CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE…

Por: Estrella Diaz

25 de Noviembre de 2020

“SENTIR LA DESESPERACION DE LOS OTROS, QUE ES TAMBIEN LA MIA”

 Por Estrella Díaz

Carlos Guzmán -graduado en 1989 de la Academia de Artes Plásticas de San Alejandro y profesor de Dibujo, Ilustración y Pintura- es un artista que exhibe una poética visual muy personal: su mundo está regido, esencialmente, por la relación entre el hombre y la máquina y a partir de ese concepto desarrolla una intensa obra que esta signada, por qué no decirlo, por la belleza más exquisita. Su mundo onírico lo refuerza, también, con la vestimenta que deviene factor esencial que anuda el discurso de cada pieza: sus personajes están arropados con los más inusuales trajes que remiten, quiera uno o no, a esa etapa del desarrollo de la humanidad que se conoce como Renacimiento.

Con Guzmán -y por supuesto con su inseparable y eficaz Julieta- me une una hermosa amistad nacida, precisamente, del trabajo: de conjunto organizamos una muestra personal titulada Tiempo de collage que se exhibió en la galería de la Casa Carmen Montilla, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Con todos estos antecedentes -y otros muchos- nos “reconectamos”, en esta oportunidad a través del correo electrónico.

Desde hace un tiempo compartes tu vida entre La Habana y Ciudad de Panamá. En estos tiempos de pandemia, ¿qué has estado haciendo?, ¿en qué has empleado tu tiempo?, ¿cómo has llevado estos meses que, realmente, han afectado y estremecido a todo el mundo desde el punto de vista cultural y también económico?

 Los artistas tenemos la suerte de poder transformar nuestros sentimientos -buenos y malos- en arte; nos nutrimos de las experiencias cotidianas, del amor, del desamor, de las desilusiones y de las ilusiones. Ha sido duro ver a tantas personas sufriendo: el miedo, el encierro, fue moldeando una idea que, de pronto, salió casi sin darme cuenta.

Hacía mucho tiempo que no dibujaba a plumilla y en unos cuadernos comencé a plasmar cómo me sentía al estar aislado en mi apartamento. Así surgió un pequeño libro titulado Pandemia 2020 dibujos de cuarentena. Hacer este libro ha sido un acto de liberación, además de realizar varias series de cuadros de gran formato. He podido trabajar gracias al apoyo emocional de mi hija Camelia y mi esposa Julieta.

¿Qué ha sido lo más difícil de asimilar de la pandemia?

 Lo más difícil de la pandemia ha sido ver a tantas personas sufriendo, sentir la desesperación de los otros, que es también la mía, y la distancia.

El hecho de permanecer por temporadas, más o menos largas, en Panamá, ¿puede cambiar tu manera de pintar?, ¿hay algún elemento del país istmeño que se ha “colado” en la obra? 

Panamá es un país maravilloso, tiene mucho que ver con Cuba: el calor, la luz, las personas, el mar. Aunque estamos en el Pacífico, se  puede ver el Caribe en tan solo unas horas de viaje. Aquí en el Pacífico el mar se retira y deja ver grandes espacios de tierra, que se llenan de aves buscando alimentos.

Los tonos grises y carmelitas se mezclan con el azul turquesa del mar, a veces plata, dependiendo de la luz y es imposible que los tonos rosas, naranjas, violetas y grises del cielo al atardecer no seduzcan. Por eso en esta etapa están presentes en mi pintura, también hay aves e insectos acompañando a mis personajes.

No obstante, Cuba es necesaria y todo lo de ella viene, constantemente, a mi mente. La añoranza por Cuba, extrañar mi casa, mis otros dos hijos -Carolina y Miguel Ángel- que están en la Habana, me han hecho más reflexivo. Noto que en estas piezas los ambientes son más cargados de objetos, hay más detalles en las baldosas del piso y paredes, como tratando de retener lo que me pertenece en Cuba y que aquí añoro.

¿Estas involucrado con algún proyecto concreto para lo que queda de año?, ¿y para el que viene?

Proyectos tengo muchos, porque cada obra es un proyecto nuevo que sorprende y pinto a diario, pero para el próximo año tengo previsto una exposición en Austria y me gustaría, para la Bienal de la Habana, reabrir mi estudio en la Habana Vieja donde expondré mis últimas obras.

Si tuvieras que valorar este complejo 2020, ¿cómo lo harías?

 Este es un año histórico, que ha puesto a prueba a toda la humanidad y que ha sacado lo peor y lo mejor de nosotros como sociedad; se ha visto lo frágil y vulnerables que somos. Creo que va a haber un antes y un después de esto, por lo que la humanidad debe aprender de este momento tan terrible y dejar de cometer tantos errores.

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

EL REGRESO DEL JOVEN PABLO

BIBLIOTECA PABLO

PABLO Y NOSOTROS

LA MEMORIA DE VUELTA

LA CARABINA DE AMBROSIO

PALABRA VIVA

CONVERSANDO EN TIEMPOS DE …

BRUJAS : PROYECTO CULTURAL FEMINISTA

PODCAST

https://www.spreaker.com/show/al-oido