CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Pablo: correspondencia carcelaria

Por: Fernando Rodríguez Sosa

15 de Julio de 2021

Por Fernando Rodríguez Sosa

Quizás hoy, en estos convulsos tiempos que vive la humanidad asediada por la incontrolable pandemia de la COVID-19, y motivado por el vertiginoso avance de las nuevas tecnologías de la comunicación, no se escriban esas largas cartas, esas que ya han quedado casi olvidadas en la memoria.

Leer cartas, sin embargo, es por lo general una experiencia enriquecedora, pues permite no  solo conocer las ideas, los pensamientos, las opiniones, de quien las escribe, sino también la época, el entorno, el momento, en que fueron redactadas.

Los invito a comprobar la certeza de esa afirmación, con la lectura de Cartas de presidio (Ediciones La Memoria, Colección Palabras de Pablo, La Habana, 2014, 320 pp), que presenta un conjunto de misivas enviadas y recibidas por Pablo de la Torriente Brau.

Como es fácil imaginar por el título del volumen, en este libro, con compilación, notas de y prólogo de Denia García Ronda, se reúnen esas cartas relacionadas con los periodos en que el aguerrido periodista revolucionario estuvo confinado en las cárceles del tirano Gerardo Machado.

Son cartas, muchas inéditas hasta ahora, fechadas entre los años 1931 y 1933, escritas casi en su totalidad en el mal llamado Presido Modelo, en la entonces Isla de Pinos, y dirigidas por el joven Pablo a familiares, amigos y compañeros de lucha.

Son textos desenfadados, matizados por el humor que identifica la prosa del autor de Aventuras del soldado desconocido cubano, en que no deja de reflejar su preocupación por los acontecimientos que marcan la tensa situación política vivida en la isla.

Así lo evidencia esta carta, enviada a su esposa Teté Casuso:

Castillo del Príncipe

13/8/931

Teté Casuso de Milión

Muy Nené mía:

Voy a ver si es posible aprovechar la amabilidad de Vidal Morales y de su mamá, para hacerte llegar este mensaje de tranquilidad y confianza. Quisiera que tú no estuvieras asustada ni dieras crédito a las bolas estúpidas. Aquí estamos seguros. Somos ya más de cincuenta y hay buenos compañeros. Nos han llegado malas noticias de la revolución. Que mataron a Hidalgo, a Peraza y a Baizán. ¿Qué hay de cierto? Ponte en comunicación con la mamá de Vidalito a ver si me puedes mandar un papelito con muchas estrellitas. Estate quieta y no salgas a la calle más que a lo justo. ¿Zupió ya feíta? Compláceme en esto, mira que yo estoy bravito. La quisieron maj, maj! ¡Más que siempre, feíta, loquito malo!

Milión.

Tengo ya una barbaza tremenda.

Junto a la correspondencia de Pablo aparecen, igualmente, una decena de misivas que le enviaron, entre otros, Raúl Roa, Juan Marinello y Jorge Mañach; así como una interesante colección de cartas remitidas por algunos de los reclusos que lo conocieron y hasta de sus familiares.

En el estudio introductorio a Cartas de presidio, Denia García Ronda asegura que estos textos «complementan la etopeya de aquel joven de recia personalidad, talentoso, humorista, campechano, solidario y sensible; pero, sobre todo, consciente, como buen revolucionario, de su deber con los hombres humillados y con la patria oprimida».

Un libro que testimonia, como la totalidad de la obra de Pablo de la Torriente Brau, los empeños, las luchas, los desvelos, de quien consagró su vida a defender, desde la prensa y desde la trinchera, el derecho y el deber de los hombres a conquistar la libertad.

Prensa

COMENTARIOS

La Clave del Enigma

Listen to «Episodio 1» on Spreaker.

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido