceden a los políticos vinculados al gobierno.

Esta anécdota la narran Zoe y Ruth de la Torriente, hermanas de Pablo:

 En 1922, el magistrado Trelles recomienda Pablo para trabajar en el Departamento de Adeudos del Ministerio de Hacienda, que entonces se llamaba Secretaría. El sueldo que percibía era de 166 pesos al mes, prácticamente una fortuna en aquellos tiempos, y más en la situación en la que estábamos nosotros.

 A los dos meses exactos del nombramiento, se presenta Pablo ante el doctor Trelles y le dice:

 -Vengo a informarle que ya no estoy trabajando. He renunciado al puesto.

 Sorprendido, el doctor Trelles le pregunta:

 -Pero, ¡has tenido algún disgusto en el trabajo? Mira que es un buen sueldo…

 -Precisamente —responde Pablo—. Es demasiado sueldo para no hacer nada…

Y yo soy demasiado joven para ser tan desvergonzado y cobrar sin trabajar.

Prensa

COMENTARIOS

LA CARABINA DE AMBROSIO

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

En Exposición

 Exposición «CUARENTENA» Caricaturas de ARES. Diciembre 2020 – Febrero 2021

 

 

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido