CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

MURALEANDO CON… EDUARDO ABELA

Por: Estrella Diaz

30 de Noviembre de 2020

MURALEANDO CON… EDUARDO ABELA

Por Estrella Díaz

Eduardo Abela es un artista visual con una obra significativa que se asienta, sobre todo, en un finísimo humor con una gran dosis de ingenio que obliga al espectador a detenerse ante cada una de sus piezas para tratar de entender qué nos está intentando comunicar: quiéralo o no, heredó de su abuelo –el creador del legendario Bobo- la gracia de tratar los temas más espinosos con aparente ingenuidad.

En estos momentos Abela -a solicitud y petición del Centro Cultural Pablo de la Torriente– está inmerso en la organización / creación de un mural colectivo que aún está ejecutándose y que, cuando esté concluido, se ubicará en el espacio Abre la muralla, perteneciente a la planta baja de la institución. Hasta el momento los amigos/pintores convocados son: Eduardo Roca Salazar (Choco), Alicia Leal, José Omar Torres, Ernesto Rancaño, Diana Balboa, Yasbel Pérez, Betzy Arias, Roberto Daniel y el propio Abela.

En conversación exclusiva con esta reportera el pasado miércoles 25 del actual mes y, entre pincelada y pincela, Abela definió, desde lo conceptual, el argumento o estructura del mural: “nos apoyamos inicialmente en la imagen de los ojos de Pablo de la Torriente y a partir de esa imagen le propusimos a los artistas que se fueran integrando, pero siempre tomando como base la imagen de Pablo, que es muy fuerte. Cada uno de los artistas interpretan las funciones que ha tenido desde su nacimiento el Centro Pablo y que tienen que ver, por ejemplo, con la difusión de las artes, de la literatura, la trova, la poesía, el libro… Les pedimos que trabajaran sobre esas temáticas apoyados en los ojos de Pablo –que es además el logotipo de la institución- y que están ubicados en la parte superior central del mural.

Tienes una vasta experiencia como organizador de murales, ¿qué tiene de especial esta manera de hacer que hace que te involucres?

En lo personal me gusta mucho la idea de hacer murales porque uno aprende mucho cuando lo está organizando. Cada artista tiene una manera de hacer y eso te nutre. Es una hermosa experiencia y, a la vez, es como un experimento, ¡un gran experimento! involucrarse con otros artistas que van trabajando a la par tuyo.

Cada artista es muy individual y también nuestra expresión es muy individual porque cada cual trabaja en su taller un tanto aislado y éste es el momento en el que puedes ver a otros artistas –que puede que admires mucho- trabajando delante de ti . Sin duda, es una retroalimentación; es como cuando los músicos se unen en una gran orquesta para crear una sola obra.

Después de tantos meses de aislamiento es hermoso verlos trabajar codo a codo…

Es un gran regalo poder socializar gracias a nuestro trabajo. Todos a los que he llamado me han dicho: “¡qué bueno!, ¡qué alegría volver a unirnos!”.

Y unirnos gracias al Centro Pablo, es ¡mucho mejor! porque se crean lazos.

COMENTARIOS

LA CARABINA DE AMBROSIO

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

En Exposición

 Exposición «CUARENTENA» Caricaturas de ARES. Diciembre 2020 – Febrero 2021

 

 

Nuevas propuestas