PABLO BIÓGRAFO, PABLO BIOGRAFIADO

Por: Leonardo Depestre

4 de Enero de 2018

El alcance internacional de la personalidad de Pablo de la Torriente Brau va más allá del ámbito caribeño. La labor sostenida del Centro cultural que lleva su nombre, en La Habana Vieja, expresión en su escritura escrita y de la inédita, en la cartelística, en el testimonio, en coloquios, en la fotografía, en el documental, descubre un quieran sable acerca de las insospechadas aristas de una personalidad atrayente y abarcadora.

Con cuentos que pueden pensar que Pablo de la Torriente Brau ha sido tema de varias biografías ... y no es así. Sin pretensiones de ser concluyentes porque una afirmación categórica puede deparar sorpresas, que separamos solo Loló de la Torriente ha escrito su biografía. Loló era prima de Pablo, y su libro - Torriente Brau. Retrato de un hombre , aun cuando los aportadores son poco conocidos, resulta incompleto en su contenido. Loló fue ante todo ensayista y crítica de arte, su prosa es elegante, muy elegante, pero Loló no indaga en la vida de Pablo, su biografía no es el resultado de una investigación, es el relato de sus impresiones, recuerdos, vivencias, anécdotas .Es el Pablo que ella conoció, un Pablo personal que no lo abarca en su integridad. El libro de Loló de la Torriente es necesario, pero insuficiente. Nos deja lagunas.

Existe también trabajos que admiten la presencia de Pablo en algunos de los muchos sitios donde se detuvo, tanto en Cuba como en el exterior. Basan su información en los textos escritos por Pablo y en los testimonios de quienes lo conocieron. No constituyen, en ningún caso, un compendio, un súmmum integrador. Entretanto, el Centro Pablo tiene una cronología comentada de algo más de 20 páginas en las que el interesado puede hallar información sobre el héroe de Majadahonda. Bien analizado el asunto, es tarea de Hércules encerrar la vida de Pablo en una biografía.

Como biógrafo, Pablo tuvo dos proyectos, o mejor expresado, dos libros en preparación que, en cierta medida, ahí permanecen, irrealizados, mas no irrealizables. Puede sumarse un breve aunque profundo análisis de la vida de un tercer personaje, que sí concluyó.

Las dos biografías corresponden a Julio Antonio Mella y Gabriel Barceló. En carta a José Antonio Fernández de Castro del 8 de abril de 1935, desde Nueva York, escribe al respecto:

De este último (Barceló) tengo una biografía y también de Julio Antonio, otra de mis grandes "admiraciones antiguas".

En cuanto a la de Mella, escribe -igualmente a Fernández de Castro-, el 15 de julio de 1935:

Mañana me asignó un escrito a Olivín [Zaldívar, viuda de Mella] para ver si ahora está dispuesta a entregarme datos íntimos sobre Julio Antonio; como tú me ofreciste algún material "de primera mano", te recuerdo ahora el ofrecimiento. Me propongo seguir acopiando datos sobre su vida para escribir una biografía que comprenda ese período inicial de la revolución. Me revientan algunas comparaciones estúpidas. Y es necesario recordarle a la gente quién fue quién cuando nadie era nadie.

Obsérvese la acuciosidad con que Pablo afirma que estas biografías, las escrituras del conocimiento personal de los protagonistas, su inserción en el proceso revolucionario de los años 20 y 30, y de la recuperación de datos fidedignos. Aunque no escribió las biografías, sí publicó en el periódico Ahora sus estremecedoras impresiones acerca de Barceló y de Mella.

Otro interés biográfico más le entusiasmó, el de escribir sobre el revolucionario venezolano Carlos Aponte y su lucha junto a Sandino en Nicaragua. Sin llegar a escribir una biografía exhaustiva, sí compre un ensayo que publicó en tres obras dominicales de Ahora en 1935 bajo el título Frente a los yanquis y traidores , con tres entregas: "Episodios de la vida de un ayudante de Sandino", "Peleando" con Sandino "y" Peripecias por América ". Son estos testimonios resultantes de conversaciones con Aponte, un revolucionario temerario a quien Pablo admiró.

El proyecto biográfico que sí materializó Pablo de la Torriente fue, paradójicamente, el que dedicó a la vida y sobretodo la personalidad torcida de un individuo siniestro: el comandante Pedro Abraham Castells, supervisor del Presidio Modelo en Isla de Pinos, quien dijo: "Para mí un preso es como un palillo de dientes: lo uso, y cuando no me sirve, lo boto ".

El esbozo biográfico sobre Castells, que toma un capítulo de capítulos de su serie de reportajes La isla de los 500 asesinatos , es a la luz de nuestros días una lectura apasionante, de sostenido interés, ejemplo insuperable de periodismo de investigación y denuncia.

La caída prematura de Pablo de la Torriente en los lectores de las biografías que todavía esperamos. Más como todo en Pablo debería incluir un toque de humor, lo dejamos con esta frase en poco conocido, a su amigo Pedro Capdevila: "A [Antonio] Carretero, si lo ves, le notifica que queda autorizado para redactar mi biografía tan pronto como mar fusilado por las turbas fascistas ".


COMENTARIOS

Nuevas propuestas


Custom Field Manager Powered By : XYZScripts.com