CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Pablo, Cronología por entregas # 14

Por: Leonardo Depestre

8 de Octubre de 2021

CRONOLOGÍA por entregas

Por Leonardo Depestre Catony

14- Se publica “Guajiros en Nueva York”

 —1936. 21 de junio. El semanario Bohemia le publica “Guajiros en Nueva York”, sobre una exposición del pintor cubano Antonio Gattorno. Por este artículo se le confiere póstumamente el Premio “Justo de Lara” en 1937:

Los guajiros han venido a Nueva York por la primera vez. Los trajo Antonio Gattorno, el pintor menudo y silencioso, que siempre se parece a sus cuadros. Tanto, que ahora ha venido a descubrirse que también él tiene, a pesar de su aire inconfundible de ciudadano pulido que ha visto ciudades y barcos, algo así como un alma de guajiro, recogida y tristona, que se manifiesta en lo exterior por esa fragilidad física y ese color palúdico, que él ha traído a Nueva York en los guajiros de sus cuadros, siempre impávidos, trágicos y silenciosos.

 Desde las ventanas de las galerías del French Institute, los guajiros contemplaron las últimas nevadas, y vieron, indiferentes, el asombro de los yanquis robustos y colorados, ante tanta amarillez en medio de tanto azul, de tanto sol resplandeciente. Después, muchos de esos guajiros se han ido, siempre indiferentes, siempre melancólicos, a adornar rincones de turistas viajadores. Uno de ellos, obtuvo un premio en Chicago. Y, en general, el mérito del conjunto ha sido recogido por algunos nombres de categoría. Tales, John Dos Passos y Ernest Hemingway.

 (…) Toda esta pintura última de Gattorno no gusta solo porque sea buena. Y es buena. El dibujo, siempre fino y humano, y el color, “lumínico” de las tintas; los contrastes entre los azules profundos, añílicos, de los cielos y los patéticos rostros amarillentos; los verdes potentes de los platanales y las palmas y la acusación roja de las tierras, son magníficos en sí, pero mucho mejores son por la intención lograda al usarlos. Porque no hay duda de que, sobre todo desde un salón próximo a la Quinta Avenida de Nueva York, todos estos cuadros han mostrado su clara motivación social. Han mostrado, ante rostros, rojos de todas las vitaminas, de todas las abundancias, el hambre de un pueblo entero, desconocido, pero falsificado. Por eso además, ha sido estupendo que no trajera rumberas, mulatas de solar y negros de bongó. Y no porque en todo esto, que también es verdad y que es parte vibrante de nuestra vida, la cara alegre de la tragedia, no haya también un empeño claro de interpretación nacional y social. Sino porque, sobre todo aquí en New York, a través de cabarets malos y de artistas peores, lo mismo que se ha falsificado a México y a la Argentina, se ha falsificado a Cuba.

18 de julio. Estalla la Guerra Civil Española ante el levantamiento militar sedicioso contra la República. Difícil resultaba entonces predecir el curso, el desarrollo de una contienda que involucró en dos bandos antagónicos al pueblo español  y que según numerosos autores devino preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Por tres años se prolongo esta guerra fratricida que enlutó a las familias y desangró a una nación. En Cuba se siguieron las acciones de una y otra parte e igualmente la sociedad tomó partido por una u otra, porque ambas tuvieron en la prensa defensores y detractores. Los sucesos del conflicto escapan a los motivos de esta cronología, además, el lector probablemente los conoce. Pablo está en Nueva York y solo sería testigo de sus inicios.

23 de julio. Pablo cuenta cómo es su día de trabajo:

Tengo que barrer y mapear un cabaret después que se va la gente, por lo que me levanto a las tres de la mañana y salgo a las tres de la tarde. Quiere decir que me anula el día, me rompe las comidas y solo me dan diez pesos sin ningún día “off”.

 

Prensa

COMENTARIOS

COVIDIANAS

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido