CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

PABLO Y SUS COMPAÑEROS CUBANOS DE LA GUERRA CIVIL

Por: Leonardo Depestre

9 de Febrero de 2017

Se establece como fecha de inicio de la Guerra Civil Española los días 17 y 18 de julio de 1936, que se corresponden con los de los alzamientos militares contra la república. El conflicto puso en guerra fratricida a unos españoles contra otros, aunque en él tuvieron presencia otros países: Alemania e Italia, con la aviación, en apoyo de los nacionales o franquistas, y la Unión Soviética, que suministró armamentos y asesores militares a los republicanos. En apoyo de las fuerzas republicanas también acudieron los combatientes de la Brigada Internacional “Abraham Lincoln”.

El conflicto se prolongó por tres años y en sus comienzos nadie podía predecir ni el costo enorme en vidas humanas ni cuán largo sería. Acaparó las noticias de la prensa nacional e internacional entre 1936 y 1939, y las fotografías de los bombardeos a las poblaciones, de las ejecuciones, de los crímenes, atestiguan la ferocidad con que se disputó palmo a palmo el terreno. Después de la guerra quedó la secuela, la represión de los vencidos, las largas condenas de cárcel, los fusilamientos. El pueblo español ni  aún hoy se ha curado del todo de aquellos días. Es parte de su pasado y sobre todo, de su memoria.

Se conoce que del lado republicano participaron como miembros de la Brigada Internacional “Abraham Lincoln”,  poco más de 1 400 cubanos, cifra que constituye la mayor presencia —en proporción con el número de habitantes— entre los 54 países que aportaron combatientes a la lucha.

Pablo llega a Madrid el 25 de septiembre de 1936 y en sus primeros apuntes desde allí menciona a algunos cubanos ya presentes en España, entre ellos a Alberto Sánchez y a Moisés Raigorodski. No menciona a Policarpo Candón, aunque lo hará después y también será uno de los protagonistas de estos comentarios.

Nos detendremos en cada uno de ellos.

El comandante Policarpo Candón nació en 1905 en Cádiz, pero tres años después su familia se trasladó a Cuba. Combatió activamente el régimen de Machado, viajó a Estados Unidos, donde se exilió. A principios de mayo de 1936 llegó a España, se instaló en Madrid e incorporó a las Milicias Antifascistas de Obreros y Campesinos. Desatada la guerra, a finales de año se le asigna el mando de la 2.ª Compañía de la 1.ª Brigada Mixta de Choque que toma parte en las acciones de Majadahonda, donde tiene bajo su mando al comisario político Pablo, quien allí cae. Candón muere el 27 de enero de 1938 en Alfambra, durante la ofensiva franquista sobre la zona norte de la capital de Teruel.

De él, con fecha 28 de noviembre, Pablo escribe: “Regresamos a Madrid, a la Comandancia del Quinto Regimiento, donde nos encontramos a Candón, el comandante cubano, que será el jefe de nuestro segundo batallón”.

También el comandante Alberto Sánchez, sobreviviente de los sucesos de El Morrillo, Matanzas, en que murieron Antonio Guiteras y Carlos Aponte en mayo e 1935, está muy próximo a Pablo y junto a él recorre las trincheras. Había nacido en Güira de Melena, en 1915, aunque residió desde los cinco años en Pinar del Río. Se trató de un revolucionario activo desde finales del machadato, cuando era solo un adolescente. Embarcó hacia España e integró las brigadas de combatientes internacionalistas. Murió en el frente de Brunete el 25 de julio de 1937.

El 15 de noviembre Pablo escribe: “En Aravaca, me encontré a Alberto Sánchez, el cubano que ya también es comandante, sin tener aún 21 años”. El 17 Pablo abunda al respecto: “…hoy vine con Alberto Sánchez, porque nos han trasladado para Alcalá de Henares”.

A Moisés Raigorodski solo lo cita entre los cubanos que encuentra al llegar a España, pero ya se conocen, al punto que Moisés, muy contento, afirma: “Nuestra causa, el heroísmo con que la defiende el pueblo y la barbarie de los nazifascistas, la narrará Pablo como nadie”.

Raigorodski nació en Odessa, Rusia, en 1914. El padre sirvió como soldado en la Guerra Europea y al regreso de esta la familia emigró a Estados Unidos, aunque al hacer escala en La Habana decidieron permanecer. Tenía Moisés nueve años. Se dio a conocer en las luchas estudiantiles en el Instituto de La Habana, se afilió a la Liga Antimperialista, fue detenido, enfrentó al gobierno del presidente Carlos Mendieta y, muy buscado, embarcó clandestinamente hacia España. Perteneció a las milicias y participó en la guerra desde los primeros enfrentamientos. Moisés Raigorodski y Alberto Sánchez eran ya muy amigos en Cuba. Moisés murió en noviembre de 1936, en combate, en Alcalá de Henares.

Sorprende conocer que en su corta existencia escribió dos libros y fue segundo actor en la película El preso 113.

Policarpo Candón, Alberto Sánchez y Moisés Raigorodski estuvieron afiliados al Partido Comunista Español. Junto a Pablo, otros cientos de cubanos combatieron por la República Española.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios