¡QUE VIVA LA CASA ABIERTA!

Por: Centro Pablo

27 de Junio de 2018

El Centro Pablo saluda y felicita los propósitos y los resultados del Primer Encuentro Nacional de Trovadores Casa Abierta que acaba de culminar en Matanzas. Las ideas que animan a sus organizadores (el dúo de Lien y Rey, las direcciones de cultura de la ciudad y de la provincia, la Editorial Matanzas…) se resumen en el texto que publicamos a continuación. El Centro Pablo continuará colaborando sistemática y solidariamente con las siguientes ediciones del evento –como lo hizo en este con la presentación de los libros Que levante la mano la guitarra y Sara: una explosiva ternura y un conversatorio sobre los 20 años del espacio A guitarra limpia que estamos celebrando a lo largo de este 2018.

Hacemos nuestras estas palabras agudas, sinceras y necesarias.

PALABRAS DE RECIBIMIENTO
PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE TROVADORES CASA ABIERTA,
MATANZAS DEL 21 AL 24 DE JUNIO, 2018

El trovador es un equilibrista, un malabarista con su guitarra a cuestas, que es su casa dentro de la casa de todos y anda con paso de ciclo endemoniado, con esféricas botas de colores de nación, solo para cantar y repartir su canto, quizás para salvarse… para salvarnos. En estos días los trovadores pasan como tromba por la ciudad de Matanzas y esta les abre no solo sus calles, sus puentes, sus parques y escenarios, también sus oídos, sus párpados cansados del letargo, de la bruma, del silencio. Nos han convocado para convocar, para homenajear a los maestros y para perpetuar una de las más sublimes y honestas formas de expresión cubana. Matanzas carecía de este tipo de evento, a pesar de merecerlo por mucho tiempo, por su historia, sus creadores, su sobrenombre de Atenas de Cuba y porque ha sido cuna de tantos trovadores y cantores que hoy prestigian el panorama musical cubano.

No puede haber espacio para el desamor, para la desidia, la apatía, la mirada de reojo. En esta cita solo habrá espacio para la canción, la poesía, la reflexión y para ensanchar cada vez más los caminos de la belleza, en estos tiempos en que padecen la más estrecha angostura.

Damos gracias a todos por haber aceptado nuestra invitación, por venir a regalarnos lo invaluable, el goce de escucharlos y apretar sus manos, esas mismas que pulsan las cuerdas en con el riesgo eterno del equilibrio, del malabar perenne en la sobrevivencia de este circo que es la vida. Siéntanse libres, plenos, queda ante ustedes la Casa Abierta.

Lien y Rey

En la ciudad de Matanzas, 21 de junio, 2018

COMENTARIOS

Nuevas propuestas