CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

PABLO Y LA PRESENCIA DE LA MUJER EN LAS LUCHAS CONTRA MACHADO

Por: Leonardo Depestre

8 de Marzo de 2021

Por Leonardo Depestre Catony

La participación activa de la mujer en las luchas emancipadoras a través de más de 150 años ha sido tema de acuciosos estudios. Decisiva fue su presencia en el proceso independentista del siglo XIX y en el conducente al triunfo revolucionario en enero de 1959. También lo fue durante la lucha popular contra el machadato, aunque en este período, en opinión nuestra, el tema ha sido menos abordado, tal vez porque el empeño revolucionario finalmente se frustró.

Sin embargo, aun cuando afirmamos lo anterior, existe una nutrida documentación testimonial en libros de memorias y artículos de prensa, acerca de aquellas valerosas mujeres que arriesgaron sus vidas, sufrieron cárcel y persecución. Pablo de la Torriente Brau, quien vivió y fue partícipe destacado de aquel proceso, rememoraría y enaltecería en uno de sus textos (por cierto, no muy conocido) el rol desempeñado por las mujeres opositoras al régimen de Gerardo Machado. En “Las mujeres contra Machado” expone Pablo su propósito de que “se ponga a la vista del público la intimidad de la acción (…) que han desarrollado las mujeres en esta última faz de la lucha contra la tiranía de Machado. Es, en último término, una mera cuestión de justicia, en cuyo cumplimiento me agrada sobremanera intervenir”.

El texto pabliano, que él pretendió se publicara en la revista Bohemia pero no vio la luz sino mucho después, centra su atención en algunos momentos de especial relevancia por su significación pública y el riesgo que entrañaron.

Los pormenores que Pablo ofrece acerca del velatorio y entierro del estudiante Rafael Trejo, asesinado en la manifestación popular del 30 de septiembre de 1930, revelan el protagonismo de las mujeres en dicho suceso, en particular de Flora Díaz Parrado, Ofelia Rodríguez Acosta, Ofelia Domínguez, Loló de la Torriente, Teté Casuso, las compañeras de Trejo en la Universidad, grupos de estudiantes, normalistas y mujeres de todos los estratos de la sociedad.

También las mujeres organizaron el Comité de Homenaje a Trejo, salieron en manifestaciones, leyeron proclamas y algo muy arriesgado, marcharon hasta el Campamento de Columbia —hecho inmerecidamente olvidado que Pablo rescata— para entrevistarse con el coronel jefe de aquel distrito.

Allí, ante el coronel Castillo, Candita Gómez, nieta del Generalísimo Máximo Gómez, leyó el manifiesto de las mujeres:

Nosotras venimos, señores oficiales, en nombre de las mujeres cubanas, hijas y nietas de aquellas valerosas matronas que en la ciudad y en la manigua, ayudaron a conquistar la independencia confirmando con esto, que ahora y siempre, la mujer, la mujer cubana, ha sabido defender los sagrados derechos ciudadanos, aun a trueque de su vida misma. Venimos a pedirles protección, contra los inicuos atropellos de que hemos sido víctimas, por parte de la policía, que sirviendo de dócil instrumento, y olvidando los más elementales deberes que su misión le impone, ha cargado contra indefensas niñas, que no habían cometido otro delito que reclamar sus derechos.

El trabajo pabliano corresponde a hechos ocurridos en 1930, pero en los años siguientes, la presencia femenina en la lucha popular se acrecentaría aún más, El número de aquellas enviadas a prisión —además de la mayoría de las aquí citadas— puede, tal vez, dar la medida de la audacia de nuestras compatriotas, que tuvo su primera víctima en la joven santiaguera de solo 16 años. América Labadí, perteneciente a la Liga Juvenil Comunista, quien murió el 1 de agosto de 1933 durante la represión policial de una manifestación popular.

#PabloyNosotrxs

COMENTARIOS

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

Leer La Memoria en Covid -19

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido