LEER LA MEMORIA EN COVID-19

Por: Fernando Rodríguez Sosa

29 de Octubre de 2020

UN INSÓLITO DIARIO DE VIAJE

Por Fernando Rodríguez Sosa 

Viajar es siempre una experiencia enriquecedora. Es una manera no solo de conocer nuevos escenarios, nuevas costumbres, nuevas tradiciones… Es, asimismo, una forma de ampliar conocimientos, de confrontar realidades, de crecer profesionalmente…

Este año 2020, a consecuencia de la pandemia que despiadadamente azota a la humanidad, los viajes han sido cancelados y se ha impuesto una nueva relación virtual que mantiene conectado al mundo sin peligro de contraer la mortal enfermedad.

Tan insospechada situación me ha llevado a leer libros de viajes y he encontrado, entre los títulos más recientes aparecidos en Cuba, un volumen singular: la primera obra publicada por el conocido, y reconocido, trovador Augusto Blanca, figura esencial del actual catálogo de la trova en la isla.

Se trata de Diario de mi primer viaje. Alemana-febrero, 1972 (Ediciones La Memoria y Editorial Ojalá, La Habana, 2019) que, como es fácil imaginar por su título, cuenta de las experiencias vividas por el artista al ser invitado al Tercer Festival de la Canción Política, en Berlín.

Son recuerdos, anécdotas, remembranzas, memorias, que el autor recrea, con imaginación y desenfado, a través de una narración matizada por la gracia y el humor cubanos, los días en que, acompañado por Silvio Rodríguez y Eduardo Ramos, llevó su canción más allá de las fronteras de la isla.

«Disculpen las torpezas literarias que pueda tener este relato –escribe Augusto Blanca–. Solo quise complacer el deseo de mi madre, que me pidió: “Anota todo para que no se te olvide nada”. Aunque ahora, después de tanto tiempo, al leerlo, me doy cuenta de que no he cambiado en mucho…».

Este diario se complementa con viñetas realizadas por el trovador, las letras de las canciones de Augusto, Silvio y Eduardo compuestas en los años 60 y 70 de la pasada centuria y una colección de fotografías que rescatan momentos de esa primera gira por la entones República Democrática Alemana.

En «Introducción de otro viajero», texto que sirve de prólogo al libro, Silvio Rodríguez rememora «aquella travesía como una maravillosa experiencia, llena de enseñanzas» e invita a leer «este insólito diario de viaje –ya lo verán– de mi querido hermano Augusto Blanca».

Autor de una amplia producción musical y discográfica, fundador del Movimiento de la Nueva Trova, Augusto Blanca (Banes, Holguín, 1945) ha desarrollado, por décadas, una activa labor relacionada con la escena y es creador de la Teatrova, un proyecto de integración de las artes.

Este fragmento del pasado –aseguran los editores de Diario de mi primer viaje…– da fe de experiencias o situaciones que el tiempo no ha alcanzado a borrar, entre ellas una gran amistad, un profundo amor por la familia y el anhelo de regresar a la Patria.

Leer libros como Diario de mi primer viaje. Alemana-febrero, 1972 permitirá conocer, junto a su autor, tanto los lugares recorridos, como también los sentimientos, las añoranzas, las nostalgias, que le acompañaron en su periplo. Será, a no dudarlo, como volver a vivir, con Augusto Blanca, su primer viaje.

COMENTARIOS

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

 

En Preparación

 Exposición «CUARENTENA» y presentación del libro «El Mundo después del Coronavirus»

 

 

Nuevas propuestas