CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

MAS QUE UN BUEN VINO, UN REENCUENTO AMOROSO, SINCERO Y CERCANO

Por: María Fernanda Ferrer

9 de Septiembre de 2019

Por: María Fernanda Ferrer

Concluída participación y los compromisos establecidos por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau de la Habana en la Feria del Libro de Mendoza, Argentina, tocó el momento para el acercamiento y el intercambio cálido en medio de un agradable frío mendocino: algo que, seguramente, se ampliará en los próximos días con otros amigos igualmente queridos.

Este jueves 5 de septimbre, temprano en la mañana, la propuesta fue visitar la bodega La Séptima, a unos 30 kilómetros de la ciudad: un sitio que para nosotros, los cubanos, es muy atractivo porque se trata de recorrer viñedos y asomarnos al exquisito y delicado mundo del vino: ¡toda una filosofía! que, realmente, nos es un tanto ajena porque estamos mucho más identificados con el tabaco y del ron, rubros importantes y esenciales de la economía de la Isla.

Nos sorprendió la bienvenida con el slogan: “Pasión y respeto por la tierra”. Para nadie es un secreto el maltrato que el hombre ejerce sobre la casa común, la casa de todos, nuestro planeta o la pachamama, según se quiera definir. Comenzamos una visita (guiada) por los vericuetos de un proceso productivo que se sustenta en la producción de uvas cultivadas en unas 150 hectáreas –más otras 150 en el Valle del Úco, muy cerca de la cordillera que rodea (¿abraza?) el lugar.

Cercados de barriles de madera francesa, norteamericana y húngara y de una tecnología de punta (que incluye dos barriles recién estrenados), conocimos algunos de los secretos o misterios del viñedo y nosotros, curiosos al fin, hicimos muchas preguntas. Todas fueron respondidas, pero no tengo la certeza de que fueron comprendidas: es un terreno que nos es atractivo pero distante.

Lo mejor de todo llegó de inmediato: el reencuentro, el diálogo, la discrepancia y el entendimiento. La pequeña comitiva cubana integrada por el poeta Víctor Casaus, el trovador Ángel Quintero, y la periodista y realizadora audiovisual Estrella Díaz estuvo todo el tiempo acompañada por la gentil y carismática Mercedes Rodríguez, profesora de fonobiología de la Facultad de Artes y por el músico cubano Rafael Quevedo, quien desde hace varios años vive, trabaja y sueña aquí en Mendoza.

El diálogo fue de intercambio y descubrimientos: se habló de la colosal obra de Silvio Rodríguez y de cuánto ha aportado a la cultura cubana y latinoamericana; también se evocó el quehacer de Alberto Tosca, trovador ya fallecido, que ha dejado canciones memorables como «Fe» o «Sembrando para tí», interpretadas por Xiomara Laugart, «voz privilegiada»; conocimos anécdotas de los momentos fundacionales del Movimiento de la Nueva Trova Cubana… y en ese punto, nuestro anfitrión y amigo Rafael Quevedo, visiblemente feliz, «por el reencuentro amoroso, sincero y cercano» brindó por Cuba ¡y nosotros con él!

 

 

Prensa

COMENTARIOS

EN PREPARACION

 

Presentación del libro  El mundo después del coronavirus, de Arístides Hernández (ARES) y Félix López

Exposición Cuarentena, dibujos de humor sobre la Covid 19, ARES

Realización de mural colectivo coordinado por Eduardo Abela y Eduardo Roca Salazar (Choco) para el espacio Abre la Muralla

 

Nuevas propuestas