CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

EN SABANAZO, CIERTO ENCUENTRO CRUCIAL

Por: Centro Pablo

5 de Julio de 2019

En aquel ya remoto año nace Celia

Por: Argelio Santiesteban 

Transcurre enero de 1920

Como delineante –él,  siempre multivalente–  va Pablo a Sabanazo, cierto punto oriental donde se construiría un ingenio azucarero.

Allí se encuentra  con Teresa Casuso Morín, una niñita de siete años.  Ninguno de ellos sospecha que serían, después, protagonistas de un amor espectacular. Y que ella le inspiraría esa joya fulgurante entre las dedicatorias literarias: “A Teté Casuso, muchacha”.

Pero… ¿Qué pasaba en Cuba entonces?

“…Asistían 20 [alumnos a la escuela] por cada 1000…”. (Fernando Ortiz).

Mientras tocaba su guitarra, en el habanero barrio de Jesús María, un infarto mata al trovador Patricio Ballagas.

Moisés Simons está dando a conocer su pregón inmortal, “El manisero”.

El alcalde habanero, de seguro un personaje con gran respeto por la cultura popular, adopta la sabia decisión de prohibir la salida de las comparsas en los carnavales capitalinos.

En el habanero barrio de Belén viene al mundo  un niño que será presencia imperecedera en la música popular cubana: Tito Gómez, quien para todos los tiempos se apropió de una canción mexicana que aún nos hace estremecer de rendido amor: “Vereda tropical”.

Nace el historiador Manuel Moreno Fraginals. Y Celia Sánchez, un monumento humano a la  sensibilidad y al callado heroísmo.

Alfredo Zayas y Alfonso va a ser inquilino de Refugio número uno, el Palacio Presidencial. Fue, a no dudar, un hombre ilustrado. Orador, jurista, historiador, lexicógrafo, periodista… Tuvo, además, un historial durante la lucha por la independencia, que le valió ser internado en aquellos infiernos que eran los presidios españoles en África.

Ah, pero llegada la República, demostró que para él Moral y Cívica era una asignatura pendiente. Qué casualidad: su esposa, María Jaén, obtuvo el premio gordo de la lotería.  Y él se erigió, en vida, una estatua.

Cuba produce casi la cuarta parte del azúcar mundial. Continúa una etapa de plenas vacas gordas, o sea, un período de cabalgante auge económico.  Se cuenta de un potentado cubano que, en una joyería europea, compró varias libras de diamantes para su esposa, como quien adquiere frijoles.  Pero vino la debacle, es decir, las tenebrosas vacas flacas. El país se hunde en la miseria.

Colapsan las obras del Capitolio. Asegura el periodista Rolando Aniceto que en aquellos abandonados terrenos se instala el primer anuncio lumínico que hubo en Cuba. Era una rana verde, con el siguiente texto: “El agua sola cría ranas. Tómela con ginebra La Campana”.

En USA está instalada la Ley Seca. Un joven y desconocido norteamericano se está dedicando a embarcar ron hacia su país. Se llamaba Ernest Miller Hemingway.

Mientras, en Sabanazo, cierto adolecente llamado Pablo queda fascinado por la mirada de la niña Teté. Años después, ella le enviará una amorosa carta diaria, mientras él estaba en prisión.

COMENTARIOS

EN PREPARACION

 

Presentación del libro  El mundo después del coronavirus, de Arístides Hernández (ARES) y Félix López

Exposición Cuarentena, dibujos de humor sobre la Covid 19, ARES

Realización de mural colectivo coordinado por Eduardo Abela y Eduardo Roca Salazar (Choco) para el espacio Abre la Muralla

 

Nuevas propuestas