CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Revolviendo en el Centro

Por: Estrella Diaz

17 de Julio de 2021

PLÁTANO: AYER ANALÓGICO, HOY DIGITAL

 Por Estrella Díaz

En el mes de abril del año  2007, es decir, hace catorce años se organizó en la Sala Majadahonda de la institución una muestra dedicada a El Plátano, lamentablemente ya fallecido, y quien durante muchos años se dedicó a retratar a los trovadores. El Plátano fue un creador muy querido por nuestra institución y es de gran regocijo evocarlo hoy.

Hasta finales de mayo es tiempo Plátano en La Habana Vieja; y no me estoy refiriendo, obviamente, a la “la planta herbácea de gran tamaño, provista de una raíz perenne o rizoma”. No. Aludo a la exposición fotográfica El Plátano digital en el Centro, muestra que puede verse en la Sala Majadahonda del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y que intenta recoger de manera muy apretada la trayectoria profesional de El Plátano, mucho menos conocido como Luis Hernández, carismático fotógrafo que desde los inicios mismos del llamado Movimiento de la Nueva Trova, cámara mediante, ha captado para los tiempos por venir el pulso de los trovadores cubanos.

La exposición incluye 48 fotografías digitales (a color y en sepia) en las que aparecen, por ejemplo, los trovadores Pedro Luis Ferrer, Sara González, Diego Cano, Samuell Águila y Frank Delgado, entre otros. Además 7 retratos (en blanco y negro) que corresponden a Silvio Rodríguez, Gerardo Alfonso, Noel Nicola, Marta Campos, Pablo Milanés, Santiago y Vicente Feliú y que fueron hechos, hace ya algunos años, con su vieja y hasta hace muy poco inseparable cámara Zenit.

También integran la muestra 14 retratos de El Plátano que realizó, en distintos momentos, el también fotógrafo Alain L. Gutiérrez, en esta ocasión, curador de la muestra.

Salta a la vista que Alain -en su doble condición de artista del lente y curador- captó y luego seleccionó imágenes que pretenden dibujar la personalidad de El Plátano, al decir de Víctor Casaus, director del Centro Pablo, “fotógrafo espontáneo que con su trabajo ha realizado una antología visual de la nueva trova cubana”.

El Plátano —afirmó, desde el humor, Casaus el pasado jueves 19 de abril durante la inauguración de la muestra organizada a propósito de los 60 años del artista— “es él y su figura como  mucha gente grande de la historia universal entre las que se encuentran, por ejemplo, El Quijote. Hay gentes que son solamente ellos y otros son ellos y su figura: ese es el caso de El Plátano, dialéctico y cambiante. A lo largo de los años lo hemos visto transformarse y en los últimos tiempos para bien. Eso nos alegra muchísimo”.

Asegura Casaus en las palabras del catálogo que “la nueva trova cubana tiene ya una larga memoria documental, en las fotos y las imágenes audiovisuales que han testimoniado la historia de esta importante manifestación de la cultura cubana”.

Y a reglón seguido reitera: “Entre los pioneros de esa labor memoriosa y activa ha estado

-está- Luis Hernández, a quien el cariño conoce como El Plátano desde su primera juventud trovadoresca. Para reconocer nuevamente la labor  de este entusiasta del lente y las guitarras y celebrar sus 60 años de edad, a la que arriba, cámara en mano, en el patio de las yagrumas, el Centro Pablo ha organizado esta exposición urgente que reúne las fotos más recientes que El Plátano ha realizado, incorporando audazmente las técnicas digitales.”

  Y dada a esa vocación cimera que tiene el Centro Pablo por mezclar e integrar decires, la fiesta por los 60 de El Plátano contó con un mini concierto de Voces del Caney —integrado por Mirta Bell, Dulce María Ibar y Sarvelio Montero—, agrupación que este año festeja los 40 de su creación y que se ha mantenido fiel a la trova como género.

Voces del Caney regaló sus versiones de “La tarde” (Sindo Garay), “Las perlas de tu boca” (Eliseo Grenet), “Si llego a besarte” (Luis Casas Romeo), “Reclamo místico” (Miguel Matamoros) y un Popurrí (bolero, bolero son y sones).

La tarde en el patio de las yagrumas transcurrió entre trova, cake, risas… amigos y es que El Plátano es, realmente, querido por muchos. Quizás por eso la trovadora Rita del Prado quiso regalarle estas dos décimas hechas desde el humor y el cariño.

No digo que oro parece

ni digo que plátano es

digo que es plátano, pues

el título se merece

ni pompa ni exquisiteces

acudirán a este día

simplemente la alegría de saberlo entre pintores,

amigos y trovadores

y un mar de fotografías.

 Tal y como Varela cuenta

en blanco negro y canción

ofrenda su vocación a una cámara sedienta

ha llegado a los sesenta

por la puerta principal,

transitando la espiral,

según el progreso lógico:

ayer, plátano analógico

hoy, plátano digital

Prensa

COMENTARIOS

La Clave del Enigma

Listen to «Episodio 1» on Spreaker.

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido