CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

PABLO, ¿QUIÉNES INFLUYERON EN SU FORMACIÓN?

Por: Leonardo Depestre

5 de Septiembre de 2019

 

Biógrafos y estudiosos de la vida de los héroes se detienen e indagan sobre su formación desde la niñez y quiénes influyeron en esta. El asunto es de suma importancia y hasta decisivo en la formación de la personalidad.

Por supuesto que son varios los factores contribuyentes: la familia, los mentores, el medio, las circunstancias, el estudio, lo que se acostumbra llamar los valores inculcados. De que Pablo de la Torriente Brau tuvo una imaginación fértil, afición por la aventura y por lo heroico, dan fe los recuerdos de sus hermanas y sus propias lecturas.

En cuanto a personas, nos atrevemos a señalar cuando menos cuatro cuyos valores morales y paradigmáticos sin duda influyeron en Pablo, y no solo en su niñez, como veremos más adelante.

En primer lugar citamos a su abuelo materno, don Salvador Brau. Pablo sintió orgullo de ese linaje patriótico proveniente del abuelo, en quien se conjugaron las virtudes del pedagogo, la cultura del escritor y el amor patrio. Mucho escucharía Pablo hablar de Don Salvador a lo largo de su vida, en especial en Nueva York, cuando al desembarcar fue remitido a Ellis Island con la esposa Teté, y durante la tramitación de su autorización para permanecer en la gran urbe no se cesó de hablar de él y de su condición de nieto de don Salvador Brau.

Fue ese mismo abuelo quien puso en manos de Pablo una edición de La Edad de Oro, de José Martí. Y Pablo, más allá de las palabras, demostraría con su vida y obra haber bebido en la obra y la conducta martiana. En la biblioteca del Presidio Modelo tiene las Obras escogidas de Martí y se le rinde homenaje al Apóstol; en Nueva York, la Organización Revolucionaria Cubana Antimperialista (ORCA) tiene a su cargo el club “José Martí”, para agrupar a los revolucionarios en el exilio. Desde Nueva York, en 1935 aconseja al amigo Francisco (Paco) Villapol: “Lee a Martí de principio a fin”; un año después cuenta a su fraterno Raúl Roa como “doy por las noches lecturas sobre Martí”. Es la de José Martí una presencia constante en la personalidad de Pablo de la Torriente Brau.

Si don Salvador y Martí constituyen luminosas influencias tempranas en la formación de Pablo, es la de Rubén Martínez Villena, a quien conoce en el bufete de Fernando Ortiz, una influencia que llevará Pablo consigo hasta el final. Son elocuentes sus palabras sobre el magnetismo de Rubén:

Jamás conocí a hombre alguno con semejante atracción personal como Rubén Martínez Villena. Su órbita de influencia era tal que he conocido a infinidad de compañeros suyos de la lucha que jamás lo habían visto, que ni siquiera sabían su edad, su historia, las mil pequeñeces que constituyen, en el orden general, la filiación de una persona, y que eso no obstante hablaban de él con la seguridad y la certeza de quien nos es familiar.

A esta clase verdaderamente excepcional de hombres pertenecía Rubén. Su carrera política, su vertiginoso ascenso hasta la meta final del luchador revolucionario, dentro del campo obrero, militante, le hizo ponerse en contacto con enorme número de individuos y trabajar con ellos esos lazos tan difíciles de romper dentro del estrecho margen de la actual sociedad.

También una profunda admiración y afecto sintió Pablo por don Fernando Ortiz, de cuya sabiduría se nutrió y a quien llama “padre Adán” porque a pesar de los 20 años que median entre uno y otro, la amistad le permite la broma que en modo alguno cuestiona el respeto.

Tuvo Pablo excelentes mentores, forjó él una personalidad atrayente, aglutinadora. Tal vez se nos haya quedado en el tintero alguna otra influencia formadora, pero las aquí reseñadas contribuyeron a forjar en él el extraordinario carácter que fue.

Prensa

COMENTARIOS

EN PREPARACION

 

Presentación del libro  El mundo después del coronavirus, de Arístides Hernández (ARES) y Félix López

Exposición Cuarentena, dibujos de humor sobre la Covid 19, ARES

Realización de mural colectivo coordinado por Eduardo Abela y Eduardo Roca Salazar (Choco) para el espacio Abre la Muralla

 

Nuevas propuestas