LETRAS AFINES / LO QUE YACE A TRAVÉS DEL MAR

Por: Laidi Fernandez de Juan

30 de Septiembre de 2018

Por: Laidi Fernández de Juan

Los cubanos conocemos la historia de Los Cinco con suficientes argumentos. A un plano literario, el brasileño Fernando Morais llevó a escala de ficción esa historia, en la extraordinaria novela Los últimos soldados de la guerra fría, ampliamente difundida en Cuba. Resulta difícil repetir la experiencia de quedar atrapados por un mismo asunto, de forma general, y si se trata de un tema cuyo inicio, desarrollo y desenlace conocemos, más arduo aun. Sin embargo, el periodista canadiense Stephen Kimber, asume el riesgo, y en una obra fuera de todo límite en términos narratológicos, escribe Lo que yace a través del mar (Editorial de Ciencias Sociales, 2015), obra con la cual fue laureado con un importante premio (Mejor obra de no ficción Memorial Evelyn Richardson), en 2013.

Estructurado factualmente, según fecha, ubicación geográfica y horarios (hasta minutos, al estilo de la serie “24”), deja constancia de una versión irrefutable de cómo sucedieron los acontecimientos, de manera que no queden dudas de las complicadas intríngulis tejidas a lo largo de muchos años en relación con Cuba, y que dieron origen a la red de espionaje conocida como Avispa. La participación de terroristas, de organizaciones no cubanas (para bien, y para mal) quedan reflejadas en esta obra, cuya documentación es más que probada. Fuentes de distinta naturaleza (artículos, libros, entrevistas publicadas, intercambios personales entre los protagonistas de la historia y el autor) no dejan espacio a la interrogación. Todo está ahí, al alcance de los lectores. Lo que yace a través del mar, lejos de cualquier intención panfletaria, posee la garra del misterio, de un suspense armado con las herramientas de rigor, de manera que no pueda ser interrumpida la lectura. Kimber, quien confiesa que comenzó a interesarse por esta historia de los Cinco en el año 2004, mientras vacacionaba en una playa cubana, se adentró en la búsqueda de información confiable, que finalmente le permitiera elaborar la cronología exacta que constatamos en este libro. Indudablemente, su oficio de gran periodista colaboró de forma decisiva en la armazón atractiva del argumento. Al respecto, dos de los protagonistas de la historia, Gerardo Hernández Nordelo y René González Sehweret, dejan plasmadas sus opiniones en la edición cubana, de modo que avalan cuanto allí aparece.

Septiembre, 2018.

COMENTARIOS

Nuevas propuestas