CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

PABLO EN LOS POETAS

Por: Leonardo Depestre

10 de Septiembre de 2020

Por Leonardo Depestre Catony

Existen muchos modos de aquilatar el ejemplo de un héroe, su personalidad, cuánto significó para sus compañeros, contemporáneos, y aun para quienes no lo conocieron personalmente.  Con su caída en Majadahonda, Pablo entró en una dimensión mayor: la de los símbolos.

El poeta Miguel Hernández le dedicó su ”Elegía segunda”, bien conocida, reproducida una y otra vez. Es un poema vibrante, escrito ante el cadáver insepulto del héroe.  Aquí, sin embargo, recordaremos a otros autores cubanos  que también se conmovieron ante la grandeza del ejemplo de Pablo. Son poemas escritos tras su muerte, la de un protagonista de la historia que dejó escasa poesía escrita por sí mismo pero que hizo de su vida un poema heroico.

Comenzamos esta muestra por Manuel Navarro Luna, Mongo Paneque, por quien Pablo sintió afecto y simpatía, tal como revelan las cartas cruzadas entre ambos. Para Navarro Luna, el recuerdo de Pablo será imborrable, helo aquí en “Salud, Comisario”:

Pablo de la Torriente Brau…

salud!

Los que lloran, que canten;

los que cantan, que luchen;

que luchen en las trincheras de la muerte y de las lágrimas… !

¡Hay que tirar la sangre,

hay que tirar el pecho sobre el pecho herido de España…!

En conversación con la declamadora argentina de visita en La Habana Berta Singermannn, Pablo llama a Regino Pedroso “nuestro poeta revolucionario”. Otros prefieren denominarlo el poeta obrero.  De filiación comunista, entre Pablo y Regino la admiración es recíproca. “Vencedor” se titula el poema del cual extraemos este fragmento:

Compañero de ayer, de ahora,

De mañana en el alba del tiempo.

Pablo de la Torriente Brau, más que épico lírico:

luz y tierra en el ansia,

en el anhelo,

en el vuelo del sueño,

en el dolor del mundo;

luz y tierra en el grito.

Me dijiste: «¡Voy a hacer cosas grandes!»

Y triunfaste: ¡Grandes cosas hiciste!

Niño, gigante, atleta

—¡risa, nobleza, ímpetu!—,

¿qué afán más alto y rudo

que disparar la vida

como un dardo de llama

a cielos de futuro?

Otro poeta muy importante, Emilio Balagas, católico, de muy vasta cultura y no menos vasta mirada, introspectivo, algo místico, que se vuelca hacia su interior, abre el diapasón de su verso en estas líneas doloridas:

Ya Pablo de la Torriente

apagó en tierra su voz.

Ya Pablo de la Torriente

está en todo lo que amó!

No llaméis a su ventana

porque no responderá;

que Pablo de la Torriente

no está;

que Pablo de la Torriente

salió.

No le toquéis a la puerta

porque no ha de abrir jamás,

porque la noticia es cierta:

murió

y Pablo de la Torriente,

el compañero valiente,

tras sí la puerta cerró…

Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí, siempre tan próximo a la tierra, a las raíces, lleva a Pablo hasta el oriente cubano para evocar su caída en España, en un paralelismo más que geográfico de sentimientos. Toda su admiración es poca y la revela así, entre doliente y combativo, Siempre en “monte bravo”, como apunta el poeta:

Desde Realengo Dieciocho

Pablo de la Torriente Brau

—síntesis del coraje de mil toros,

primavera de Cuba caída sobre España

para volver en fiesta de claveles rojos—:

¡si yo pudiera levantar tu cuerpo

perdido entre los átomos del polvo!

Si yo pudiera, Pablo, vendrías nuevamente

a tu amado Realengo Dieciocho

(Realengo de monte bravo,

verde cien veces punzó

porque no se resignó

al dolor de ser esclavo.

Rafaela Chacón Nardi, entre las grandes que murieron sin alcanzar el Premio Nacional de Literatura, multifacética —no olvidemos su trabajo comunitario con los niños de la playa El Cajío—, lírica, afinada y vehemente, siempre mujer, envía este “Mensaje a los mineros españoles”, dedicado a la memoria de Pablo de la Torriente Brau:

Ay, mineros de Asturias,

ay obreros de un mapa ya colérico…

Os acordáis de Pablo —nuestro Pablo—

muerto allí en suelo ibérico,

en esa nieve muerto?

Sabéis que aquí en mi Isla

decir «Guerra Española» es decir Pablo,

desangrada corola,

fiel corazón ardiente?

No hemos pretendido agotar un tema, el de Pablo en los poetas, solo ilustrarlo, y para ello hemos conseguido la complicidad de figuras importantes de la cultura cubana, que lo conocieran o no, llevaron a Pablo dentro de sí.

#PabloyNosotrxs

COMENTARIOS

COVIDIANAS

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido